Desplazados Durante La Pandemia: Tzu Chi Brinda Alivio A Sobrevivientes Del Incendio En Hayward

Región Noroeste  |  29 junio, 2020
Los voluntarios realizaron una distribución de tarjetas de regalo en efectivo para los sobrevivientes del incendio en Hayward, California. Foto; Eric Lin.

Escrito por Chiajung Chen
Traducido por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

La pandemia del COVID-19 aún continúa latente, al igual que las órdenes obligatorias de quedarse en casa. Estas medidas se tomaron, para proteger a las comunidades en California. Sin embargo, para los residentes de un complejo de apartamentos en Hayward ha ido de mal en peor.

El 4 de mayo, un incendio de categoría dos alarmas (two-alarm, por su nombre en inglés) arrasó el complejo de tres pisos Valle Vista Terrace antes del amanecer, desplegando humo por todo el edificio y posteriormente causando daños mayores. Al romperse un armario de manguera, inundando gran parte del edificio. Durante el incidente, al menos una docena de personas fueron rescatadas por los bomberos. Y ahora, todos los residentes han sido desplazados trágicamente.

Tras el desastre, una evaluación realizada por la Cruz Roja Americana confirmó que 36 de estos hogares sufrieron daños graves. Más que nunca necesitaban el apoyo de Tzu Chi. Pero debido a la orden de quedarse en casa, los voluntarios no podían hacer visitas individuales junto con los trabajadores sociales. La circunstancia causó que el proceso de distribución enfrentaría nuevos desafíos bajo estas limitaciones. Hasta que los voluntarios de la Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste plantearon la idea de proporcionar ayuda por medio de autoservicio.

Primero, un voluntario llamado Liangping Cheng trabajo en equipo con otros voluntarios y juntos comenzaron a hacer llamadas, para una valoración personalizada, y conocer más a fondo la situación de cada familia afectada en el incendio. A través de cada llamada, completaron formularios, los cuales sirvieron como base para emitir tarjetas de regalo en efectivo. Luego, los voluntarios Chiuchin Tsai y Selena Lu aceleraron el procesamiento de los formularios para que la distribución de tarjetas pudiera proceder lo antes posible.

Al mismo tiempo, los voluntarios continuaron sus conversaciones a través de videoconferencias. En el pasado se sentaban cara a cara. Pero ahora, con las medidas de distanciamiento social implementadas, y la necesidad de desinfectar las mesas y sillas inmediatamente después de cada uso, la ayuda hubiese demorado un poco más. Durante cada conferencia, todos propusieron varias ideas hasta que finalmente se les ocurrió un plan sólido y efectivo.

La idea de llevar a cabo la distribución de tarjetas por medio de autoservicio fue propuesta por el voluntario Tzuhan Liu. Como si fuera un restaurante de comida rápida,usando el formato de autoservicio. Los residentes permanecen en sus vehículos y muestran sus tarjetas de identificación. Los Voluntarios llevan puesto equipos de protección personal, luego confirman sus datos, y les entrega a cada familia una tarjeta de regalo en efectivo. Este método mantiene las medidas de distanciamiento social entre las dos partes y lleva a cabo la distribución con cuidado y rapidez.

Foto: Eric Lin.
Los residentes ingresan a la zona de estacionamiento de la Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste para completar la distribución de manera segura. Foto: Eric Lin.

El evento de distribución se realizó el 17 de mayo, a la 1PM y resultó beneficiando a 21 hogares.

Los voluntarios instalaron carpas por la zona de estacionamiento. Ahí, el voluntario Chengchieh Lu se encargó de dirigir el tráfico. A cada vehículo que se estacionaba, los voluntarios se acercaban para pedir el número de distribución y luego entregar la tarjeta de regalo en efectivo al beneficiario. Una vez que hacían la entrega y recolectaban una firma indicando que el beneficiario ha recibido su tarjeta, la transacción fue completada.

Los bolígrafos utilizados para las firmas también se entregaron a los beneficiarios, por lo que nadie más necesitaría reutilizar. Con todo eso, el proceso de distribución resultó rápido y simple, gracias a las conversaciones continuas que tuvieron los voluntarios de Tzu Chi por videoconferencia.

El día de la distribución, hubo un beneficiario que llegó temprano. Aquella persona también había sido afectada por el incendio. Los Voluntarios al ver la triste expresión en su rostro aprovecharon el tiempo disponible, y consolaron a la persona. Aquel plan original de procesar una distribución rápida y sencilla también se convirtió en un momento oportuno, para los voluntarios impartiendo su amor y compasión a los residentes del complejo Valle Vista Terrace.

Una pareja de ancianos también describió cómo ocurrió el incendio aquella fatídica madrugada. Sin saber que hacer, sufrieron una lesión accidental mientras intentaban ponerse a salvo. Temporalmente, se están quedando en un hotel y todavía se encuentran bajo estado de shock. Durante la distribución, expresaron que para ambos es difícil vivir en el hotel y sinceramente desean regresar a casa. Al recibir su tarjeta de regalo en efectivo, la pareja agradeció a Tzu Chi y los voluntarios los invitaron a visitar las oficinas después de que termine la pandemia.

La Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste estaba a unos 30 minutos del complejo. Debido a que algunos sobrevivientes no pudieron conducir, vinieron con sus vecinos. Foto: Eric Lin.

La Oficina Regional Tzu Chi del Noroeste queda ubicado aproximadamente a 30 minutos del complejo. Como algunos sobrevivientes no pudieron conducir, vinieron junto con sus vecinos para recibir su tarjeta de regalo. La voluntaria Chiunghui Liu, que habla español con fluidez, atendió a las familias a quienes había contactado por teléfono. Al hacerlo, inmediatamente sintieron una conexión, tal como si se conocieran de años. Y al final de su sincero intercambio, uno de los sobrevivientes incluso extendió un “Gracias” a los voluntarios en el idioma taiwanes.

Foto: Eric Lin.
El amor y compasión de los voluntarios Tzu Chi aliviaron el dolor de los sobrevivientes. Foto: Eric Lin.

Muchas de las personas afectadas no conocían a la Fundación Tzu Chi, pero tenían curiosidad por saber más sobre las tarjetas de regalo que sus voluntarios estaban ofreciendo. Mientras los voluntarios hacían la entrega, explicaban que era similar que a otra tarjeta de regalo en efectivo, y compartieron cómo los fondos de caridad provienen de generosos donantes de todo el mundo. Cada tarjeta de regalo en efectivo se puede utilizar para comprar artículos esenciales en las tiendas comerciales. No tienen ninguna restricción, excepto para la compra de cigarrillos y bebidas alcohólicas.

Renee Liu fue la voluntaria quien ayudó con la fotografía y respondía cualquiera pregunta que tenían los beneficiarios. Además, les habló sobre la misión caritativa de Tzu Chi, presentando el sitio web para obtener más información sobre la ayuda humanitaria global que brindan. Desde la entrada hasta el espacio de estacionamiento designado, lo voluntarios se encargaron de asistir a los residentes por todo el camino con el fin de asegurarse de que se fueran con sonrisas en los rostros. Al hacerlo, aliviaría la carga en sus corazones, así como su carga financiera.

Los voluntarios Tzu Chi responden las preguntas y explican cómo los fondos de caridad provienen de donantes alrededor del mundo. Fotos Eric Lin.

Hanzel Smart, otra sobreviviente del incendio, explicó que su esposo estaba gravemente enfermo y necesitaba una silla de ruedas. Ella planea utilizar la tarjeta para comprar una nueva silla de rueda. En el incendio, el equipo médico de su esposo quedó destruido. Por el momento, la pareja se está quedando con otros familiares.

Barbara, una señora de edad que tambien sobrevivio el incendio, dijo que sin una forma de asegurar fondos para un lugar donde vivir. Muy pronto podría quedar en la calle. Cómo no podía conducir a la distribución, los voluntarios fueron al hotel donde temporalmente se está quedando, y entregar su tarjeta de regalo en efectivo.

También entregaron una tarjeta a otra señora, Bonnie, quien se alojaba en el mismo hotel. Al descubrir que no era necesario reembolsar la tarjeta de regalo en efectivo, se conmovió y agradeció a Tzu Chi, al igual que a todas las personas desinteresadas que donaron. El complejo Valle Vista Terrace está programado su demolición, y la fecha final para recuperar cualquier artículo perdido fue ese mismo dia antes de la 5 PM.

Los voluntarios entregan tarjetas de regalo en efectivo a los sobrevivientes mientras hacen su último viaje para recuperar sus pertenencias antes de que el edificio. al llamaban hogar, sea demolido. Foto: Eric Lin.
Foto: Eric Lin.
Una sobreviviente del incendio llamada Bonnie se conmovió profundamente cuando supo que no era necesario reembolsar la tarjeta y era posible gracias a los donantes de todo el mundo. Foto: Eric Lin.

Luego de estallar el brote de coronavirus, las mascarillas protectoras se han convertido en artículos muy buscados. Por lo tanto, se han vuelto mucho más difíciles de conseguir de conseguir debido a la escasez. Aparte de las tarjetas, los voluntarios también proporcionaron mascarillas de telas reutilizables y cosidas a mano que ellos mismos hicieron. Además, una carta escrita por la fundadora, la Venerable Maestra Cheng Yen.

Durante el evento, los voluntarios entregaron su energía positiva, y sus más cálidas bendiciones a los sobrevivientes. Aunque algunos no pudieron acompañar a los residentes afectados como de costumbre, aún así sentían la sensación de amor y solidaridad sabiendo que su familia Tzu Chi estaba con ellos.

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁