Familias Perdieron sus Casas Reciben Ayuda por Parte de Tzu Chi

Región del Medio Oeste  |  23 Marzo, 2022
Los voluntarios conversan con los sobrevivientes y explican el contenido de las bolsas con ayuda. Foto / Yue Ma

Escrito por Meizhen Qian, Pheel Wang
Adaptado al Español por  JuanMa Bonilla
Editado por Maribel Suárez

Durante el 10 y 11 de diciembre de 2021, se registraron más de 50 tornados que impactaron el Medio Oeste de Estados Unidos, así como otras ciudades ubicadas al Sur de este país. Numerosas zonas resultaron severamente dañadas, y miles de personas perdieron sus hogares, mientras que las autoridades registraron 90 muertes por este desastre natural.

Los voluntarios de Tzu Chi, pertenecientes a la oficina del Medio Oeste organizaron una distribución de ayuda —justo antes de Año Nuevo— en Mayfield, Kentucky, una de las ciudades más afectadas por los tornados. Allí, centenares de familias perdieron todas aquellas cosas por las que habían trabajado. Todos los sobrevivientes que se acercaron compartieron sus miedos por el futuro y sus historias de lucha con los voluntarios de Tzu Chi.

Una familia perdió su casa dos veces seguidas

“Minutos antes de que el tornado impactara directamente en nuestra casa, corrí hacía mi carro y empecé a manejar. Cuando apenas había recorrido una milla pude ver cómo el tornado destruía nuestra vivienda. Vi lo que fue nuestro hogar convirtiéndose en escombros”, contó visiblemente afectado, Rodney Burguess, uno de los sobrevivientes de Mayfield. “Incluso antes de dejar mi casa, de alguna manera supe que jamás podría volver allí, que sería destruida”, agregó.

Rodney y su esposa, Bessie, se acercaron al operativo organizado por Tzu Chi el pasado 22 de diciembre, ambos relataron la experiencia de la tragedia que vivían cientos de familias en la ciudad de Mayfield, historias marcadas por el dolor, pero también por la resiliencia.

Bessie Burguess, compartiendo su historia. Foto / Marley Maitland.

Rodney creció -y siempre ha vivido- en Mayfield, donde comunidades enteras fueron destrozadas, edificios colapsaron y carreteras quedaron intransitables. Lamentablemente, esta no es la primera vez que Rodney pasa por una situación similar. Contó que dos años atrás perdió la casa donde vivía; cuando un incendio accidental se extendió por toda la vivienda convirtiéndola en cenizas. Por su parte, Bessie Burguess -esposa de Rodney- comentó que “después del incendio mi esposo construyó la casa de nuestros sueños. Invertimos todos nuestros ahorros, y no podíamos solicitar más créditos. Por eso, él trabajó sólo hasta que logró levantar las paredes de nuestro hogar. Y ahora, ese sueño fue destrozado durante el tornado”.

“En esa casa invertimos todo nuestro dinero, tiempo, esfuerzo y cariño”, dijo Rodney con impotencia, mientras Bessie se secaba las lágrimas y agregaba, “esta es la segunda vez que pasamos por por esta de situación, perder todo. No quiero que Rodney pase otros dos años de su vida reconstruyendo nuestro hogar”.

Aunque toda la ciudad quedó prácticamente destruida, sé que la reconstruiremos poco a poco a pesar de la dificultad.

Rodney Burgess, sobreviviente del tornado

Algunos no quieren dejar lo que queda de sus casas

Bryan y Elizabeth Hale también perdieron su casa como consecuencia del tornado que afectó a Mayfield y a sus alrededores. Ambos se acercaron hasta el operativo organizado por Tzu Chi, donde recibieron donaciones de suministros, así como una tarjeta de débito prepagada que les ayudará un poco en la reconstrucción de su vida. “Reconocí a Tzu Chi porque sé que también ha ayudado en otros lugares donde han sucedido desastres como el que vivimos aquí”, comentó Bryan.

A los los voluntarios de Tzu Chi -quienes visitaron su casa- contó cómo vivieron el momento en que el tornado impactó directamente su hogar. “La ventana del frente fue arrancada totalmente por los vientos, al igual que una parte de la terraza. La casa aún conserva una parte que no sufrió tantos daños”. Hicieron lo posible por arreglar el lugar, pero lo más difícil ha sido restaurar la electricidad, la familia se ha comunicado con la compañía eléctrica, pero aún no se han acercado a solucionar el problema. “Realmente no queremos dejar nuestra casa, pero si todo sigue así, tendremos que hacerlo”, compartió —entristecido— Bryan Hale.

Por su parte Richard Foley —otro de los sobrevivientes— comentó que desde el paso del tornado no cuenta con un vehículo, por lo que ha sido difícil para él y su familia movilizarse y comprar comida para cubrir sus necesidades diarias. “Iba manejando y sobreviví de milagro. El tornado arrancó la parte de arriba de mi carro”, contó a los voluntarios de Tzu Chi, quienes le hicieron entrega de una tarjeta de débito prepagada la cual fue recibida con entusiasmo.

Estoy muy agradecido de haber sobrevivido al tornado. Lo más importante para mí y para mí familia ahora es conseguir transporte. Realmente necesito ayuda, así que muchas gracias.

Richard Foley, sobreviviente
Las bolsas entregadas a los sobrevivientes contenían artículos de primera necesidad. Foto / Yue Ma
Los voluntarios explicando el uso de las Alcancías de Bambú a los sobrevivientes. Foto/ Yue Ma

Durante el operativo, los representantes de Tzu Chi también conversaron con Angel Sanderson, quien vive temporalmente —junto con su familia— en el almacén de la compañía donde trabajaba, después de haber perdido su vivienda , la cual estaba ubicada en el segundo piso de un edificio. Tras recibir la ayuda monetaria, Angel aseguró que usará el dinero que Tzu Chi le aportó para comprarle una cama a su hijo y así ambos puedan estar un poco más cómodos. “La ciudad está destruida, es una bendición de Dios que ustedes estén aquí ayudándonos”, manifestó Ángel.

Todas las personas que se acercaron al operativo organizado por Tzu Chi, aprendieron el funcionamiento de las Alcancías de Bambú, el dinero que muchas personas de buen corazón donan en ellas, se convierte en el dinero que reciben en las tarjetas prepagadas. “Los voluntarios también me dieron una Alcancía de Bambú, apenas pueda, empezaré a depositar efectivo en la alcancía para luego dárselo a alguien que lo necesite más que yo”, aseguró Elizabeth Hale.

Aunque para los sobrevivientes de Mayfield, todo ha sido difícil después del impacto del tornado, el operativo organizado por Tzu Chi ayudó a demostrar que existen buenas personas dispuestas a ayudarlos a reconstruir sus vidas.

Quienes viven este tipo de desastres necesitan ayuda, amor y compasión, Tzu Chi US trabaja para llevar paz y esperanza a esos lugares. El Proyecto de Ayuda para los Tornados, recibió 1 millón de dólares que fue usado para ayudar a las víctimas de este desastre natural. Tzu Chi espera seguir recibiendo ayuda de personas con gran corazón para así continuar con el trabajo humanitario.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁