En el Primer Invierno de la Pandemia Tzu Chi Distribuye Alimentos en el Sur de California

Oficina Nacional  | 21 junio, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Tzu Chi USA distribuye alimentos a familias necesitadas desde el Centro de Aprendizaje Elizabeth en Cudahy, California. Esto aconteció el 28 de enero de 2021. Foto / Jaime Urbina

Escrito por Jennifer Chien
Traducido por Hong (Ariel) Chan
Editado por Diana Chang, Ida Eva Zielinska
Traducido (español) por Gerardo Bonilla
Editado (español) por Maribel Suárez

La situación de la pandemia de COVID-19. se agravó nuevamente cuando las temperaturas bajaron en noviembre de 2020. A principios del 2021, con la propagación de nuevas cepas del virus, los estados volvieron a emitir órdenes de quedarse en casa en las ciudades parcialmente abiertas de los Estados Unidos, de ese modo, cumplir con las regulaciones gubernamentales y garantizar la seguridad de los residentes y voluntarios. En enero, Tzu Chi USA, suspendió distribuciones de alimentos a escala comunitaria.

Sin embargo, los voluntarios de Tzu Chi unieron fuerzas, con las autoridades municipales de la ciudad de San Dimas y algunas escuelas en el sur de California. Esto para ayudar a las familias de bajos ingresos, que luchan con el impacto que la pandemia ha ocasionado en sus vidas. De esta forma colaboraron en la organización de distribuciones a pequeña escala y en el envío de suministros a los hogares de los residentes de la comunidad, para que estos pudieran ser atendidos durante los fríos meses de invierno.

Ayudando A Los Adultos Mayores A Quedarse Tranquilos En Casa

La distribución desde el camión de despensa de alimentos de Tzu Chi USA, continúa a pesar de la pandemia. Foto / Jennifer Chien
El director ejecutivo de Tzu Chi USA, Jackson Chen (izquierda), visita San Dimas, con Nadia López, miembro del personal del municipio local (derecha), para conocer el estado de la distribución de alimentos. Foto / Jennifer Chien

Desde abril de 2020, Tzu Chi USA ha cooperado con la ciudad de San Dimas, California, para proporcionar frutas y verduras a los adultos mayores necesitados en la comunidad. A medida que el sur de California se convirtió en la región de EE. UU. más afectada por el COVID-19, proporcionar alimentos para evitar que los ancianos salgan a comprar se convirtió en una medida vital para ayudar a protegerlos y evitar la propagación comunitaria.

El 21 de enero, el director ejecutivo de Tzu Chi USA, Jackson Chen, visitó las oficinas gubernamentales de la ciudad de San Dimas. Chen estuvo presente mientras los miembros del personal de la ciudad, se preparaban para distribuir los alimentos esenciales proporcionados por Tzu Chi directamente a las manos de los adultos mayores.

Temprano esa mañana, cuando la despensa de alimentos móvil de Tzu Chi USA, llegó con más de 100 porciones de comestibles al Centro Comunitario/para Personas de la Tercera Edad de San Dimas, había tres camiones esperando en el estacionamiento. Cuatro miembros del personal de la ciudad ayudaron a los voluntarios de Tzu Chi a descargar la comida de la despensa móvil y luego trasladaron la mayoría de los suministros a sus camiones.

El personal de la ciudad de San Dimas, se prepara para entregar en camión los suministros de alimentos donados por Tzu Chi USA a los residentes mayores necesitados. Foto / Jennifer Chien

Tres miembros del equipo de la ciudad fueron responsables de entregarles comida en las casas de los adultos mayores que no podían salir, mientras que un miembro del personal, se quedó esperando por los residentes que pasaban a recoger los alimentos gratuitos. Mientras observaba a todos preparar la mayoría de los suministros para entregar, Chen compartió cómo Tzu Chi, se adaptó a las condiciones de la pandemia en Los Ángeles y de cómo podría continuar su ayuda a través de asociaciones como esta:

Debido a la intensa pandemia en Los Ángeles, Tzu Chi, tuvo que suspender la distribución de alimentos para la comunidad, pero los servicios de Tzu Chi a la comunidad no se suspendieron. Durante el período en que la pandemia continuó aumentando, Tzu Chi y los socios comunitarios como el gobierno de la ciudad, oficinas oficiales, escuelas y otras unidades cooperaron para distribuir suministros esenciales a estas unidades y dejar que las personas los recogieran en lotes. Este control del tráfico ayuda a reducir la propagación de la pandemia.

Jackson Chen, CEO Tzu Chi USA

Al mismo tiempo, Nadia López, miembro del personal de la ciudad de San Dimas, explicó las medidas de seguridad comunitaria a pequeña escala que la ciudad había puesto en marcha durante la pandemia. Resulta que el gobierno de la ciudad acepta donaciones de alimentos enlatados o secos de ciudadanos y empresas todos los martes. El personal limpia y desinfecta los envases de los alimentos recibidos, luego los clasifica y los empaqueta.

El personal de la Ciudad combinó todos los suministros luego de la donación de cajas de comida que Tzu Chi, realiza todos los jueves por la mañana. Luego entregaron alimentos a los hogares de los adultos mayores en la comunidad de una forma más ágil. Además tuvieron algo de comida en el Centro Comunitario, para Adultos Mayores de San Dimas, donde recibieron los víveres La contribución de Tzu Chi a esta empresa es muy apreciada:

Estoy muy agradecido de que Tzu Chi, continúe ayudando a las personas mayores de nuestra comunidad. Estos alimentos han sido de gran ayuda en tiempos tan difíciles.

Nadia Lopez, Trabajadora de la Ciudad de San Dimas

Alivio En La Inseguridad Alimentaria

El 28 de enero, los voluntarios de Tzu Chi fueron al Centro de Aprendizaje Elizabeth, la Escuela Intermedia Gage y la Escuela Primaria San Antonio para distribuir 297 porciones de comida a los estudiantes y sus familias. Las tres instituciones educativas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles se encuentran en áreas empobrecidas del sureste de Los Ángeles, por lo que dicha ayuda alimentaria de caridad es fundamental.

El Centro de Aprendizaje Elizabeth distribuye comida proporcionada por Tzu Chi USA, en la acera frente a la escuela. Foto / Esmeralda Hsu
Tzu Chi USA colabora con la Gage Middle School para distribuir comidas para llevar y cajas de alimentos a las familias necesitadas. Foto / Tsaichiung Tsai

El Centro de Aprendizaje Elizabeth permitió a los voluntarios distribuir la comida en la acera frente a la escuela. La mayoría de las familias en esta área son inmigrantes recientes quienes subsisten con bajos ingresos. Muchos padres no tuvieron otra opción que caminar hasta la escuela con sus hijos para recolectar las casi 30 libras de alimentos que se dan por hogar.

La Escuela Intermedia Gage y la adyacente Escuela Primaria San Antonio, permitieron a los voluntarios de Tzu Chi, unirse a su programa de autoservicio en su estacionamiento. Mediante este programa las escuelas brindan un almuerzo temprano para los estudiantes todos los días. De esta forma, las familias de los niños de la escuela podían recoger las cajas de comida gratis de Tzu Chi al mismo tiempo.

Cada familia recibe un suministro adecuado de alimentos y mascarillas. Foto / Esmeralda Hsu

Jaime Urbina, responsable de la distribución de alimentos en la Escuela Intermedia Gage, mencionó que muchas familias cuyos hijos asisten a la escuela habían perdido familiares debido a la pandemia. El padre de un estudiante acababa de fallecer y muchos padres actualmente se encontraban desempleados.

Además, dado que muchos residentes de la zona habían perdido su fuente de ingresos y padecían de inseguridad alimentaria, la escuela cooperó con el gobierno local para notificar a las familias del vecindario que necesitan asistencia de emergencia, para que se beneficien de la distribución de Tzu Chi.

Estoy muy agradecido con Tzu Chi, quien ha estado cuidando a los residentes de nuestra comunidad; esto es realmente una bendición.

Jaime Urbina, Trabajador de la escuela Gage Middle

El voluntario Tsaichiung Tsai, quien coordinó la distribución de alimentos, explicó que después de que Tzu Chi notificó a sus socios que suspende los obsequios de alimentos debido a la pandemia, muchos residentes y funcionarios o supervisores de las organizaciones asociadas expresaron mucha preocupación. Después de todo, los voluntarios de Tzu Chi se habían ocupado de esta comunidad durante mucho tiempo.

Muchas familias enfrentan el doble golpe de la infección por COVID-19 y el desempleo. Además esta situación, deja a estas familias en una grave inseguridad alimentaria. Al mismo tiempo se interrumpen ciertos programas regulares de distribución, pero los voluntarios de Tzu Chi emprendieron esfuerzos como estos para reemplazarlos.

Entrega De Comida Directamente Para Los Más Necesitados

La misma situación también ocurrió en San Bernardino, en la región de Inland Empire del sur de California. Hace una década, la Oficina del Censo de los Estados Unidos evaluó a San Bernardino como la segunda ciudad más empobrecida del país. La pandemia de COVID-19 ha acumulado dificultades económicas adicionales en esta región desfavorecida.

El 31 de enero, los voluntarios, llevaron 50 porciones de alimentos para distribuirlas en las instalaciones de la Escuela Primaria Juanita Blakely Jones. La mitad se repartirá a las familias más afectadas por la pandemia. Tres equipos de voluntarios de Tzu Chi dividieron los otros 25 juegos de suministros. Luego, los equipos debían entregar la comida en los lugares que la escuela había designado para albergar a las familias que no tenían residencia permanente en ese momento, así como en los hogares de otros beneficiarios.

La voluntaria Kari Lin Liu visita a las familias para brindarles asistencia alimentaria. Foto / Kevin Liu
La voluntaria Jenny Hsiao lleva comida a las familias necesitadas en San Bernardino. Foto / Ruoci Wu

Los tres grupos estaban formados por voluntarios de Tzu Chi y sus hijos, los padres llevaban a sus hijos e hijas para juntos ofrecer amor y cuidado a los necesitados. Por ejemplo, Aipeng Lee y su hijo Hsichih Huang, miembro de la Asociación Juvenil de Tzu Chi, formaron un equipo que entregaría alimentos a ocho hogares.

Tal como dijo la Maestra Cheng Yen: "Cuando los desafortunados no pueden encontrar ayuda, los bendecidos deben acudir a ellos". Las familias inestables en esta área realmente necesitaban esta calidez para combatir la pandemia.

Aipeng Lee, Voluntaria de Tzu Chi

Los equipos debían dejar las cajas de alimentos en el menor tiempo posible para limitar el contacto con los beneficiarios, en esta situación de pandemia. No obstante, Lee ayudó a llevarle una caja de comida dentro de su casa al ver a una anciana débil que caminaba para recoger comida en el lugar de entrega de la comunidad del refugio.

La voluntaria de Tzu Chi, Aipeng Lee, y su hijo Hsichih Huang, entregan personalmente alimentos a las familias necesitadas. Foto / Jennifer Chien

Kari Lin Liu, la voluntaria a cargo de las actividades de caridad de Tzu Chi en la región metropolitana de Inland Empire, se paró frente a un pequeño motel donde una familia se había establecido temporalmente. Allí  reflexionó sobre las situaciones:

Debido a las regulaciones gubernamentales, Tzu Chi ha suspendido la distribución de alimentos a la comunidad, pero muchas familias todavía tienen necesidades urgentes. Estos residentes, no solo tienen problemas de alojamiento, sino también una necesidad urgente de alimentos y suministros para la prevención de pandemias. Así que esta vez los voluntarios entregaron amor de puerta en puerta, no sólo proporcionando comida, sino también mascarillas cuidadosamente empaquetados.

Kari Lin Liu, Voluntaria Tzu Chi

Con cada esfuerzo adicional, podemos ayudar a garantizar que las personas más vulnerables durante la pandemia obtengan la asistencia que necesitan. Su cuidado puede apoyar tales esfuerzos, llevando el amor desde su corazón directamente a sus manos.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁