Uniendo Personas: Tzu Chi Envía Ayuda Para El Coronavirus a India. Un Testimonio de Bondad y Generosidad

Oficina Nacional  | 20 mayo, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Los artículos de socorro proporcionados por Tzu Chi, se distribuyeron en un templo budista a familias desatendidas en Bodhgaya y Varanasi, en el norte de India. [Fotos: Fundación Budista Tzu Chi]

Mientras la vacuna COVID-19 se ha estado aplicando en muchas partes del mundo, varios países en el occidente han ablandado sus políticas de restricciones en cuanto al acceso a estos países se refiere. Sin embargo, noticias desgarradoras desde la India han comenzado a dominar los noticieros. Debido a la llegada de una segunda ola del virus, más el descubrimiento de una nueva variante, la nación nuevamente enfrenta una crisis de salud pública. Según las últimas cifras publicadas por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad John Hopkins, más de 25 millones de personas en la India han sido afectadas, con un número de fallecidos, que asciende a más de 280.000, y con el pasar de los día, esas cifras continúan en aumento.

En medio de la crisis, innumerables personas viviendo bajo la pobreza han perdido sus fuentes de sustento y ahora deben luchar para alimentar a sus familias, incluso mientras el virus asola sus pueblos y ciudades. En agosto de 2020, el gobierno nacional comenzó a dar de baja las órdenes de cuarentena, no porque la propagación del virus se hubiera ralentizado, sino porque se estaba volviendo imposible para la población mantener su mera existencia. De acuerdo a las estadísticas, más de 100 millones perdieron sus empleos debido a la pandemia y tenían una gran necesidad de recibir asistencia.

Al ver como la situación en la India, se empeoraba, era importante para la Fundación Budista Tzu Chi, de no quedarse con los brazos cruzados. Aunque, no tenía una sucursal en la India, los voluntarios pudieron establecer contacto, con algunas organizaciones religiosas y humanitarias para ayudar a la gente. Independientemente de la religión, filosofía, credo al que estas organizaciones pertenecen, los voluntarios buscaron colaborar con ellos, ya que todas comparten el mismo espíritu de bondad y generosidad hacia los necesitados. Para finales de octubre de 2020, la ayuda proporcionada por Tzu Chi había llegado a 100.000 familias en todo el país de India.

Entre estas organizaciones se encuentran: Los  Camilianos, una orden religiosa Católica Romana. El sacerdote Camiliano Giuseppe Didone, fue quien primero solicitó ayuda de Tzu Chi, para proporcionar suministros médicos a la gente de Italia, su país natal. Más tarde, cuando la Fundación buscó la forma de enviar ayuda a la India, el padre Didone, los puso en contacto con la sucursal de la orden establecida en la India. Al recibir los viveres enviados por Tzu Chi, los misioneros trabajaron, sin descanso, para enviar la ayuda alimentaria a 13 estados del país.

Los Padres Camilianos, llevaron a cabo distribuciones de ayuda en la India, con la ayuda del departamento de policías y otras organizaciones. [Foto: Fundación Budista Tzu Chi]

Otra organización, ABM Samaj Prabodhan, hizo arreglos, para que sus miembros distribuyeran alimentos proporcionados por Tzu Chi a 2.000 familias en Mumbai y Pune, las dos ciudades más grandes del estado de Maharashtra, ubicado en el área oeste de la India. La ayuda de Tzu Chi, llegó a los barrios marginales, especialmente los Dalits (a menudo conocido como los “Intocables”), que se encuentran en los sectores más desfavorecidos de la India en extrema pobreza y discriminacion social. Sitaram Gaikwad, fundador y director de ABM, elogió a Tzu Chi, por permitirles ayudar a miles de familias desfavorecidas durante estos tiempos difíciles por la pandemia del COVID-19.

No es privilegio de los ricos dar. Muchas de las veces, son las personas empobrecidas quienes resultan ser las más generosas. Fue a través del espíritu de dar, que la oficina de Tzu Chi Mozambique, inició una recaudación de fondos, con el fin de ayudar a la población empobrecida de la India, al enterarse del sufrimiento, que estaban pasando. A pesar de que estos voluntarios a menudo tienen muy pocos e incluso algunos con cero ingresos, se reunieron para orar por la India y donar lo que pudieran: algunos donaron una sola moneda, otros varias monedas, y algunos los únicos billetes en efectivo que poseen. Juntos, los voluntarios de Tzu Chi Mozambique, pudieron donar una suma total de 3.361 Mozambique Meticales (MZN), un promedio de 3,3 meticales por persona, lo que representó más del 5% de sus ingresos diarios.

“Me entristece mucho verlos quemar los cuerpos de los muertos”, dijo un voluntario. Otro agregó: “Son ellos hoy, podríamos ser nosotros mañana”.

En mayo de 2021, a medida que la pandemia empeoraba aún más en la India, la Fundación Budista Tzu Chi, logró conseguir 250 ventiladores y comenzó a transportarlos a distintas organizaciones. Entre las organizaciones, se incluyen las Misioneras de la Caridad y Dos Templos Budistas Tibetanos, solicitaron la ayuda de Tzu Chi, en el plazo de una semana. Por ahora, estos actos de generosidad, se hacen más difícil de realizar, porque el país, se encuentra en proceso de cierre. A veces, los suministros médicos están en camino cuando los voluntarios reciben la noticia de que su destino se encuentra cerrado. Aun así, Tzu Chi ya ha logrado enviar ayuda a 15 de los 25 estados de la India.

[Foto: Fundación Budista Tzu Chi]

En un momento desafiante como este, cuando en el mundo entero, las enfermedades y el sufrimiento abundan, el amor y la ayuda mutua iluminan, la oscuridad y nos dan la esperanza de superar esto juntos, es la única manera posible. 

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁