Gran Esfuerzo de Tzu Chi en Distribución de Alimentos en el Este de Palo Alto

Región Noroeste  | 13 julio, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Todos los sábados por la mañana, más de una docena de voluntarios de Tzu Chi y de la comunidad trabajan juntos para entregar alimentos a las familias en East Palo Alto, CA.
Foto / Christina Chang

Escrito por Christina Chang
Traducido (Inglés) por Diana Chang
Editado (Inglés) por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

Durante el mes de junio, el sol naciente brilló intensamente sobre el banco de alimentos en el Este de Palo Alto, mientras una docena de voluntarios de Tzu Chi y de la comunidad, se preparaban para las actividades de distribución de alimentos. Estas actividades se llevan a cabo todos los sábados por la mañana en California, y los voluntarios estuvieron encantados de recibir la ayuda de Elaine y sus dos hijos.

Los residentes llegaron al evento que contaba con un método de distribución de autoservicio. Elaine y sus hijos abrieron la cajuela del automóvil para que así le colocaran cuidadosamente los comestibles dentro del auto. Durante esta dinámica la familia expresó su agradecimiento sincero durante la despedida. Elaine ha vivido en los Estados Unidos durante más de un año junto a su familia y está comprometida a hacer el bien por la comunidad.

“Mientras recibo la ayuda de Tzu Chi, también puedo ayudar a otros; es realmente una gran sensación “, dijo Elaine, con voz llena de optimismo.

Elaine y sus dos hijos emigraron a Estados Unidos desde México hace más de un año y están dedicados a ayudar a los demás. Foto / Christina Chang

En el Este de Palo Alto, la comunidad ha ido re-abriendo gradualmente luego de que las vacunas se volvieran más disponibles. Sin embargo, durante mucho tiempo, el banco de alimentos ha desempeñado un papel integral en el em
poderamiento de la comunidad, incluso antes de la pandemia. Los voluntarios de Tzu Chi han colaborado con el banco de alimentos para apoyar la distribución de alimentos en los últimos años, incluso durante la pandemia.

¿Qué sigue para la comunidad?

Elaine, quien es madre de dos niños pequeños, se mudó al Este de Palo Alto en enero de 2020. Inesperadamente, la pandemia pronto sacudió el mundo por lo que esta familia de tres miembros a menudo no sabía de dónde vendría su próxima comida. Al descubrir a Tzu Chi, y la ayuda proporcionada por los voluntarios a través de la escuela de su hijo, Elaine prometió devolver la amabilidad que le proporcionaron.

Elaine y sus dos hijos encontraron empoderamiento al ver los resultados de sus esfuerzos y también redescubrieron sus sonrisas al participar todos los sábados en el servicio comunitario y las distribuciones de alimentos con los voluntarios de Tzu Chi. De hecho, el resplandor del sol en California calentó a todos los que conocieron este trío familiar.

Elaine y sus dos hijos encuentran esperanza al ofrecer su tiempo como voluntarios en la distribución de alimentos de la comunidad. Foto / Christina Chang

Aunque California reabrió a mediados de junio y a partir del 1 de julio de 2021, el gobierno continuó brindando subsidios para hogares de bajos ingresos. No obstante, los inquilinos tuvieron que pagar el monto total de su alquiler para protegerse contra un posible desalojo. En Silicon Valley, el alto costo del alquiler se ha convertido en uno de los desafíos más urgentes para las familias. Si bien Elaine logró obtener un trabajo en junio, lo que ayuda a aliviar algo de presión. Elaine no no es elegible, para solicitar subsidios del gobierno. Aun así, Elaine cree que puede afrontar los retos con una sonrisa. “Con la ayuda de Tzu Chi, descubrí que también puedo dar. Todas las mañanas me despierto con gratitud y aprecio. Estoy agradecida por mantenerme saludable y la vida que tengo por delante ”, expresó.

Distribuciones Continuas De Alimentos

Laura Haggins, la líder de Second Harvest, también es una voluntaria de la comunidad y el contacto de Tzu Chi para el grupo de distribución de alimentos en el Este de Palo Alto. Haggins además ha sido residente del Este de Palo Alto durante muchos años. Su impresión luego de tantos años viviendo en la comunidad reveló que la principal fuente de estrés de la comunidad seguía siendo el alto costo de alquiler. Esto luego de que California reanudara sus operaciones normales en junio.

Laura Haggins cuenta con muchos años de dedicación colaborando con los voluntarios de Tzu Chi, para servir a la comunidad. Foto / Christina Chang

Laura explicó que debido a la presencia de Facebook y Amazon en Este de Palo Alto, los precios de las viviendas y los alquileres vienen subiendo año tras año, lo cual viene a ser un desafío económico más importante para las familias de bajos ingresos. Por tanto, la capacidad de recibir alimentos gratis es crucial.

Durante la pandemia, las distribuciones de alimentos proporcionaron comidas a los estudiantes de lunes a viernes y todos los sábados por la mañana. Las distribuciones se llevan a cabo a través de un método de auto servicio. “De lunes a sábado, durante todo el año, la distribución de alimentos siempre estará ahí, y [aunque] llueva o haga sol [seguiremos] apoyando a todas las familias y residentes necesitados de la comunidad”, dijo Laura.

Laura Hudgens dijo que la necesidad de distribuciones de alimentos sigue siendo crucial a pesar de la reapertura, y esas distribuciones de alimentos continuarán sirviendo a las familias que enfrentan inseguridad alimentaria. Foto / Christina Chang

Voluntarios De Tzu Chi Expanden Su Atención

Los voluntarios de Tzu Chi han servido a la comunidad del Este de Palo Alto durante diez años y también han implementado el programa Happy Campus (Campus Feliz, en español) de Tzu Chi en las escuelas de la comunidad. En los últimos años, los funcionarios escolares los han recomendado para ayudar con la distribución de alimentos a la comunidad los sábados por la mañana.

Los voluntarios de Tzu Chi participan en actividades comunitarias de distribución de alimentos y ayudan a cargar alimentos en un vehículo en el serviauto Foto / Christina Chang

Leslie Shieh, voluntaria de Tzu Chi, es a su vez la encargada de coordinar el plan de servicio. Ella describió cómo los voluntarios de Tzu Chi, continuaron brindando ayuda a la comunidad durante la pandemia. Los sábados, además de otorgar tarjetas de efectivo a las familias, también realizaban distribuciones de suministros para la prevención de pandemias. Además se movilizaron varios equipos de voluntarios de Tzu Chi para realizar paquetes de atención para la prevención de la pandemia y también organizar la entrega hacia el lugar de distribución.

Luego de que en California reanudara sus operaciones normales a mediados de junio, Leslie dijo que el número de voluntarios aumentará a más de diez, para proporcionar suficientes recursos humanos para las distribuciones de alimentos. Solo cinco voluntarios acudían al lugar todos los sábados antes de la reapertura. Además de la distribución de comestibles, Leslie, dijo que su próximo proyecto se centrará en ayudar a los estudiantes de secundaria en el proceso de solicitud de ingreso a la universidad. “Solo la educación puede ayudar a los estudiantes a encontrar la oportunidad de un futuro mejor”, dijo Leslie. “Sus vidas cambiarán y podrán contribuir a una mejor comunidad”. En 2021, los voluntarios fueron mentores de un estudiante de secundaria al que habían estado ayudando durante dos años obteniendo admisión a Berkley, una Universidad de California. Uno de los objetivos de Leslie, se centra en aprender más sobre las organizaciones locales sin fines de lucro para descubrir formas de ayudar a más residentes necesitados.

Voluntarios de Tzu Chi de Silicon Valley participan regularmente en la distribución de alimentos todos los sábados. Foto / Christina Chang

Conectando Recursos Con Amor

Michelle Wong, voluntaria de Tzu Chi, para las misiones de caridad en la comunidad, es consciente del hecho de que muchos en la comunidad no califican para los subsidios del gobierno debido a su estatus económico. Además, debido a las barreras del idioma, muchos miembros de la comunidad que necesitan ayuda también tienen menos oportunidades de ponerse en contacto con organizaciones no gubernamentales de bienestar social para obtener otro canal de asistencia.

Durante la pandemia, los voluntarios de Tzu Chi, brindaron asistencia financiera en forma de tarjetas de efectivo a 40 familias de la comunidad. Entre los beneficiarios de la atención de Tzu Chi, se encontraba Ángela, a quien se le diagnosticó dos veces COVID-19. Angela fue hospitalizada durante cuatro días, la primera vez. Los voluntarios de Tzu Chi a menudo llamaban para preguntar sobre sus necesidades. Cuando Ángela fue diagnosticada por segunda vez, los voluntarios le llevaron comida durante el tiempo que estuvo recuperándose en casa. En esos días, los voluntarios encontraron una nota en la puerta, escrita por la familia de Ángela mediante la cual le expresaban su agradecimiento a los voluntarios de Tzu Chi.

Los voluntarios de Tzu Chi también animan a los beneficiarios de ayudas a unirse a la distribución comunitaria de alimentos como voluntarios. Foto / Christina Chang

“Lo más importante, es ayudar a las personas a encontrar recursos y hacer lo que podamos”, compartió Michelle. “Esta es la fortaleza de Tzu Chi, no solo la asistencia financiera, sino también ser un puente entre los residentes y los recursos”.

Si bien el camino hacia la recuperación puede ser tortuoso, con amor en nuestros corazones podemos recorrer un largo camino juntos.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁