Amor y Compasión para Ucrania: La Importancia de Dar a los Demás

Región Sur  |  27 abril, 2022
La Región Sur de Tzu Chi aprovecha la oportunidad del primer evento de distribución de alimentos en 2022 para realizar actividades de recaudación de fondos para refugiados ucranianos. Foto/Jong Wu

Escrito por Penny Liu, Carolyn Chen, Jennifer An, Wendy Tang
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 el 2020, la región sur de Tzu Chi y el Banco de Alimentos en Houston, Texas, unieron fuerzas para llevar a cabo la distribución de alimentos para la comunidad. Estos esfuerzos se vieron afectados por las alzas de contagiados que iban y venían con regularidad. A finales del 2021, la distribución tuvo que ser suspendida de nuevo debido al gran aumento de contagios del virus. Afortunadamente, la pandemia ha disminuido permitiendo que estas actividades se reanuden. Gracias a esto la fundación ha podido llevar beneficios a 227 familias de la comunidad.

Estos eventos de distribución y actividades que benefician a la comunidad no se quedan solo en eso. Debido al estallido de la guerra entre Ucrania y Rusia, muchos ucranianos han dejado sus hogares. La fundación ha estado brindando ayuda humanitaria en Polonia y ha lanzado una recaudación de fondos internacional. Los voluntarios también encuentran la forma de ayudar a los refugiados dando a conocer los esfuerzos de recaudación de fondos durante el evento de distribución en Houston.

Oraciones para los refugiados ucranianos

Los voluntarios oran juntos por los refugiados ucranianos en el Jing Si Hall. Foto/Jong Wu
Las lágrimas de los refugiados ucranianos llegan al corazón de todos a pesar de la distancia. Foto/Jong Wu

El día de la distribución de alimentos, los voluntarios se reunieron en las instalaciones Jing Si Hall de la sede sur de Tzu Chi, para orar por la paz y bendición de los refugiados ucranianos. Luego de esta actividad tan importante, se dio inicio a los preparativos para la distribución de alimentos.

Rápidamente, los vehículos y las personas comenzaron a ordenarse en filas para recibir sus alimentos. Los voluntarios utilizaron este momento para acercarse a los beneficiarios y  explicarles la campaña de recaudación de fondos: “Amor y Compasión para Ucrania”, e invitar a los residentes de la comunidad a unirse a la donación. La mayoría de los participantes no lo pensaron dos veces y donaron lo que tenían a su disposición. A pesar de los problemas económicos que pueden enfrentar las personas que atendieron al evento, muchos se llenan de compasión y empatía hacia los refugiados y se unen a la buena causa.

Las voluntarias de Tzu Chi Jennifer An (derecha) y Wendy Tang (izquierda) solicitan donaciones de personas que esperan recibir los suministros. Foto/Jong Wu

Un guardia de seguridad que frecuentemente llega a asistir durante estos eventos de distribución, vió a los voluntarios dando a conocer la recaudación de fondos y les entregó 100 USD sin pensarlo. Él les dice que le alegra mucho poder hacer su parte para ayudar a los refugiados ucranianos e insistió en la importancia de hacer buenas acciones en anonimato.

La voluntaria Wendy Tang es una nueva integrante del equipo de voluntarios y este evento fue el primero donde participó en la recaudación de fondos. Ella expresa su experiencia durante el evento y dice, “Esta es una experiencia especial para mí, porque siempre hay situaciones inesperadas. Quiero aprovechar el tiempo para explicar la filosofía de Tzu Chi y presentarles a todos la actividad de recaudación de fondos para los refugiados de Ucrania. Aprendo a ajustar mi ritmo de habla y estilo de presentación al interpretar el lenguaje corporal de la otra persona”.

Cuando me rechazan, pienso: “Estás cambiando el mundo, estás ayudando a algunos refugiados a salir o mejorar sus vidas”. Entonces, obtengo fuerzas de nuevo. Es como si hubiera un ímpetu que me motiva a seguir presentando la caja de donaciones a otro ciudadano.

Wendy Tang, Voluntaria

Haz buenas obras con las palmas hacia abajo

La voluntaria Carolyn Chen dirige a los ancianos que han venido a formar fila temprano en la mañana para practicar el lenguaje de señas Tzu Chi. Foto/Jong Wu
​Un anciano de la casa de ancianos de al lado le expresa a la voluntaria Carolyn Chen (derecha) que espera que Tzu Chi reanude las actividades de cuidado lo antes posible. Foto/Jong Wu

Muchas personas que asisten a estos eventos de distribución son personas de la tercera edad que viven en los alrededores. Ellos forman una fila temprano en la mañana. Muchos de los ancianos llevan sillas y se instalan en pequeños grupos para platicar y esperar a recibir su comida. Los voluntarios aprovechan estos espacios para hacer dinámicas de lenguaje de señas y hablar sobre la filosofía del “Aforismo Jing Si” de la Maestra Cheng Yen.

Los voluntarios lideraron los ejercicios de lenguaje de señas y enseñaron a los ancianos a decir la frase: “el corazón abierto trae fortuna,” con la esperanza que ellos tomen estas enseñanzas y vivan cada día con plenitud. Al exagerar los movimientos del lenguaje de señas, las personas de la tercera edad pueden ejercitar y relajar sus músculos.

Otro tema importante que tocaron los voluntarios durante estos ejercicios fue el de las alcancías de Bambú. Ellos le comentan a los ancianos que la iniciativa de Tzu Chi dió inicio gracias a 30 amas de casa que guardaban 50 centavos cada día con el objetivo de ayudar a los pobres. Los voluntarios incentivan a las personas a realizar buenas acciones cada día, por más pequeñas que sean. La jornada de distribución se realizó con mucho éxito, las personas se juntaron para rezar y recibir sus alimentos de forma ordenada, adicionalmente, muchos beneficiarios se llevaron alcancías de bambú con el deseo de ayudar.

El hogar de ancianos se encuentra al lado de la sede de la Región Sur de Tzu Chi y uno de los ancianos que llegó a recibir comida dice, “Debido a la pandemia, los residentes del hogar no han interactuado con Tzu Chi durante mucho tiempo. Todos extrañamos cuando los voluntarios de Tzu Chi nos acompañaban e interactuaban con nosotros cada semana.” No fue la primera vez que un anciano del hogar pedía a los voluntarios que los visitaran, muchos de los residentes del hogar disfrutan la compañía de los voluntarios y esperan su visita con ansias.

Esta distribución fue la primera en realizarse este año. Esto trae una luz de esperanza a las personas de la comunidad y brinda un momento de convivencia. Gracias a este evento de distribución, también ha sido posible recaudar fondos y dar a conocer sobre la importancia de ayudar a los refugiados de Ucrania.

Ya sean desastres naturales causados por el clima o guerras desencadenadas por factores humanos, estos causan el sufrimiento de muchos. Después de que estalló la guerra, innumerables familias ucranianas perdieron todo de la noche a la mañana y emprendieron un viaje de exilio. Las personas que recibieron los suministros oraron y donaron dinero para los refugiados ucranianos, de acuerdo con la enseñanza de la Maestra Cheng Yen: “Todos tienen un arroyo claro en su corazón, un campo de bendición y una fuente oculta de abundancia”. Todos tienen la energía del amor en sus corazones, y pueden convertirse en hacedores del bien y ayudantes de los demás con las palmas hacia abajo.

Los datos de distribución y recaudación de fondos se informan inmediatamente después de la distribución. Foto/Jong Wu

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁