Un Viaje Para llevar Equipos de Protección a las Regiones Agrícolas de California

Región Noroeste  |  22 julio, 2020
Tzu Chi volunteers deliver masks for staff and students at Rancho
Voluntarios de Tzu Chi entregan máscaras, para el personal y los estudiantes en Rancho Cielo. Un centro de aprendizaje y servicios sociales para jóvenes desatendidos, y desconectados que enfrentan desafíos para lograr éxito. Foto de Judy Liao.

Escrito por Christina Chang
Tranducido por Gerardo Bonilla
Editado por Maribel Suárez

El recorrido desde San José en el Silicon Valley, de California hasta el Rancho Cielo Youth Campus, en Salinas localizado en el Condado de Monterey, es pintoresco. En el trayecto se encuentran muchos paisajes, para disfrutar la espectacular vista. Al comienzo, el recorrido por la autopista 17 a lo largo de Santa Cruz cuenta con grandes árboles alineados a ambos lados de la carretera estatal. Luego el camino lleva a disfrutar las hermosas vistas del Océano Pacífico a lo largo de Cabrillo por la autopista 1, la cual bordea la costa. Al final del camino, nos deleitamos con los grandes campos y exuberantes tierras de cultivo a medida que nos acercabamos al destino.

Aunque el camino ofrecía una gran variedad de paisajes, los voluntarios de Tzu Chi, Chijen Huang, Judy Liao y Joy Chen no se detuvieron para disfrutar del panorama. Su misión principal era entregar suministros de equipos de protección personal (EPP) esenciales a múltiples instituciones cerca de Salinas, en donde tendrán paradas en el camino tanto en Watsonville como en el condado de Santa Cruz. Con esta misión salieron del oeste de San José temprano en la mañana del 4 de junio de 2020.

El equipo de la Región Noroeste de Tzu Chi USA, tenía su vehículo cargado con insumos de protección. Los voluntarios debían cumplir con un calendario apretado, y completar la entrega de varias cajas llenas de suministros. En la mismas se incluían mascarillas médicas y mascarillas de tela Tzu Chi en color azul marino característico de la fundación. La ansiedad de los voluntarios, por cumplir con la tarea de distribución en las dos principales ciudades agrícolas en el sur de California era evidente.

¿Volverás a Watsonville?

Los voluntarios se sintieron familiarizados cuando arribaron al pequeño pueblo de Watsonville, debido a que la fundación Tzu Chi ha venido trabajando en el cuidado de trabajadores agrícolas y con algunos hogares de bajos ingresos del área durante 20 años. Como resultado de la relaciones de tanto tiempo, los voluntarios de Tzu Chi junto con los maestros y estudiantes de la Academia Tzu Chi Cupertino, acordaron venir  a disfrutar de una celebración con estas familias en diciembre de cada año, justo antes de Navidad.

La muestra de agradecimiento por la asistencia y el cuidado de parte de la fundación Tzu Chi en el área culminó con  la designación del 9 de diciembre de 2018 como Día de Tzu Chi. Un reconocimiento de parte de  la ciudad de Watsonville por las contribuciones realizadas por Tzu Chi a través de tantos años.

Mientras el COVID-19 se extendía por todo el país en el 2020, Judy Liao, voluntaria de Tzu Chi, contactó al Departamento de Parques y Servicios Comunitarios de la Ciudad de Watsonville, para preguntar si necesitaban mascarillas como medidas preventivas para la salud y seguridad de la comunidad. La llamada telefónica fue recibida por Adriana Flores quien de inmediato se conmovió de felicidad porque en ese preciso momento el Departamento se encontraba buscando mascarillas, muy difíciles de conseguir para ese entonces.

Durante la conversación, Adriana  informó que los departamentos de policía, y bomberos en Watsonville también carecían de mascarillas. Después de múltiples comunicaciones con los diversos departamentos de la Ciudad de Watsonville, los voluntarios de la Región Noroeste de Tzu Chi USA evaluaron sus necesidades y determinaron qué artículos donar.

Posteriormente, un equipo de voluntarios de Tzu Chi USA entregó 400 mascarillas médicas y 60 mascarillas de tela al Departamento de Parques y Servicios Comunitarios de la Ciudad de Watsonville el 4 de junio. Del mismo modo también otorgaron 500 mascarillas médicas, 100 mascarillas KN95 y 100 mascarillas de tela para el Departamento de Policía. Además otorgaron también 400 mascarillas médicas, 100 mascarillas KN95, 50 mascarillas de tela, seis pares de gafas y diez protectores faciales para el Departamento de Bomberos.

Voluntario de Tzu Chi hacen entrega de EPP para el personal de la Ciudad de Watsonville y los primeros en responder del Departamento de Policía y el Departamento de Bomberos de Watsonville. Foto: Judy Liao.
La voluntaria de Tzu Chi, Joy Chen (izquierda) y Adriana Flores (derecha), del Departamento de Parques y Servicios Comunitarios de la Ciudad de Watsonville, cuentan los artículos en la donación de EPP de Tzu Chi USA. Foto: Judy Liao.

Rudy López Sr., jefe de bomberos de la ciudad de Watsonville, quien ha servido en la estación de bomberos de Watsonville durante 27 años, expresó un sincero agradecimiento cuando aceptó la donación de EPI (Equipo de Protección Individual) de parte de Tzu Chi USA. López Sr. indicó que los suministros médicos eran muy apreciados ya que escaseaban en el Departamento de Bomberos. El titular destacó además que la oportuna llegada de estos artículos será de gran ayuda para los bomberos que sirven a la comunidad.

López Sr. se mostró muy agradecido cuando se enteró de que los voluntarios de Tzu Chi y la Ciudad de Watsonville habían colaborado en varias actividades durante los últimos 20 años en el cuidado de su comunidad. El Jefe de Bomberos estaba muy contento y dispuesto en aprender más sobre la fundación, y sus misiones por lo que esperaba tener la oportunidad de seguir trabajando juntos en iniciativas futuras.

El voluntario de Tzu Chi, Chijen Huang (derecha), le muestra un paquete de arroz Jing Si a Rudy López Sr. (izquierda), Jefe del Departamento de Bomberos de Watsonville. Foto: Judy Liao.

Durante la pandemia, socorristas como los bomberos, y los oficiales de policía deben continuar con sus deberes y gracias al EPP (equipos de protección personal) donado por Tzu Chi USA, ahora podrán servir a la comunidad con mayor tranquilidad. A medida que entregaban suministros al Departamento de Policía de Watsonville, los voluntarios también compartieron información sobre la fundación Tzu Chi y la ayuda que brindan tanto en los Estados Unidos como internacionalmente.

Tzu Chi Volunteer Joy Chen (left) introduces Tzu Chi and its missions to an officer of the Watsonville Police Department. Photo by Judy Liao.

Después de completar las entregas de EPP, el equipo de Tzu Chi conversó con el personal del Departamento de Parques y Servicios Comunitarios de Watsonville, quienes compartieron sus preocupaciones sobre cómo podrían ayudar a mucho de los trabajadores agrícolas, y sus familias que forman parte de esta comunidad. La mayoría de estos hispanos provienen de hogares desatendidos, y no tienen un ingresos estables. Muchos de ellos solo dependen del trabajo en los campos agrícolas de la zona y así, poner comida en la mesa.

No hay duda de que la pandemia del COVID-19 ha llenado de incertidumbre el futuro de muchos en todas partes. Ciertamente la confianza sobre lo que les deparará el futuro ha mermado mucho. Esto debido a que esta crisis ha afectado el bienestar financiero de forma drástica de los trabajadores agrícolas. Aunque algunos grupos se han visto más afectados que otros, la verdad es que muchos carecen de elementos básicos para diario vivir. 

Antes de que los voluntarios se despidieran, Adriana Flores preguntó con cierta preocupación: «¿Volverán?» a lo que los voluntarios respondieron sin titubear: «¡Sí! Regresaremos.»
El equipo de Tzu Chi reitero a la ciudad que continuarán cuidando a las familias, y que formularán planes de acción para las próximas ayudas.

Ayuda para proteger a los estudiantes y al personal de Rancho Cielo

Una vez cumplida la repartición en Watsonville los voluntarios de Tzu Chi, Chijen Huang y Judy Liao, continuaron el viaje de distribución de EPP. Después de media hora conduciendo, llegaron a Salinas, ubicado a ocho millas del Océano Pacífico. Este pueblo se encuentra en la desembocadura del Valle de Salinas, conocido como el “Salad Bowl of the World” (La ensaladera del Mundo) debido a que esta enorme región agrícola de California cultiva y exporta flores, frutas y verduras para Estados Unidos y el Mundo.

El Valle de Salinas es conocido como el "La ensaladera del Mundo", con paisajes interminables de campos que producen flores, frutas y verduras para personas en todo el país. Foto: Judy Liao.

El destino de los voluntarios de Tzu Chi era llegar a Rancho Cielo Youth Campus, un centro integral de aprendizaje y servicios sociales para jóvenes desatendidos en el Condado de Monterey. Se estableció una escuela en el 2000, la cual brinda capacitación vocacional y educación, para lograr que jóvenes logren obtener diploma.

La pandemia del COVID-19 el Rancho Cielo cerró temporalmente, pero recientemente su administración anunció su reapertura en el campus. No obstante, para mantener la salud y la seguridad de todos, la escuela debe proporcionar una cantidad suficiente de mascarillas para los maestros, el personal y para más de 100 estudiantes. Ante estas necesidades, la donación de mascarillas de Tzu Chi llegó justo en el momento correcto gracias a la intervención de Alejandrina Vigil, una dentista local.

Vigil es también voluntaria de la Asociación Médica Internacional de Tzu Chi (TIMA) y ha participado en las actividades de divulgación médica de Tzu Chi durante los últimos tres años. Cuando Vigil vio en Facebook que Rancho Cielo Youth Campus estaba buscando mascarillas médicas tan difíciles de encontrar en estos días, de inmediato refirió el apoyo de Tzu Chi a la escuela.

Los voluntarios de Tzu Chi, Chijen Huang y Judy Liao, llegaron a Salinas el 4 de junio. Una vez que arribaron recibieron la ayuda de Alejandrina y su esposo Jorge Vigil, quien sirve en el departamento de policía local. Ambos se unieron a los voluntarios, para la entrega de EPP a Rancho Cielo y juntos lograron realizar una donación de estos suministros esenciales. La entrega de EPP incluyó 250 mascarillas médicas y 450 mascarillas de tela que de seguro aliviarán algunas de las preocupaciones del personal de la escuela sobre la protección de todos a medida que se reabre el campus.

Rancho Cielo Youth Campus publica un mensaje de agradecimiento por la donación de mascarillas en su página de Facebook. Foto: Judy Liao.

Jadrian Clausen, Asistente Ejecutivo en Rancho Cielo, compartió la misión de la escuela y los eventos actuales, mientras aceptaba la donación del EPP. Los voluntarios de Tzu Chi también aprovecharon la oportunidad para compartir las áreas de servicio de Tzu Chi en las comunidades vecinas y en todo el país.

Alejandrina Vigil (izquierda) y su esposo, Jorge Vigil (tercera izquierda), participan en la entrega de mascarillas de Tzu Chi en Rancho Cielo, donde Jadrian Clausen (derecha) acepta la donación en nombre de la escuela. Foto de Judy Liao.

Durante la entrega de EPP representantes de dos organizaciones sin fines de lucro comprometidas con el esfuerzo de apoyar a las poblaciones desatendidas, tuvieron la oportunidad de reunirse gracias a esta misión de Tzu Chi. Este junte beneficioso logró otra hermosa conexión entre los que sirven y cuidan a personas necesitadas o que viven en riesgo.

Mientras, gracias a la referencia de Alejandrina y su esposo Jorge Vigil, quien está en la División de Libertad Condicional, ese mismo día Tzu Chi USA también donó EPP para el Departamento de Policía de Salinas. En esta ocasión se entregaron 100 mascarillas médicas, 130 mascarillas KN95 y diez mascarillas de tela para la Unidad de Servicio Uno; y 250 mascarillas médicas, 75 mascarillas KN95 y diez mascarillas de tela para la Unidad de Servicio Dos.

Jorge Vigil (derecha), quien es agente de libertad condicional, acepta la donación de mascarillas de Tzu Chi en nombre del Departamento de Policía de Salinas. Foto: Judy Liao.

El Apoyo Comunitario Extiende el Alcance de la Ayuda de Tzu Chi

Durante la pandemia, Alejandrina Vigil ayudó a los voluntarios de Tzu Chi a contactar a varias instituciones necesitadas en su comunidad de Salinas y el condado de Monterey y brindó apoyo oportuno para llevar las máscaras solicitadas a las organizaciones. Como resultado de sus esfuerzos, los voluntarios también trajeron 1,500 máscaras médicas y 120 máscaras de tela para el personal del Banco de Alimentos del Condado de Monterey.

La asistencia de Alejandrina Vigil para contactar varias instituciones de su comunidad ayuda a los voluntarios de Tzu Chi a ofrecer apoyo oportuno al proporcionar el PPE solicitado. Foto: Judy Liao.

Alejandrina se sintió honrada de unirse al equipo de Tzu Chi y también de poder retribuir a su comunidad. Su hija siguió los pasos de su madre y ahora también es dentista. Alejandrina espera que después de la pandemia, ella y su hija puedan ser voluntarias juntas en los eventos médicos de alcance local de Tzu Chi.

Volveremos

Los voluntarios de la Región Noroeste de Tzu Chi USA se dirigen hacia su hogar al norte de San José luego de finalizar su misión. Foto: Judy Liao.

Una vez completada la misión de entrega, Chijen Huang y Judy Liao emprendieron su viaje de regreso a casa. El trayecto de vuelta hacia el norte de California volvió a regalarles bellos paisajes en las que pasaron lindos campos verdes, y dorados mientras conducían hacia San José. En el camino pudieron observar a muchos trabajadores agrícolas en las distintas plantaciones de la región. A los voluntarios les llamó la atención la tenacidad de estos trabajadores quienes se secaban de vez en cuando el sudor ante un sol implacable para proseguir su labor constante en la cosecha.

Chijen y Judy reconocieron la gran diligencia de estos trabajadores agrícolas quienes realizaban un admirable esfuerzo, para ganar lo suficiente y poder alimentar a sus familias. De pronto recordaron cuando Adriana Flores les había preguntado preocupada «¿Volverán?» momentos antes de haberse marchado de Watsonville. En un silencio de reflexión, y luego de ver la perseverancia, ánimo y esfuerzo de los trabajadores agrícolas, los voluntarios no dudaron en reiterar su respuesta de corazón: «Volveremos».

Recuerda que con amor, puedes apoyar misiones como estas. Juntos, podemos hacer la diferencia en estos tiempos difíciles. Todos estamos juntos en esto.

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁