Ayuda Para Un Sobreviviente De Incendio Forestal Que Ayudó A Otros En Magalia, California

Región Noroeste  | 13 mayo, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
El equipo de Recursos y Recuperación en el Centro Comunitario de la Iglesia de Magalia, organiza y mantiene el almacenamiento de productos gratuitos disponibles, para los sobrevivientes de incendios forestales. Foto / Huan Xun Chan

Escrito por Huan Xun Chan
Traducido por Huan Xun Chan
Editado por Ida Eva Zielinska
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

Dentro de un espacioso salón en una iglesia comunitaria, la gente está ocupada moviendo varios artículos esenciales, como comida, ropa, artículos para el hogar y muebles. Al mismo tiempo estas personas también clasifican y arreglan los artículos. Dennis Holmes, instruye al equipo de voluntarios sobre cómo organizar todo en el amplio espacio, que actualmente sirve como centro de distribución de caridad. Como Gerente del Centro de Recursos y Recuperación de la Iglesia Comunitaria de Magalia, Dennis, se asegura de que el personal clasifique y muestre todos los bienes provenientes de donantes generosos de manera ordenada, para la conveniencia de aquellos que vendrán a seleccionar lo que necesiten.

Dennis Holmes, Gerente del Centro de Recuperación y Recursos de la Iglesia Comunitaria de Magalia, se asegura de que el personal coloque todos los artículos donados de manera ordenada. Fotos / Huan Xun Chan

“Es solo una guía, mostrando, lo que hay que hacer, y cómo hacerlo”, explica Dennis. “Tenemos un equipo bastante bueno; somos tan capaces, como todos nosotros. Cada vez, somos más y los más grandes de The Ridge y seguimos creciendo”. Nuestro objetivo es ayudar a “The Ridge”, Dennis se refiere a la subregión, que combina las ciudades de Paradise y Magalia, nombradas así debido a su terreno boscoso y su elevación. Un área única en el condado de Butte.

Antes del incendio Camp Fire en 2018, la Iglesia Comunitaria de Magalia, ubicada en Old Skyway en el área antigua de Magalia, solo funcionaba como un lugar de culto. Después del trágico desastre que cambió vidas, la iglesia extendió su función para servir también como un centro de recursos y recuperación abierto a todos los que han sido expulsados de sus hogares o afectados por los recientes incendios forestales en el área.

Después del incendio Camp Fire, la iglesia de la comunidad Magalia abre su espacio para servir como el único centro de recursos y recuperación de incendios forestales en esta parte del condado de Butte. Fotos / Huan Xun Chan

“Hay tantos en nuestra comunidad que están luchando después del incendio”, comparte Doreen Fogle, anterior miembro del personal, quien comenzó a ayudar en el Centro de Recursos y Recuperación en 2018, durante la primera Navidad después del incendio Camp Fire. Incluso años después, los sobrevivientes de incendios forestales llegan temprano para esperar en la fila los días de distribución. Después de presentar las identificaciones para el registro en la entrada, recorren los pasillos “comprando” y seleccionando los artículos esenciales que necesitan y que pueden llevarse a casa libre de costo.

Doreen Foglee fue una vez una voluntaria diaria que ayudó en la tienda de distribución de la iglesia y en el mostrador de facturación. Foto / Huan Xun Chan
En la entrada, hay una caja de carpetas de archivos que contienen información de recursos de recuperación del incendio Camp Fire organizada por Doreen Foglee. Foto / Huan Xun Chan

Dennis Holmes, quien está a cargo ahora, dice con orgullo: “No creerás cuántos cumplidos recibimos de la gente”. Además, hay una amplia selección de cosas disponibles para ellos, lo que sin duda es un alivio, como coincide Dennis, “Una vez que se van, se van felices con un puñado de comida. Quiero decir, obtienen pan, leche o huevos cuando los tenemos “.

Los sobrevivientes de Camp Fire visitan el Centro de Recursos y Recuperación para obtener comida gratis y otros bienes que necesitan. Foto / Huan Xun Chan

En el primer año después del incendio, el Centro de Recursos y Recuperación estuvo abierto cuatro días a la semana debido a la tremenda necesidad de la comunidad. Dennis y su equipo tuvieron que reabastecerse diariamente para asegurar suficiente comida y otros bienes esenciales para las multitudes que llegaban al día siguiente.

Aproximadamente ocho meses después del incendio, el centro encontró un aumento significativo en el número de personas que se mudaron a viviendas estables. En septiembre de 2019, aparecieron 327 nuevas familias que nunca habían buscado ayuda de caridad aquí, lo que también significaba que la gente estaba regresando a la zona. Sin embargo, a pesar de estos signos positivos de progreso en la recuperación, las estadísticas mostraron que muchas personas todavía vivían en automóviles o remolques, mientras que algunas se encontraban sin hogar.

En la primavera de 2021, Magalia Community Church, planea regresar a su papel original como lugar de culto. Sin embargo, esto no significa que las necesidades urgentes dentro de la comunidad hayan terminado. En consecuencia, el equipo está trabajando actualmente para reubicar el Centro de Recursos y Recuperación de la iglesia en la casa de bomberos de al lado, y luego ajustar la operación días y horarios más tarde.

Dennis Holmes no tiene planes de dejar su rol de gerente, expresando cuánto ama y cuánto está comprometido con el trabajo: “Es mucho trabajo duro, por mucho tiempo. Estoy aquí 24 horas al día, 7 días a la semana. Cuanto más sacamos, menos tenemos que hacer al día siguiente. Tratamos de mantenernos al tanto “. Al final de cada jornada laboral, cuenta que “estoy cansado, pero me encanta la casa móvil”.

Tzu Chi USA le donó la casa móvil a la que se refiere y donde reside actualmente. Dennis es un sobreviviente del incendio Camp Fire y perdió su casa en Paradise a lo largo del camino de destrucción del incendio forestal. “Viví en la propiedad durante aproximadamente un mes, y fue entonces cuando FEMA dijo que todos tenían que irse, entonces me mudé a Oroville. Vivía en la propiedad de otra persona junto a la represa”, relata Dennis, y agrega que permaneció allí durante varios meses.

Doreen reconoció a Dennis cuando llegó por primera vez al Centro de Recursos y Recuperación como un sobreviviente de un incendio forestal que buscaba lo esencial para vivir, tal y como lo había conocido en el vecindario de Paradise antes de que ocurriera el desastre. Un día, cuando regresó al centro, le preguntó al personal si necesitaban ayuda adicional.

“Fue justo después que instalamos la segunda carpa grande, y dije: ‘¡Por supuesto! Necesitamos voluntarios todos los días “, recuerda Doreen. Dennis vino a trabajar al día siguiente y no ha dejado de venir desde entonces, aunque al principio le exigía viajar de Oroville a Magalia y luego regresar cada día luego de ayudar.

Su dedicación fue solo una parte de lo que aportó al equipo, ya que también apreciaron las sólidas habilidades de liderazgo que mostró. “Necesitábamos absolutamente a alguien que se enfocará en mantener a todos a salvo aquí”, comparte Doreen, añadiendo: “Dennis intervino en el momento adecuado y ha sido un regalo del cielo”.

Sin embargo, el viaje de ida y vuelta de 80 minutos que realizaba a diario era largo y costoso por el gasto de gasolina. La carga financiera fue difícil de manejar para el veterano sobreviviente de incendios forestales quien contaba con un presupuesto que ya se extendía más allá de sus límites. En consecuencia, Judy, que trabajaba en el Centro de Recursos y Recuperación y estaba al tanto de la situación de Dennis, lo remitió a Tzu Chi USA para una posible ayuda.

La amabilidad de la iniciativa de Judy pronto floreció, ya que en septiembre de 2019, Dennis recibió una casa móvil donada por Tzu Chi USA y así pudo establecerse en el lugar en Magalia. Al mismo tiempo, también podría ayudar a cuidar de todo el campus de la iglesia comunitaria.

Dennis Holmes está muy agradecido de recibir el tráiler RV de Tzu Chi USA, ya que le proporciona un espacio personal para relajarse después de un largo día de trabajo pesado. Fotos / Huan Xun Chan

El remolque RV de 32 pies le da a Dennis espacio para relajarse de la fuerte presión y el fuerte trabajo manual que tiene como parte de su trabajo. “Puedo irme a la cama, me siento cómodo, tengo espacio, puedo cocinar, puedo sentarme, puedo poner la comida en los armarios”, dice alegremente. “Si no fuera por Tzu Chi, no tendría esto. Ha sido difícil conseguir ayuda para personas como yo. Me ocupo de todos los demás menos de mí “.

La conexión entre Dennis Holmes y los voluntarios de Tzu Chi se hace más profunda y más fuerte con el tiempo. Foto / Huan Xun Chan

Otra ventaja para Dennis es que ahora también se ha podido reunir con su familia. Su hija vivía con él antes del incendio y se mudó a la propiedad de la iglesia siguiendo a su padre. Dennis presentó con entusiasmo a su familia a los voluntarios de Tzu Chi, exclamando con alegría: “Ahora ella también vive en el lugar, así que puedo visitar a mi nieto todos los días”.

Dennis Holmes está feliz de ver a su nieta todos los días ahora que él y su hija viven en la propiedad de la iglesia. Foto / Huan Xun Chan

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁