Voluntarios de Tzu Chi llevan Esperanza a Sobrevivientes del Tornado en Chicago

Región del Medio Oeste  |  16 febrero, 2022
Los voluntarios de Tzu Chi entregan regalos navideños a las familias locales de los suburbios de Chicago que se vieron afectadas por los devastadores tornados del 20 y 21 de junio. Foto/Dennis Lee

Escrito por Pheel Wang
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por Maribel Suárez

El año pasado durante la época de tornados se vivió un desastre natural en Naperville, Woodridge y otras localidades cercanas de Chicago, IL. Los días 20 al 21 Junio, los residentes de la zona tuvieron que mantenerse alerta por las tormentas que se formaban sobre sus cabezas. 

El Servicio Meteorológico Nacional utiliza la Escala Fujita mejorada (EF) para determinar la fuerza destructiva de un tornado, y así comunicar adecuadamente a la gente de la zona el nivel de alerta que deben tener. El de las fechas de Junio 20-21 llegó a una aterrorizante categoría E3.

Una tormenta destructiva

El fenómeno natural alcanzó su punto más peligroso un poco antes de medianoche de junio 20 causando caos. Se reportó que los vientos llegaron hasta 165 millas por hora y el tornado devoró un área de alrededor de 15 millas, elevando escombros por todos lados.

Un total de 225 reportes de daños fueron recibidos y 22 hogares de la zona se declararon inhabitables. Según la compañía que agrega datos y cortes de energía en Estados Unidos PowerOutage.US, 75,000 personas se quedaron sin energía en Illinois e Indiana. Sin duda, este ha sido uno de los tornados más devastadores de los últimos años en Chicago.

Reconstruyendo estabilidad de cuerpo, mente y espíritu.

Los tornados impactaron en medio de la noche lo cual sorprendió a los residentes que dormían en sus casas. Sin embargo, la tormenta causó daños irreparables en las viviendas de muchas personas de la comunidad, daños que pueden tardar meses en recuperarse.

Los voluntarios de Tzu Chi de la zona del medio oeste están preparados, para apoyar a estas comunidades en situaciones de emergencia organizaron el 13 de noviembre del 2021 una distribución donde se evidenciaron las necesidades que muchas de estas familias siguen teniendo después de varios meses de recuperación.

La misión principal de la Fundación Budista Tzu Chi es buscar alivio al sufrimiento de las personas alrededor del mundo. Muchas veces esa ayuda debe comenzar a una escala más reducida, poco a poco. Los voluntarios de Tzu Chi entienden la difícil situación por la que cada persona está pasando y su objetivo es brindar la ayuda que necesitan y los más rápido posible. 

Los beneficiarios examinaron la variedad de bienes de Tzu Chi, eligieron obsequios para sus seres queridos y suministros necesarios para ellos mismos. FOTO/Dennis Lee

Tzu Chi no solo busca aliviar daños físicos, sino también ayudar a las personas a llegar al bienestar espiritual tan necesario para un balance ideal. Es por esto que durante la distribución, los voluntarios, además de entregar tarjetas de débito prepagadas, repartieron mantas ecológicas y libros de bolsillo con aforismos Jing Si.

Elevando el espíritu

Con la época navideña acercándose, los voluntarios de Tzu Chi prepararon una dinámica especial para alegrar a las personas de la comunidad. Esta consistía en la creación de una “tienda gratuita” donde los beneficiarios podrían darse un paseo y “comprar” regalos para sus familiares y amigos. Se podrían encontrar guantes de invierno, gorros, bufandas, sudaderas con capucha, libros para niños y juguetes.

Patsy Williams, una mujer local impactada por el tornado, se sorprendió cuando al llegar al evento de distribución vio que los voluntarios se tomaron el tiempo para crear esta “tienda”. Ella se alegró mucho al pensar que no se quedaría sin la oportunidad de darle regalos a sus seres queridos.

Qué gran oportunidad en esta época del año, parece que saben exactamente lo qué necesitamos. Tengo sobrinas y sobrinos pequeños y quiero darles regalos… pero, ¿cómo hacía eso? Hoy voy a poder hacer eso.

Patsy Williams, Beneficiaria

Varios de los que atendieron trajeron consigo alcancías de bambú llenas de monedas con la intención de brindar su ayuda a la comunidad. A muchos de ellos les gustó la dinámica y consideraron que estas son una muy buena oportunidad para devolver el apoyo que recibieron.

Retribuir siempre es una buena sensación, recibir es bueno, pero dar también es una sensación gratificante.

Michele Moore, Beneficiaria

Los voluntarios de Tzu Chi se llenaron de alegría al vivir estos momentos de conexión humana con las personas a las que ayudan día a día. En las situaciones de preocupación y necesidad, es cuando más importa mantenerse unidos y ser generosos compartiendo  lo que tengamos a nuestro alcance. La intención y significado detrás de esos actos de bondad son lo que nos hace humanos y en Tzu Chi lo reconocemos muy bien.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁