El Dr. Denq Brinda Atención Médica Desde Su Corazón

Oficina Nacional  | 23 Marzo, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
El Dr. Stephen Denq asiste a una reunión de oración en el aniversario del terremoto de Xochimilco y actúa en lenguaje de señas. Foto Shu-li Luo.

Escrito por Audrey Cheng, Carole Chen
Traducido por Evan Wang
Editado por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

El Dr. Stephen Denq siempre llega temprano al Centro Médico Tzu Chi para comenzar a trabajar dejando habitualmente una tetera de té humeante en la sala de descanso para cuando lleguen sus compañeros de trabajo. El té, sin embargo, es solo una de las muchas formas en que expresa su humildad y compasión.

En enero de 2021, el Dr. Stephen Denq, Director del Centro de Salud de Tzu Chi en los Estados Unidos, asumió el cargo de Director Ejecutivo de la Fundación Médica Tzu Chi (TCMF), convirtiéndose en el Director Ejecutivo más joven de la historia de la Fundación Médica Tzu Chi en los Estados Unidos. El Dr. Denq ha practicado la medicina durante más de veinte años y ante los ojos de sus colegas del Centro de Salud Tzu Chi, es un director increíble que observa y está éticamente comprometido en sus deberes hasta el final. De un trato amable y respetuoso, siempre dispuesto a responder a las preguntas con paciencia, sin importar lo difíciles que puedan ser. Como médico, siempre usa un lenguaje que el paciente puede entender y explica claramente la condición y el plan de tratamiento para que el paciente se sienta cómodo.

El Dr. Denq regresó a Taiwán por primera vez en 2010 para asistir a la reunión anual de la Asociación Médica Internacional de Tzu Chi (TIMA). Cuando fue entrevistado en nombre de TIMA USA, derramó lágrimas llenas de emoción genuina. Los asistentes quedaron impresionados por su dedicación. Observó las prácticas médicas de varios países en el grupo y, a través del intercambio de informes e historias de múltiples áreas, comenzó a comprender mejor a Tzu Chi. Sin embargo, todavía tenía muchas preguntas y decidió participar en el programa de aprendices a su regreso a los Estados Unidos.

Vistiendo la camisa azul y el característico uniforme blanco de Tzu Chi, el Dr. Denq obtuvo gradualmente sus respuestas al participar en el programa. Después de una breve pausa para comprender mejor las operaciones de Tzu Chi, el Dr. Denq regresó a Taiwán por tercera vez en 2012 para asistir una vez más a la reunión anual de TIMA. El tema de este encuentro fue “Tradición y modernidad, cambio e inmutabilidad”. Casualmente, en ese momento el equipo médico estadounidense, estaba realizando muchos cambios para adaptarse a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.
Sin embargo, estos cambios no afectaron la atención integral que Tzu Chi brinda a los pacientes y el Dr. Denq aseguro lo siguiente: “¡La Asociación Médica Internacional Tzu Chi de los Estados Unidos nunca cambiará su amor!”

“Con la finalidad de atender a pacientes de bajos ingresos, con poco acceso a recursos médicos, la comunidad médica de EE.UU. ha establecido una variedad de clínicas gratuitas, para proteger la salud de la comunidad. Entre los servicios se incluyen clínicas gratuitas, consultas comunitarias dirigidas trimestralmente, clínicas móviles y alcance médico a gran escala en colaboración con otras organizaciones benéficas”, según explicó el Dr. Denq en un informe en nombre de TIMA USA. En ese momento, el Dr. Denq se dio cuenta de que Tzu Chi, lo había guiado hacia sus verdaderas metas como médico y que su objetivo no debe ser atender a un mayor número de pacientes por día, pero si tratar a sus pacientes por igual, sin distinción de su procedencia, y con respeto. Al hacer esto, el Dr. Denq, quería ver más los principios humanistas de Tzu Chi, en la atención médica de los Estados Unidos, y comenzó a explorar más a fondo las humanidades médicas en cada visita de sus pacientes, hablando de los esfuerzos humanitarios de Tzu Chi. El Dr. Denq, constató que, debido a la humanidades y entusiasmo presentado por los médicos y enfermeras de Tzu Chi, considero que más personas debían participar más activamente en la difusión de estas humanidades.

El Dr. Denq, ofrece un obsequio a paciente en Tlaquiltenango. Foto Shu-li Luo.
Aunque no domina completamente el español, el Dr. Deng, hace un trabajo maravilloso durante la misión de socorro en Tlaquiltenango. Foto Shu-li Luo.

El Dr. Denq, tenía dos deseos. El primero fue que habría más expedientes clínicos, lo que representaría a más pacientes que se cambiarían a las clínicas de Tzu Chi. El segundo era que los expedientes médicos, se volverían más gruesos, lo que indicaría que los pacientes que acudían a Tzu Chi, estaban dispuestos a regresar y que los servicios médicos compasivos de Tzu Chi se estaban conociendo más en la comunidad.

En 2012, el Dr. Denq, quien había sido certificado como comisionado, fue invitado a asistir a un club de lectura organizado por voluntarios en Northridge. La primera vez que asistió, inmediatamente se enamoró del club y nunca más estuvo ausente de una reunión. Aunque su habilidad para leer chino no era perfecta, rápidamente se convirtió en un oyente activo y colaborador habitual en el club de lectura. Al unirse a Tzu Chi y aprender las enseñanzas del Dharma, las percepciones, prácticas e incluso los hábitos alimenticios del Dr. Denq habían cambiado, inspirados por las palabras de profunda sabiduría.

A finales de 2012, el Dr. Denq descubrió que las clínicas para pacientes ambulatorios de Tzu Chi, carecían de personal. Una vez supo esto, aceptó de inmediato la invitación de Debra Boudreaux, ex directora ejecutiva de la Fundación Médica Tzu Chi en los EE.UU., para transferirse a la Clínica Tzu Chi a tiempo completo. El abuelo del Dr. Denq, deseaba, que se convirtiera en médico tenía la esperanza de que su nieto, se volviera compasivo, de gran corazón e indiscutiblemente competente. De hecho, el Dr. Denq, ha estado a la altura de los deseos de su abuelo en todos los aspectos. Este doctor sacrifica regularmente su tiempo de vacaciones para brindar atención y utiliza los lunes, día de descanso del centro de salud, para visitar a pacientes de bajos ingresos junto con varios voluntarios médicos, para brindar un mejor servicio a los grupos vulnerables. En otra ocasión, el Dr. Denq sacó tiempo para visitar a un paciente internado que se encontraba solo en el día de su cumpleaños.

Desde que el Dr. Denq comenzó a trabajar a tiempo completo con la Fundación Médica Tzu Chi en 2012, el Centro de Salud de Tzu Chi ha experimentado una transformación gradual de ser una pequeña clínica gratuita en 1993 a atender a un gran número de pacientes de bajos ingresos. El Centro brinda visitas médicas y ofrece medicamentos gratuitos. También brinda subvención de gastos médicos, para los procedimientos tales como análisis de sangre y electrocardiogramas.

Actualmente, los ingresos del centro ambulatorio siguen siendo insuficientes y la mayor parte de los fondos provienen de donaciones caritativas. Sin embargo, después de tres años de arduo trabajo, el 26 de octubre de 2020 el Centro Médico Tzu Chi, recibió el reconocimiento de Centro de Salud Federalmente Calificado (FQHC por sus siglas en ingles). Mediante este nombramiento, el Centro Medico Tzu Chi, proveera atención medica comunitaria, cumpliendo con los requisitos del Programa de Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA por sus siglas en inglés). Tzu Chi, ahora puede brindar más servicios médicos al público en general. La importancia de esta certificación, no solo representa el reconocimiento de la comunidad en general de la filosofía centrada en el paciente de Tzu Chi, constituye un hito importante en la misión médica de Tzu Chi. En honor a sus contribuciones, el Dr. Denq fue ascendido a CEO de la Fundación Médica Tzu Chi en los EE.UU., en enero de 2021.

Un Centro de Salud Federalmente Calificado (FQHC) está comprometido con el cuidado de los residentes. Esto independientemente del estado de salud del paciente o la capacidad financiera. Un FQHC requiere un acceso equitativo a los servicios médicos estandarizados a nivel federal lo que deja al recién acreditado Centro de Salud Tzu Chi, con mucho trabajo por hacer. Ante esta situación, el Dr. Denq comenzó a pensar en cómo integrar los principios humanísticos de Tzu Chi con los principios de FQHC, las cuales ya estaban alineadas con la filosofía médica de Tzu Chi.

El Dr. Denq sirve en el aniversario del terremoto de Tlaquiltenango. Foto Shu-li Luo.

El Dr. Denq, se toma muy en serio la responsabilidad de ser CEO. Sin embargo, se esfuerza por mantener una actitud alegre y dice: “Ser director ejecutivo, es una carga, pero para mí todo es normal. El trabajo que hacía antes, se sigue haciendo. Ahora voy a trabajar un poco más, dormir menos, para obtener una o dos horas más al día y enfocarme en la atención Médica Tzu Chi “.

Una vez que el Dr. Denq, se convirtió en CEO Denq, se planteó una visión integradora, con dos objetivos, para la Fundacion Medica Tzu Chi. El enfoque principal es la certificación FQHC, dirigido al funcionamiento de las clínicas, ya que el gobierno exige que los centros de salud mantengan una excelente atención domiciliaria ambulatoria, como brindar atención a las mujeres embarazadas, a los ancianos y jóvenes. El Dr. Denq, tiene la intención de brindar más servicios médicos. Por ejemplo, los centros de salud de Tzu Chi, tienen una gran cantidad de pacientes con diabetes e hipertensión que necesitan un examen de la vista todos los años. Los médicos generales pueden optar por referirlos a otros centros, pero el Dr. Denq, espera que los centros de salud de Tzu Chi, brinden sus propios servicios de oftalmología. Del mismo modo, los diabéticos a menudo tienen problemas con las úlceras en los pies, por lo que Tzu Chi, necesita un podiatra. De este modo, los centros de salud de Tzu Chi, se convertirían en una clínica de varios departamentos. Aunque Tzu Chi aún no tiene un hospital completo en los EE.UU., aún así pueden brindar una amplia gama de atención en un entorno ambulatorio, brindar medicina preventiva y reducir el riesgo de hospitalización. El primer paso para lograr este objetivo es invitar a participar a más médicos de familia. Cuando aumenta el número de pacientes en la clínica, se pueden crear una por una, clínicas especializadas para pacientes ambulatorios.

El Dr. Denq habla con un paciente en Bakersfield. Foto Shu-li Luo.

El segundo punto del orden de la Fundación Médica Tzu Chi, es la asistencia sanitaria caritativa. Actividades como las consultas de caridad, el trabajo de “Amor por la medicina” y la promoción de comunidades saludables son formas comunes de brindar los servicios médicos de Tzu Chi a las comunidades desatendidas y remotas. Aunque estas actividades normalmente no están dentro del alcance de una clínica FQHC, son una parte fundamental de la misión médica de Tzu Chi. El Doctor. Denq,espera que con el apoyo de los voluntarios, especialmente los de TIMA, Tzu Chi, atienda a más personas que buscan atención médica. Con la certificación FQHC de Tzu Chi, los Centros de Salud de Tzu Chi, emplearía más personal médico y con suerte, estos nuevos colegas, se unirán al personal médico en el futuro como miembros de TIMA.

Desde que se alcanzó el estatus de FQHC, hay mucho espacio para el desarrollo en la sección de pacientes ambulatorios del Centro de Salud de Tzu Chi, tanto en la capacidad de pacientes como en la cantidad de personal médico. El Dr. Denq cree que el equipo médico es el corazón de la misión del Centro Médico Tzu Chi en los Estados Unidos, y que solo con raíces fuertes el árbol de la Fundacion Tzu Chi crecerá fuerte.

Desde que en 1993, se estableció la clínica gratuita de Tzu Chi, el Centro de Salud de Tzu Chi en Alhambra ha excedido el espacio disponible así como sus equipos. El 20 de marzo de 2021, Tzu Chi USA organizará una gala virtual para lanzar su campaña de recaudación de fondos a nivel nacional para expandir las capacidades y el espacio del centro de salud. El Dr. Deng instó a todos a invitar a sus amigos y familiares a participar en el evento. El apoyo desinteresado de todos se destinará a mejorar la desinfección, el equipo, la infraestructura de los centros de salud de Tzu Chi y elevar su perfil de seguridad.

No importa si le llamamos CEO Denq o Dr. Denq, lo cierto es, que este médico, que ha participado en brigadas medica en Mexico, Ecuador o en Estados Unidos, refleja la bondad de Tzu Chi, con una sonrisa amable. Cada vez que alguien necesita ayuda, su respuesta es siempre clara, fácil de entender, bajo el enfoque humanista de servicio de Tzu Chi. Al beber una taza de té caliente que el doctor Denq, prepara cada mañana; es una afirmación de su espíritu amable y gentil, con sus cálidas palabras y su naturaleza compasiva, el CEO Denq inspira a quienes lo rodean a seguir caminando por el camino del Bodhisattva.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁