Voluntarios Se Unen Para Apoyar A Trabajadores De Salud En El Norte De California

Región Noroeste  |  26 junio, 2020
Chichen Huang, la coordinadora principal de la Brigada NorCal PPE Project, dirige a los voluntarios mientras organizan los suministros médicos para su distribución. Foto: Renee Liu.

Escrito por Renee Liu, Christina Chang
Traducido por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

La pandemia del nuevo coronavirus (también conocido como COVID-19) se ha convertido en una ola desenfrenada que continúa arrasando distintas partes de los Estados Unidos. En la bahía de San Francisco, más de 6.700 personas habían sido diagnosticadas con el coronavirus, y hubo más de 200 muertes a causa del virus (cifras registradas desde el mes de abril). Pero aparte de los casos confirmados, muchos hospitales y centros de salud en el área también se encuentran con una grave escasez de equipos de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés), lo cual resulta ser un peligro para los trabajadores de salud.

Con el fin de proveer una solución, los voluntarios de la fundación Tzu Chi en el Norte de California crearon un Equipo llamado NorCal (Norte de California por su nombre en inglés), para hacerse cargo de adquirir los equipos de protección personal, para su distribución. El objetivo del grupo es responder rápidamente a las necesidades de los hospitales, apoyando de manera efectiva a los trabajadores de salud laborando de primera línea.

Superando los Desafíos en la Adquisición de Suministros

Al tratar de obtener mascarillas médicas, y otros suministros de EPP para los hospitales del Area de la Bahía, el Equipo de NorCal se encontraron ante algunos desafíos. Chichen Huang, la coordinadora principal del equipo, descubrió que aunque los miembros intentaron utilizar varios canales de compra, los suministros se habían agotado en el mercado.

Sin embargo, el equipo amplió sus esfuerzos de búsqueda. Y así fue como pudieron conseguir los suministros necesarios, a través de los voluntarios de Tzu Chi USA y donaciones privadas hechas por algunos miembros de la comunidad. Los productos provienen de lugares tan lejanos como Taiwán y China. Aunque se ha conseguido cierto éxito, la cantidades entregadas no fueron lo suficiente para satisfacer la demanda causada por el aumentos de casos confirmados por la pandemia del coronavirus.

(Durante el proceso) es un desafío cómo responder a la escasez de suministros a pesar de la demanda.

Chichen Huang Coordinadora Principal del Equipo NorCal PPE Project

Ante la demanda de equipos EPP que se vio a través de varias solicitudes hechas por los hospitales, el equipo dedicó tiempo a la coordinación interna de prioridades y cantidad, con el fin de lograr los mejores resultados durante este momento crítico.

Dada la extrema escasez de equipos PPE en los hospitales, el equipo debe tomar decisiones difíciles al tratarse de distribución, sopesando la disponibilidad ante la urgencia de la demanda. Foto: Renee Liu.

Huang, quien trabaja para una empresa de tecnología, comenzó a procesar las solicitudes desde su hogar, acatando la orden de quedarse en casa. Mensajes del equipo llegaban durante el día o mientras ella se encontraba en teletrabajo.

Sus respuestas son rápidas, o a veces lo hace por las noches mientras se encuentra haciendo los arreglos de entrega. Ya sea por teléfono o en línea. Incluso, toma el tiempo para conducir a las casas de los voluntarios de Tzu Chi o residentes de la comunidad para recoger los equipos EPP donados.

A veces, las actividades de Huang como parte del equipo NorCal PPE Project, se prolongaba hasta tarde en la noche. Sin embargo, todo este esfuerzo de los voluntarios de Tzu Chi fueron necesarios, para ofrecer un mayor apoyo a los trabajadores de salud al recibir la donación de equipos de protección personal EPP en sus manos lo más pronto posible.

Apoyando a los Trabajadores de Salud

En el equipo NorCal Project, Samantha Lin fue la responsable de contactar a los hospitales y responder a las solicitudes de suministros médicos. Ella recuerda con claridad,  la respuesta de cada instalación después de recibir los suministros donados: «Cada miembro del personal médico del hospital que recibió una donación de equipos EPP siempre expresaron su gratitud por el amor y la caridad de Tzu Chi».

Los voluntarios hicieron todo lo posible para confirmar las necesidades de cada instituto de salud, al igual que su información de contacto. Los hospitales siempre agradecieron cuán rápido ha sido la respuesta ante su grave escasez de equipos de EPP, y la cantidad de suministros que suelen entregar. Lin comparte que todos los voluntarios que hicieron entregas informaron haber recibido comentarios positivos de todos los hospitales. «Gracias, muchas gracias», es lo que suelen decir.

Los voluntarios a cargo de establecer contacto con los hospitales también se encargaron de formar una relación con los hospitales en el norte de California. Desde el contacto inicial, entrega de los suministros de EPP, hacer seguimientos a sus nuevas solicitudes.

Cuando los voluntarios Tzu Chi en el Norte de California comenzaron a recibir solicitudes de equipos EPP en marzo, agilizaron la entrega de suministros médicos a dos hospitales principales que admitieron pacientes infectados con COVID-19: los centros médicos del Valle Santa Clara y de San José Kaiser Permanente.

Al Centro Médico del Valle Santa Clara, los voluntarios donaron una suma de 4.000 mascarillas quirúrgicas y 510 N95. Y en el Centro Médico de San José Kaiser Permanente, donaron 4.000 mascarillas quirúrgicas y 475 N95 para el Departamento de Emergencias. 

Aquella cantidad generosa de suministros fue difícil de conseguir, ya que por el momento no se encuentran disponibles en el mercado. Sin embargo, al ver que lo hicieron posible de conseguirlas, trajo una inmensa tranquilidad para ambos los voluntarios Tzu Chi y los trabajadores de salud. Ahora, podrán estar más a gusto mientras salvan vidas y ayudan a los pacientes (quienes también benefician de esto). En verdad, todo esto resulta en un ciclo de amor.

Samantha Lin (segunda a la izquierda), voluntaria de Tzu Chi en el equipo NorCal PPE Project, es responsable de contactar a los hospitales para organizar la entrega suministros médicos. Foto: Judy Liao.
El Departamento de Emergencias del Centro Médico de San José Kaiser Permanente recibe 4.000 mascarillas quirúrgicas y 475 de modelo N95. Foto: Judy Liao.

La Paciencia y Perseverancia Dan Resultados

Los voluntarios del equipo NorCal PPE Project tuvieron que practicar la paciencia durante sus esfuerzos de ayuda. A veces tuvieron que esperar a que llegue los equipos EPP que habían adquirido a la Oficina Tzu Chi Regional del Noroeste en San José, sabiendo que cualquier retraso afectaría su itinerario.

Yuhan Tsai, uno de las voluntarios que trabaja en el Departamento de Asuntos Generales, estuvo a cargo de arreglar el transporte de los equipos PPE, mantener la comunicación con la empresa de logística involucrada en el proceso, hacer el inventario, etc.

Fotos: Renee Liu.
Trabajando constantemente, el voluntario Yuhan Tsai descarga el equipo PPE que llegó afuera de la Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste. Fotos: Renee Liu.

In the beginning, receiving the PPE from the logistics company was a challenge, as the driver arrived at the gate two or three times and assumed the campus was closed. And so he left without asking to make sure, and it was too late for him to return that day by the time Yuhan realized what had happened.

To avoid having this reoccur, Yuhan, anxious to receive the PPE promptly, decided to wait outside the gate on the day of each scheduled delivery. The month of March in Northern California is still quite cold, but he insisted on never missing another delivery.

And when the PPE arrived, Yuhan would make sure all the boxes of supplies, sometimes nearly 20, were brought inside, even unloading them himself. Next, he carefully sprayed the containers with disinfectant and wiped them clean with a cloth. Finally, he would move the goods to the campus warehouse for storage.

Fotos: Renee Liu.
Yuhan Tsai coloca las cajas de suministros médicos, luego desinfecta cada uno con cuidado fuera de la puerta de la Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste. Fotos: Renee Liu.

Mientras realizaba su trabajo, Yuhan se aseguró de usar gafas protectoras y mascarillas para descargar, limpiar, organizar y almacenar cuidadosamente los suministros. El tiene más de 60 años de edad, y a veces muchos le preguntan si aquella tarea es difícil de manejar para su cuerpo. Sin ninguna queja, el suele responder: “Hay vidas que están en riesgo, y estos suministros pueden salvar a las personas. Es mi deber cuidarlo «.

Trabajando Juntos Mientras Protegemos A Las Personas

Después de recibir las cajas de equipos PPE, la voluntaria Yuyen Lin junto a su esposo e hija se encargaron de seleccionar los suministros. Como una familia unidad, los tres trabajaron juntos, ayudando así a mantener la distancia social con otros voluntarios. Mientras hacían las selecciones, Yuyen explicó: “Creemos que es una buena idea. Esta es una oportunidad para que nuestra familia de tres personas haga buenas acciones juntos».

Fotos: Renee Liu.
La voluntaria Rachel Lin junto a su esposo e hija trabajan juntos para clasificar los suministros médicos. Fotos: Renee Liu.

Sijie Wu, la hija adolescente de Yuyen, nació en el 2003 cuando estalló el SARS. No esperaba que algún día experimentaría la situación de una pandemia. Sin embargo, si siente bendecida al recibir esta oportunidad de organizar los suministros con sus padres. Mientras organizaba, llevaba puesta en el rostro una mascarilla. Solo se notaba sus ojos llenos de alegría y dijo: “Es algo bueno poder ayudar a los demás. También podemos contribuir con nuestro amor y caridad. Por eso vine «.

Tara Wu trabaja junto a sus padres para organizar los suministros, y se siente agradecida por la bendición de poder ayudar a otros durante la pandemia. Foto: Renee Liu.

Un Esfuerzo De Equipo Resulta Exitoso

El equipo NorCal PPE Project de Tzu Chi USA bajo el apoyo administrativo, voluntarios de la comunidad, trabajadores de salud y logística trabajaron juntos de manera oportuna para entregar los equipos PPE a los hospitales de la bahía.

A fines de abril, Tzu Chi USA había donado una suma de 72.700 mascarillas quirúrgicas, más de 15.300 de modelo KN95 y 980 N95, así como varios otros equipos de protección personal. Aquellos artículos serán de uso inmediato para servir a los trabajadores de salud quienes se encuentran en la primera línea.

La pandemia aún no ha terminado, por lo que las donaciones de equipos PPE hechas por Tzu CHi USA en el norte de California continúan en marcha. Gracias a los esfuerzos del equipo NorCal PPE Project, la cantidad de suministros médicos distribuidos está aumentando. El grupo continúa reuniendo a la gente para trabajar juntos, brindando amor y amabilidad, con el objetivo de apoyar a los trabajadores de salud durante el tiempo que sea necesario.

Únete a Tzu Chi USA para mantener estos esfuerzos en marcha. Juntos, podemos ayudar a salvar vidas a medida que la trayectoria de la pandemia del COVID-19 continúa desarrollándose.

Unidos por buenas causas, trabajando juntos armoniosamente, queriéndose, apoyándose y cooperando entre sí, para progresar.

Aforismo Jing Si por la Maestra Cheng Yen

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁