Ropa de Verano para los Refugiados Ucranianos

Oficina Nacional  |  18 agosto, 2022
Jieying Zhou, una Voluntaria de la Asociación Escolar de Tzu Chi (también conocidos como Tzu Shao) y su madre, Yunquan Lu, ayudaron a recolectar ropa para Ucrania. Foto/Shu Li Lo

Escrito por Shu Li Lo y Jihuan Xia
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

A principios del verano de 2022, la Oficina Nacional de Tzu Chi USA hizo un llamado a los residentes del sur de California para recolectar ropa de verano y enviarla a los refugiados ucranianos. Desde junio del presente año, voluntarios de la Asociación Escolar de Tzu Chi (también conocidos como Tzu Shao) han trabajado sus fines de semana y días libres categorizando la ropa. Ellos doblan la ropa con cuidado, metiendo en cajas, las cuales serán enviadas a Polonia y a otros países del este de Europa.

Un espacio lleno de grandes tesoros

La “Treasure Hut House of Good Fortune” es como una tienda de departamento pequeña con una amplia variedad de ropa, zapatos, utensilios para el hogar, juguetes, etc. Foto/Shu Li Lo

La ropa de segunda mano que recolectamos va a ser enviada a Ucrania y África. Los voluntarios categorizaron la ropa donada por la comunidad para que, por un lado se extienda la vida útil de las prendas y, por otro lado, para que las personas de la comunidad tengan la oportunidad de venir al campus a participar como voluntarios. Estoy muy agradecida de que el amor de todos se haya movilizado de esta forma.

Debra Boudreaux
Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA
Miembros Tzu Shao de Tzu Chi, guiados por los voluntarios, categorizaron todas las prendas de vestir. Foto/ Shu Li Lo

El proyecto ha sido liderado por la Oficina Nacional de Tzu Chi USA, incluyendo a Jihuan Xia, Jiamei Zhou y William quienes se encargan de la recolección, categorización y distribución de ropa nueva y de segunda mano en el sur de California. “Ellos han transformado la estación de recolección de ropa de segunda mano en una pequeña tienda de exhibición de ropa de temporada, zapatos, juguetes y productos  básicos, dándoles valor y alargando su vida útil.

Jiamei Zhou es un de los voluntarios recurrentes en “The Treasure Hut House of Good Fortune” de la Oficina Nacional de Tzu Chi USA. Foto/Shu Li Lo
Jihuan Xia, el voluntario a cargo del programa de reciclaje de ropa de segunda mano en la Oficina Nacional de Tzu Chi USA. Foto/Shu Li Lo

La gran variedad de ropa de segunda mano que se exhibe en “The Treasure Hut House of Good Fortune”, nombre que recibe este pequeño espacio lleno de tesoros de segunda mano, será enviada a Ucrania y complementará la escasez que hay en ese país. “Tenemos todo tipo de ropa, en diferentes tamaños, para diferentes temporadas, lo tenemos todo”, explicó Jiamei, “La ropa empacada para los ucranianos se puede recoger en “The House of Good Fortune” si es necesario. Cada caja que se enviará a Polonia contendrá un aproximado de 50 prendas de ropa”. Gracias al apoyo de esta tienda, cada envío a Ucrania siempre será sustancial.

Como pequeñas hormigas ayudantes

La fecha límite para recolectar ropa fue el 25 de junio del 2022, y luego que se realizó el llamado, una gran cantidad de ropa pudo ser recolectada. New Hope Chinese Mutual Association of Southern California respondió inmediatamente brindando veinte cajas de pantalones escolares completamente nuevos, y un templo Birmano donó camisas polo nuevas, añadiendo valor al envío a Europa del Este.

 Fue un trabajo duro organizar por categoría cada prenda de vestir que fue donada a la “House of Good Fortune”. El equipo que ayudó con este proyecto brindó valiosa experiencia categorizando, empacando y montando todo. La comunidad de voluntarios, Tzu Shao y los padres de los estudiantes del área , quienes brindaron sus fines de semana, actuaron como pequeñas hormigas ayudantes, organizando y doblando la ropa entre otros deberes. Cada voluntario encontró su lugar y se dedicó a su tarea para poder enviar los artículos.

Los voluntarios calificaron la ropa de segunda mano bajo la sombra de un árbol, la doblaron una por una y la enviaron a la tienda para empaquetarla.
Tzu Shao Weber Lai y Nan Zeng colocaron etiquetas de Tzu Chi en el exterior de cada caja. Foto/ Shu Li Lo

Solo soy un estudiante, no puedo dar la ayuda que quisiera dar. Empacar ropa para los ucranianos me permitió dar un paso al frente y ayudar a las personas heridas por la guerra. Es realmente una experiencia muy especial y significativa para mí.

Weber Lai
Tzu Shao

Yuyun Liu, cuya familia acaba de emigrar a California, trajo a su hija durante el fin de semana del 4 de julio para ayudar a empacar ropa. Liu consideró que esto sería como una celebración “Pensé que sería el regalo de cumpleaños más memorable para mi hija, ir con ella y ayudar, hacer algo por alguien que lo necesita”, dijo Yuyun Liu.

Mientras caminaba con una amiga en una excursión, Qiuyi Pu, descubrió que podía convertirse en voluntaria de Tzu Chi al hablar con ella, y poco después se encontraba trabajando durante el fin de semana del 4 de julio empacando ropa. Cuando se enteró de que la ropa que clasificaba se enviaría a Ucrania y África, se sintió aún más feliz haciéndolo. Ella dijo: “Sentí que este largo fin de semana fue especialmente significativo porque pude participar en la ayuda humanitaria a los refugiados de Ucrania y poder hacer algo bueno por la sociedad”.

Cajas de esperanza

Muchos niños en los EE. UU. que viven en situaciones más favorables, no pueden imaginar las dificultades y el sufrimiento de una guerra, pero los estudiantes Tzu Shao tienen las enseñanzas de la Maestra Cheng Yen: “Aquellos que están en paz deben ser el sostén de los que sufren”. Los estudiantes dieron sus corazones, contribuyeron con su tiempo y sus fuerzas para ayudar a los ucranianos que están sufriendo. Según Yunquan Lu, padre de un Tzu Shao, “es un buen ejemplo para que los niños demuestren su amor, para aprender que sus vidas son buenas, y para ayudar a las personas afectadas, es algo realmente significativo”.

Tzu Shao Kyle Chen (derecha) y Eddie Dhakal (izquierda) trabajan juntos para sellar cuidadosamente las cajas de ropa para evitar la contaminación durante el tránsito. Foto/ Shu Li Lo
Tzu Shao Weber Lai lleva las cajas a la estación de carga. Foto/ Shu Li Lo

Es un trabajo duro, pero vale la pena y me inspira a estar dispuesto a dar más en el futuro. Cada caja de ropa que empacamos no solo es un regalo de esperanza para los ucranianos, sino también una señal de nuestro amor y cuidado de ellos.

Eddie Dhakal
Tzu Shao

“Hacemos muchas cosas aquí que son significativas para los ucranianos y para nosotros”, señaló Tzu Shao Eddie Dhakal, “porque, mientras los ayudamos, estamos tratando personalmente de marcar la diferencia”.

“En los últimos dos días, clasificamos toda la ropa para asegurarnos de que estuviera en mejor forma”, dijo Tzu Shao Weber Lai, quien aprovechó sus vacaciones de verano para servir, “Sé que los ucranianos no llevaron mucho dinero o provisiones cuando se fueron de casa. Así que espero que esta ropa pueda ayudarlos y darles un poco más de seguridad y felicidad durante este momento difícil”.

Tzu Shao Kyle Chen Lo, estaba muy animado después de completar su día de trabajo y dijo: “Realmente siento que puedo traer más al mundo viniendo aquí para ayudar que quedándome en casa. La guerra entre Rusia y Ucrania todavía continúa y los ucranianos que están huyendo no tienen dinero para comprar ropa para sus hijos, así que estoy feliz de ayudarlos de esta manera.”

Tzu Shao Nan Zeng dijo: “Aunque nunca he experimentado un trauma como el que sufren los ucranianos, puedo imaginar el miedo que han de sentir. Empaqué y empaqué cajas de ropa con mis compañeros Tzu Shao. Saber que la ropa iría a quienes más la necesitaban me dio la energía para seguir adelante”.

Tzu Chi abre la puerta al amor, permitiendo que las personas bondadosas caminen junto a la bondad de Tzu Chi. No importa cuál sea la razón.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁