Voluntarios de Tzu Chi lanzan una segunda ronda de distribuciones de alivio por los incendios de Dixie en Quincy

Región Noroeste  | 25 octubre, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
El incendio Dixie ha causado graves daños en las remotas ciudades montañosas del norte de California. Después del desastre, los voluntarios de Tzu Chi lanzaron rápidamente operaciones de asistencia y completaron una segunda ronda de distribuciones. Foto / Kitty Lu

Escrito por Christina Chang
Traducido por H. B. Qin
Editado por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suarez

Desde mediados de julio, el incendio Dixie ha generado daños severos en las remotas ciudades montañosas del norte de California.

El incendio Dixie comenzó el 13 de julio de 2021 y debido a la sequía, al clima caliente y a los fuertes vientos hizo que creciera al punto de que el 23 de julio, se convirtió en el incendio forestal más largo de la temporada del 2021 en California. Para el 6 de agosto, el incendio forestal se había convertido en el más grande en la historia del estado. Para el 27 de septiembre de 2021, el incendio alcanzó el 94% de contención, afectando 963,276 acres.

El 15 de agosto, los voluntarios de Tzu Chi comenzaron a distribuir tarjetas de débito prepagadas en la ciudad de Quincy. Y luego de una invitación de las autoridades del gobierno local en el condado de Plummer, los voluntarios se establecieron además en el Centro de Asistencia Local (LAC) en Quincy entre varios grupos de rescate. Los voluntarios realizaron una segunda ronda de operaciones de ayuda del 19 al 23 de agosto.

Minjhing Hsieh, director ejecutivo de la sucursal regional del noroeste de Tzu Chi USA congrega a los voluntarios de Tzu Chi a participar en los esfuerzos de ayuda en casos de desastre en Quincy junto con varios grupos de ayuda locales. Foto / Kitty Lu

El 19 de agosto y el 20 de agosto, cuando comenzaron las distribuciones, tres voluntarios de la región del noreste de Tzu Chi, asistieron a los sobrevivientes del incendio con mucho amor y cuidado. Para el sábado 21 de agosto, el equipo se expandió y aumentó el número de voluntarios. Luego los voluntarios de Tzu Chi, se prepararon para salir antes de las 6:00a.m. hacia San José, Pleasanton y Sacramento en un autobús lleno de materiales. Los voluntarios condujeron por seis horas para llegar a Quincy antes del mediodía y reunirse con otros de sus compañeros voluntarios. Varios voluntarios continuaron con el relevo el 22 y 23 de agosto para completar la segunda ronda de distribuciones.

El sábado 21 de agosto, voluntarios de la región noroeste de Tzu Chi USA partieron de San José antes de las 6:00 a.m., conduciendo durante seis horas para llegar a Quincy antes del mediodía. Foto / Bob Chen

Las tarjetas de débito prepagadas fueron los principales artículos de ayuda proporcionados. Los sobrevivientes del fuego Dixie completaron su solicitud y recibieron sus tarjetas en el lugar, para así llenar el tanque de combustible de sus vehículos o hacer compras de artículos de primera necesidad. Muchos sobrevivientes del fuego Dixie expresaron su agradecimiento por el alivio directo recibido, en los eventos de ayuda. Es por esto que expresaron: “Una tarjeta de débito prepagada es el recurso más práctico cuando no tenemos nada“.

Sonrisas alegres adornan los rostros de las familias locales mientras reciben tarjetas de débito prepagadas para alivio en casos de desastre, mantas y más suministros donados por Tzu Chi. Foto / Kitty Lu

En cinco días, un total de 243 tarjetas de débito prepagadas fueron distribuidas en adición a 209 mantas ecológicas, agradables al medio ambiente de la tecnología DA.Al y 105 alcancías de bambú.

Los voluntarios partieron con cámaras para realizar sus evaluaciones en la ciudad de Greenville. Fotos / Kitty Lu, Renee Liu

Siempre Listos Para Servirle A La Comunidad

Reggie es actualmente un bombero en el pequeño pueblo de Greenville, una de las áreas en que más fuerte azotó el fuego Dixie. Aunque la casa de Reggie tuvo la suerte de no ser afectada por el fuego, la estación de bomberos quedó destrozada hasta el suelo por el fuego. El Departamento de Bomberos del pueblo se movió entonces hacia Quincy para su despliegue en los esfuerzos generales de la extinción de incendios. El 20 de agosto, sin embargo, Reggie decidió pasar su día libre sirviendo a la comunidad de una manera diferente, poniéndo uno de los chalecos voluntarios característicos de Tzu Chi para ayudar a las personas en el Centro de Asistencia Local.

Durante la primera distribución del 15 de agosto, Danny Manning, un bombero local de Greenville, se sintió profundamente conmovido con el cuidado que sintió cuando vino a presentar su solicitud. Cuando comenzó la segunda ronda de distribución, Danny estaba de servicio y le pidió a sus compañeros del Departamento de Bomberos que le ayudarán con la distribución a Tzu Chi. La noticia llegó a oídos de Reggie, cuyo gran corazón, lo llevó a ofrecerse como voluntario sin dudarlo.

Reggie fue al centro de servicio temprano en la mañana y rápidamente se familiarizó con el proceso de distribución. Incluso explicó la causa y el concepto detrás de las mantas de la tecnología DA.AI de Tzu Chi, y además presentó las misiones humanitarias de Tzu Chi a los sobrevivientes..

Reggie, un bombero local de Greenville, ayuda a los esfuerzos de ayuda durante su día libre de Tzu Chi. Foto / Kitty Lu
Reggie, un bombero, se cambia a un chaleco de voluntario Tzu Chi y atiende a los sobrevivientes en el sitio de distribución. Foto / Kitty Lu

Brindar Ayuda Directa Y Sencilla Con Amor

Cuando Joanne y Dan Carter, ambos sobre los 70 años de edad, recibieron la noticia de evacuación de emergencia a consecuencia del incendio forestal. Ellos acababan de terminar de poner los cimientos de su casa en Greenville. La pareja entonces salió de Greenville en un trailer y se preguntó: ¿Por qué hemos sido atacados tan despiadadamente por los incendios por dos años corridos?

Joanne y Dan vivieron antes en el pueblo de Berry Creek al norte de California. En el verano del 2020, el Fuego del Complejo Norte, quemó la casa que construyeron con sus ahorros de toda la vida.

La pareja hizo todo lo posible por comprar un pequeño remolque para su albergue temporal, e hizo todo lo posible para recaudar fondos durante ese tiempo. Con la urgencia del desalojo, la pareja no pudo llevarse nada mientras huían de las llamas. Joanne se sintió conmovida por el alivio y la atención de los voluntarios por lo que expresó: “Estas tarjetas de efectivo son muy importantes; porque el sustento diario, se compone de gastos pequeños, como cepillos de dientes y pasta de dientes, y no queda nada. Actualmente, nuestra residencia temporal está a varios kilómetros de la casa en el área del desastre. Es muy importante que podamos conducir para hacer cosas, como regresar al área de desastre a visitar o a dar mantenimiento. Pero el combustible es muy caro, cualquier pequeña cosa puede ser de gran ayuda”.

Cuando Joanne vio la tristeza de los residentes de Greenville enfrentando la destrucción de sus hogares, también recordó todo lo que había experimentado el año pasado, especialmente al solicitar reclamaciones de seguros. Joanne tuvo que informar los artículos perdidos uno por uno para el formulario de solicitud, trayendo de vuelta todos los recuerdos asociados con ellos. Joanne deseaba decirles a sus nuevos vecinos y amigos que “Es posible que hayamos perdido nuestra casa, pero no podemos perder nuestro hogar”, y por lo tanto, compartió su experiencia de recuperación, luego del incendio.

“Tal vez Dios nos hizo encontrar dos incendios forestales seguidos, para relatar a los sobrevivientes que han sufrido la misma situación de que lo superamos una vez, y que también podemos superarlo una vez más“, declaró Joanne. “Estas dos experiencias nos han hecho saber que las personas que nos ayudaron después del incendio forestal del año pasado, están aquí nuevamente este año para ayudarnos. Algunas personas han estado cuidando a los sobrevivientes y no estamos solos“.

Joanne ha sido afectada por incendios forestales dos veces, pero sabe que no está sola y espera ayudar a otros a recuperarse. Foto / Kitty Lu

Betty Clifton tiene 93 años y también recibió una tarjeta de débito prepagada para ayuda en casos de desastre de Tzu Chi en el Centro de Asistencia Local. “Es increíble que un grupo que no nos conoce en absoluto haya enviado donaciones tan generosas. Es genial, y realmente les agradezco”, dijo Clifton con lágrimas de alegría y regocijo.

Clay, el hijo de Betty, ayudó a su madre durante el incendio para evacuar el área de manera segura. Afortunadamente, algunos amigos le habían ofrecido refugio temporal, pero Clay aún tenía que recaudar fondos para alquilar una casa para su madre lo antes posible y ayudar a encaminar su vida de nuevo. Al enterarse de las misiones de Tzu Chi, Clay expresó su más sincero agradecimiento y dijo: “Su donación y ayuda es tremenda para nosotros en momentos como este. Estamos muy felices de que hayan venido a ayudarnos”.

Betty, una sobreviviente de 93 años del incendio de Dixie acompañada por su hijo Clay, solicita una tarjeta de débito prepagada para ayuda en casos de desastre de Tzu Chi. Foto / Kitty Lu

Paul Newton es un sobreviviente del fuego Dixie que requiere un ventilador mecánico para ayudar a controlar los síntomas del cáncer. Su casa en Greenville, quedó devastada por el incendio. Al enterarse de su situación, y también durante la propagación continua de COVID-19, los voluntarios de Tzu Chi fueron al estacionamiento para manejar más fácilmente todas las solicitudes en las afueras del auto de Paul.

Paul se sintió profundamente conmovido cuando recibió la tarjeta de débito prepagada por lo que dijo: “Necesito pensar en cómo hacer un buen uso de esta tarjeta. Esta tarjeta definitivamente me ayudará mucho”.

Yung Ning Huang, un colega administrativo de la región noroeste de Tzu Chi, fue personalmente al estacionamiento fuera del Centro de Asistencia Local para manejar las solicitudes de Paul. Foto / Kitty Lu

Estamos Aquí Para Ustedes

El fuego Dixie ha estado ardiendo desde mediados de julio, su alcance es vasto y violento a pesar de los extraordinarios esfuerzos del personal dedicado. Dan McKeag, el Oficial de Información sobre Incendios de California estacionado en Quincy, explicó que “Los incendios extremos en las áreas montañosas del norte de California en los últimos dos años fueron causados principalmente por una sequía severa. En la remota área montañosa del norte de California, cuando era excesivamente seco con vientos fuertes, la propagación de los incendios forestales se aceleraría a la llegada de temporada de incendios forestales, y no fue fácil controlarlo”.

Dan McGuiger, oficial de información sobre incendios de California estacionado en Quincy, describe los planes de respuesta a incendios forestales para los voluntarios de Tzu Chi. Foto / Kitty Lu

Bomberos de todo el país vinieron para apoyar los esfuerzos de respuesta al desastre. Sin embargo, debido a la pandemia en curso, no pudieron reunirse en un hotel para descansar, sino que instalaron carpas en los sitios de las estaciones para mantener la distancia adecuada.

Debido a la pandemia en curso, los bomberos no pueden reunirse en un hotel para descansar y, en su lugar, instalar carpas en los sitios de las estaciones para mantener una distancia adecuada. Foto / Kitty Lu
Sally, directora jubilada de una escuela primaria en Quincy, trabajó varios días seguidos para ayudar con la distribución. Después de conocer la historia de las alcancías de bambú y la fuente de las donaciones, Sally donó USD$100 para apoyar en el trabajo de ayuda en casos de desastre por incendios forestales de Tzu Chi. Foto / CM Yung

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁