Voluntarios de Tzu Chi Traen Esperanza Después Del Huracan Laura

Región Sur  | 18 diciembre, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Una sobreviviente del huracán llamada Kadejah no puede evitar derramar lágrimas al recibir su tarjeta de regalo en efectivo. Foto: Roger Lin

Escrito por Pen-Chi Lu
Traducido por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

Después de que el huracán Laura, azotara el sureste de Texas y el suroeste de Louisiana, los voluntarios de la Fundación Tzu Chi, coordinaron una distribución de tarjetas de regalo en efectivo a gran escala, para ayudar a las comunidades afectadas de Orange County, Deweyville y Dequincy. El evento se llevó a cabo en la Escuela Secundaria de Deweyville, pero debido a la pandemia de COVID-19 aún en marcha, tuvo que ser por autoservicio para limitar el contacto directo con cada persona y permitir, que reciban un apoyo crucial desde la seguridad de sus vehículos.

Justo cuando el sol comenzaba a ascender  por el horizonte, diecisiete voluntarios se reunieron en la Oficina Regional Tzu Chi del Sur – ubicada en la ciudad de Houston, Texas – para una breve sesión informativa, que se llevaría a cabo  el 3 de octubre. Luego, se subieron a cuatro vehículos separados, y comenzaron su viaje de dos horas a Deweyville. 
Durante el viaje, los voluntarios Scott Dyson y Wesley Wu – quienes conducían el camión, que llevaban las mantas ecológicas, arroz instantáneo Jing Si y fideos – escucharon un fuerte estallido. Por suerte, estaban cerca de un área de descanso y rápidamente entraron al estacionamiento. Caminando hacia la parte delantera del camión, los voluntarios confirmaron lo que habían sospechado: el neumático del lado del conductor delantero había perdido aire (pinchado). Los otros dos autos con voluntarios, que los seguían llamaron a AAA para solicitar asistencia. Luego, comenzaron a transferir algunos suministros a los otros autos, para que la distribución pudiera comenzar con al menos algunos de los artículos de socorro. Afortunadamente, una grúa pudo llegar, y remolcar la caja hasta una tienda de llantas cercana. El camión con caja llegó al sitio de distribución aproximadamente a las 11:30 am, una hora y media después de que comenzara la distribución.

Los voluntarios de Tzu Chi, experimentaron un pinchazo en la llanta a medio camino del sitio de distribución. Foto: Penny Liu.
Los voluntarios transfieren rápidamente las necesidades a los otros vehículos y continúan su camino para que la distribución no se demore. Foto: Jong Wu.

Cuando el primer grupo de voluntarios llegó aproximadamente a las 9:30 a.m., ya había 70 autos esperando pacientemente en la fila. Aunque algunos de los suministros no estuvieron disponibles en la primera hora y media, los voluntarios pudieron instalarse rápidamente, y comenzaron la distribución de tarjetas de efectivo a tiempo, a las 10 AM. Una vez que llegó, el camión, los voluntarios, se pusieron manos a la obra, y con mucho gusto, proporcionaron a los beneficiarios mantas ecológicas, mascarillas, bolsas de arroz y fideos instantáneos Jing Si, además de las tarjetas de regalo en efectivo.

Mientras, que los voluntarios repartían las mantas ecológicas, también aprovecharon la oportunidad para hablar con los beneficiarios, y contarles sobre la historia de cómo estas mantas especiales fueron hechas de botellas de plástico tereftalato polietileno (PET, por sus siglas en inglés) desechadas. Los voluntarios también hablaron sobre el origen de las alcancías de bambú. Al escuchar sobre la poderosa historia detrás del pequeño contenedor, muchos inmediatamente pusieron monedas, con la esperanza de ayudar a otros. Los voluntarios, se sintieron profundamente conmovidos, al ver que habían llenado dos alcancías de bambú con monedas.

Los voluntarios explican el origen de Tzu Chi y los beneficiarios colocan monedas en una alcancía de bambú para ayudar a otros, a pesar de su propia pérdida. Foto: Roger Lin.
Los sobrevivientes donan su amor para que la distribución pueda ayudar a otras personas después de los desastres. Foto: Roger Lin.

Cuando Kadejha West, recibió su tarjeta de regalo en efectivo, no pudo evitar derramar lágrimas de alegría y gratitud. Anteriormente había estado en otras distribuciones, que proporcionaban recursos como comida y ropa, pero dijo, que Tzu Chi había sido la primera organización en brindarle ayuda financiera. La asistencia la conmovió profundamente, ya que no podía trabajar debido a la pandemia, y luego la tormenta hizo las cosas aún más estresantes. Al final del evento, los voluntarios pudieron ver sonrisas en los rostros de cada beneficiario, que vino para asistir al evento. Agradecidos no solo por la asistencia brindada, sino también por el amor y el cuidado sincero.

Varios voluntarios locales de Orange County, Deweyville y Dequincy, se unieron a Tzu Chi,para ayudar a los beneficiarios a registrarse y llevar a cabo la distribución. También, estaban los Texas Rangers, para ofrecer su ayuda en el manejo de las largas filas.

Con largas filas en la distribución, los Texas Rangers brindaron su ayuda para dirigir el tráfico.
Foto: Roger Lin.

Además de los voluntarios locales, también estuvieron presentes personas – como June Tran y Vy Nguyen – que por primera vez hacían voluntariado, así como varios que están en formación. Ambos June y Vy agradecieron la oportunidad de ayudar a otros e incluso pidieron participar en más eventos en el futuro.

Debra White, es voluntaria local en el condado de Newton. Durante la distribución, ayudó a los voluntarios de Tzu Chi a obtener la lista de nombres de la ciudad de Dequincy. Quería hacer todo lo posible, para asegurarse de que cada beneficiario obtuviera los recursos necesarios para recuperarse. El jefe de bomberos de Deweyville, Mark McCall, expresó que sintió que este día fue un día verdaderamente bendecido. Dijo a los voluntarios que esta comunidad ha atravesado desastres importantes casi todos los años desde 2016. Si bien muchas personas en la comunidad, se mostraron reacias a pedir ayuda, el inmenso número de desastres repetidos, y ahora una pandemia mundial, ha asestado un golpe abrumador a sus vidas. medios de vida. Los residentes necesitaban un impulso adicional, para volver a ponerse de pie.

Un total de 257 hogares se beneficiaron de la distribución. Foto: Roger Lin.
El jefe del departamento de bomberos local y varios residentes apoyaron a los sobrevivientes en la distribución. Foto: Jong Wu

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁