Luego Del incendio En Sierra Leona, La Fundación Budista Tzu Chi Se Asocia Con Locales Para Ayudar

Oficina Nacional  |  7 mayo, 2021
Un incendio arde en Susan 's Bay en Freetown, Sierra Leona el 24 de marzo de 2021. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa

Escrito por Dilber Shatursun
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

La noche del miércoles 24 de marzo de 2021, se produjo un incendio en un vecindario costero de Freetown, Sierra Leona, llamado Susan’s Bay. Es un área donde las viviendas – y las personas – residen hacinadas, muchos laboran en la faena de pesca, pequeños comerciantes, pero sobretodo viven en pobreza extrema. Como resultado, aunque más de 500 casas (que agrupaban 1,597 hogares) fueron quemadas en el incendio que se desarrolló, aproximadamente 7,093 residentes, desplazados, con poco más que la ropa que llevaban puesta. Unas 409 personas resultaron heridas. Para ayudar, la Fundación Budista Tzu Chi (BTCF) desde hace mucho tiempo, realizó una alianza con colaboradores locales. Algunas de estas organizaciones son Caritas Freetown, la Fundación Internacional de Socorro Healey, la Fundación Lanyi y la Cruz Roja de Sierra Leona.

Una animada comunidad costera, se reduce a cenizas después del incendio en Susan's Bay, Freetown, Sierra Leona. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa

Trabajando bajo la dirección de las autoridades gubernamentales y otras organizaciones no gubernamentales, los voluntarios en el terreno, realizaron evaluaciones rápidas y determinaron que la comida, el agua, el refugio y la ropa eran de suma necesidad. BTCF, se comprometió a financiar y proporcionar suministros alimentarios y no alimentarios que incluían bolsas de arroz, mantas ecológicas, agua limpia, ropa de repuesto y puntos de distribución de comida caliente. Junto con Caritas Freetown, BTCF estableció siete estaciones de ayuda separadas, donde los voluntarios de la comunidad podrían ayudar a cocinar y compartir comidas para hasta 2,000 personas durante las próximas tres semanas (una duración aproximada de 21 días).

Los residentes ayudan a cocinar alimentos frescos, en una de las siete estaciones de socorro. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa
Los voluntarios hacen fila, para llevar comida a los residentes lo más rápido posible. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa

Con experiencia de haber trabajado anteriormente en muchos de estos temas en Freetown, Ishmael Charles, explicó en una ocasión anterior que gran parte del trabajo de socorro de la asociación entre estas cuatro organizaciones se alinea con muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. “El ODS 6 habla claramente sobre el acceso al agua, el agua potable y el saneamiento. Y como una organización complementaria, una asociación, creemos que tenemos la responsabilidad de apoyar los esfuerzos del gobierno”, explicó Charles. A tales efectos, también se instalaron estaciones de lavado de manos (para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades y mantener la higiene) a lo largo de Susan ‘s Bay.

En condiciones de emergencia, la higiene, es fundamental para ayudar a prevenir la rápida propagación de enfermedades. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa

Entre los afectados por esta catástrofe se encuentran los niños, las mujeres embarazadas y lactantes, los ancianos y las personas con discapacidades. Con el fin de atender las necesidades particulares de mujeres y niñas, BTCF y sus socios también están preparando “kits de dignidad” para distribuir. Se incluyen toallas sanitarias, jabón para lavar la ropa y jabón de baño. Para aquellos con niños pequeños, las madres pueden recibir fórmula en polvo, pañales y comida para bebés. Dichos suministros brindan el consuelo necesario a los bebés, los niños y las mujeres que soportan situaciones de desastre y ayudan a mejorar las condiciones sanitarias y a prevenir la desnutrición.

Los niños, especialmente las niñas y las mujeres tienen necesidades específicas, que deben satisfacerse incluso en situaciones de desastre. Foto / Desmond Jones y Mohamed Dakowa

Del 27 al 30 de marzo, un total de 127 voluntarios trabajaron juntos para entregar 3.880 kilogramos (o más de 4 toneladas) de arroz que beneficiaron a 8.148 personas. Los voluntarios continuarán trabajando juntos para atender las necesidades inmediatas de los afectados, brindando consuelo, alimento y esperanza para el largo viaje que cada uno tiene por delante.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁