Esperanza curativa: Tzu Chi ayuda a sobrevivientes de un incendio a reconstruir sus vidas

Región Noroeste  |  28 septiembre, 2022
Los voluntarios explican cómo usar la tarjeta de efectivo de Tzu Chi a Shane Goodsky, un residente afectado por el desastre. Foto/Xinqian Zheng

Escrito por Xinquan Zheng
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

“Nuestro apartamento se incendió y casi todos fueron desplazados”, dijo Shane Goodsky, un residente de los Apartamentos Madison Homes en Seattle, Washington, que se incendiaron el 12 de junio de 2022. Shane recibió tarjetas de débito y suministros que le ayudarán a aliviar sus necesidades inmediatas y expresó su gratitud diciendo: “Me estoy recuperando ahora y estoy muy feliz de conocerlos. Ustedes han ayudado mucho, es una gran bendición.

Un descuido puede llegar a tener grandes consecuencias. Luego del incendio se supo que una candela fue la que inició todo. La llama de la candela tocó un mueble y los extinguidores no funcionaron como debían. El fuego se extendió rápidamente y consumió un total de 75 apartamentos. Un residente murió en el fuego, otro sucumbió a sus heridas y muchos quedaron heridos. Los voluntarios de Tzu Chi en Seattle respondieron al incidente inmediatamente. 

El equipo fue al Centro de Emergencias de la Cruz Roja el 25 de junio para ayudar a los sobrevivientes a registrarse. Una semana después, el 3 de julio los voluntarios se juntaron en el Centro Comunitario Garfield para entregar tarjetas de débito y suministros de emergencia beneficiando a un total de 36 familias.

La esperanza siempre gana: Los residentes encuentran como vivir luego de su pérdida

El 3 de julio, los voluntarios de Tzu Chi llevaron ayuda a los residentes de los apartamentos Madison. Foto/Xinqian Zheng
Los voluntarios de Tzu Chi explicaron el uso de la tarjeta de débito a los residentes afectados. Foto/Xinqian Zheng

Cuando el humo se disipó, algunos de los apartamentos que no sufrieron daños graves siguen siendo habitables. Algunos pudieron regresar a sus hogares, pero no todos fueron tan afortunados. El cuarto piso y los otros cercanos al epicentro del incendio fueron completamente destruidos. Casi 40 habitaciones se quemaron más allá del reconocimiento y los residentes perdieron todo lo que tenían.

El voluntario Lijun Shan escucho la situación de los sobrevivientes, “Hay muchos hogares cuyos muebles, ropa, pertenencias personales, así como sus queridas y coleccionadas obras de arte, fueron destruidas en el incendio”.

Sin embargo, incluso en este momento de incertidumbre, los residentes pudieron aferrarse a la esperanza. Entre todos, había una pareja joven que estaba esperando un bebé; la pareja deseaba reconstruir su hogar donde pudieran comenzar de nuevo y mostraron las fotos del ultrasonido con entusiasmo a los voluntarios. La anticipación de convertirse en padres opacó el estrés de la situación que estaban viviendo.

Los residentes se saludaron entre sí y se preocuparon por el bienestar de todos sus vecinos durante la jornada. La experiencia traumática compartida creó un sentido de solidaridad y calidez entre los sobrevivientes mientras se ayudaban entre sí.

El voluntario Michael Ng se sintió profundamente conmovido por esto: “Hoy ayudé a cuatro residentes afectados. Aunque podía sentir que estaban pasando por dificultades, no parecían tristes ni desanimados, sino que exaltaba la energía positiva, dispuestos a aceptar sus circunstancias y mirar hacia adelante, lo cual creo que es algo bueno”.

Tzu Chi puede brindarles algo de ayuda y atención, y los voluntarios están dispuestos a compartir el espíritu de Tzu Chi. Ese tipo de compasión, o el espíritu de voluntad de ayudar a los demás, lo sintieron profundamente.

Lijun Shan
Voluntario de Tzu Chi

Ofreciendo más asistencia: Los voluntarios abren sus corazones a los sobrevivientes

El Comisionado de Socorro de Emergencia de la Cruz Roja que ayudó en la distribución se tomó una foto grupal con los voluntarios de Tzu Chi. Foto/Xinqian Zheng

La Cruz Roja y Tzu Chi han trabajado juntos en incontables ocasiones durante muchos años. Su trabajo en conjunto es muy efectivo e impacta positivamente en las distribuciones de emergencia.

Un grupo de 21 voluntarios de Tzu Chi participaron en la distribución; ocho de ellos experimentaron su primera distribución de emergencia y 5 eran voluntarios nuevos. Una semana después, el 10 de julio, los voluntarios de Tzu Chi regresaron al centro comunitario de los apartamentos Madison para ayudar a 5 familias más y darle seguimiento a los demás residentes.

En la ubicación del evento, una comisionada de la Cruz Roja ayudó a Tzu Chi a verificar la identidad de los residentes. Ayudaron a manejar las solicitudes de nuevas viviendas para las víctimas y se comunicaron con el gobierno de Seattle y las unidades de reasentamiento de viviendas para comenzar a encontrar hogares para los afectados. Es de suma importancia que los residentes encuentren un nuevo hogar rápidamente. La comisionada de la Cruz Roja, Ashley Joos dijo, “La mayoría de los residentes afectados que se encuentran en albergues de emergencia, requieren ayuda urgente para encontrar nuevos alojamientos lo antes posible para poder salir del albergue. Después de todo, el refugio es solo temporal y las instalaciones no son lo ideal para una familia por mucho tiempo”.

Además de la ayuda material, la asistencia de Tzu Chi incluye acompañamiento emocional ya que escuchan y conectan con las personas que están sufriendo. Jane Brown, miembro de la Cruz Roja que también llegó a ayudar dijo que ha trabajado en emergencias durante muchos años y se dio cuenta que Tzu Chi es de las pocas organizaciones que dejan una impresión positiva en los beneficiarios. 

Los voluntarios se esmeran por ser amables ya que, para ellos, este es un ejemplo de cómo deberíamos de tratarnos entre todos. La compasión de los voluntarios de Tzu Chi hizo que los sobrevivientes se sintieran cuidados y escuchados. El evento les dejó claro que, a pesar de lo difícil que es perderlo todo, ellos no están solos.

Gracias al apoyo del gobierno local, de la Cruz Roja y las organizaciones de la comunidad, Tzu Chi pudo realizar esta distribución de forma exitosa para llevar amor y ayuda a los sobrevivientes del incendio. Lo único que importa es promover el espíritu de la bondad y esparcir conciencia para terminar con el sufrimiento de los seres vivos. Como siempre, Tzu Chi apareció y el círculo de compasión creció orgánicamente a través de una conexión humana real.

Escenas de la distribución por parte de los voluntarios de Tzu Chi en Seattle para el alivio del incendio de los apartamentos Madison. Foto/Xinqian Zheng

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁