Un incendio forestal consumió su casa, pero hoy cultivan una esperanza de alivio

Región Noroeste  | 10 febrero, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Play Video

Samantha Zangrilli y su esposo celebran la Navidad en su nuevo hogar. Foto cortesía de Samantha Zangrilli.

Escrito por Huan Xun Chan
Editado por Adriana DiBenedetto 
Traducido por (Español) Gerardo Bonilla
Editado por Maribel Suárez

El camino hacia la recuperación, para las familias afectadas por incendios forestales suele ser arduo y a largo plazo y algunas dificultades inprevistas. Es por esto que, a pesar de los recursos disponibles, el proceso de asegurar un lugar estable al cual podríamos llamar hogar puede ser una tarea aterradora y profundamente confusa. En adición, las soluciones de vivienda son limitadas, para las familias que no tienen seguro o tienen un seguro insuficiente.

“Fue realmente frustrante al principio”, dijo una sobreviviente de Camp Fire llamada Samantha Zangrilli. “Fue difícil encontrar información por mi cuenta”.

El Camp Fire de 2018 fue uno de los incendios forestales más destructivos, en la historia de California- se quemó 153,336 acres de tierra y destruyó casi 19,000 estructuras. En el transcurso de dos años, los voluntarios de Tzu Chi y los gestores de las situaciones de emergencias han continuado apoyando en sus esfuerzos de recuperación del Camp Fire y explorando las posibilidades de albergar de manera segura a los sobrevivientes.

En noviembre de 2019, el Grupo De Recuperación A Largo Plazo Del Camp Fire (CFLTRG, por sus siglas en Inglés), actualmente, se conoce como Campfire Collaborative, anunció el programa de reemplazo de viviendas prefabricadas de Camp Fire. El programa es financiado por las organizaciones: Samaritan ‘s Purse, la North Valley Community Foundation, el banco Wells Fargo, la Cruz Roja Americana y el Centro para la Filantropía en Desastres. Las familias afectadas por el incendio Campfire, que cumplan con las condiciones del programa, y  si su solicitud ha sido aprobada puede tener  acceso a reemplazar su casa. 

Tracy Davis, gerente de proyectos comunitarios de Camp Fire Collaborative; dijo que existe una brecha entre la capacidad de los sobrevivientes y los recursos estatales y federales para regresar a una vivienda segura y sostenible. “El comité de selección otorgó un ‘sí’ fácil a aquellos (que fueron afectados por el incendio), que no tenían seguro, a los que vivían en una casa prefabricada, así como  también a los que tenían la capacidad financiera para pagar sus propios impuestos y poder tener seguro en el futuro. También a quienes fueron afectados en su residencia principal y eran propietarios de viviendas al momento del incendio”.

La gerente de casos de desastre de Tzu Chi, Bobbie Rae Jones, ha estado ayudando a Samantha Zangrilli mientras navega por los recursos de reconstrucción. Dado que la familia de Zangrilli cumplió con los requisitos, Jones le recomendó a solicitar el programa de reemplazo de viviendas.

La administradora de casos de desastres, Bobbie Rae Jones, ha estado trabajando con Samantha Zangrilli durante más de dos años en su camino hacia la recuperación. Foto de Kitty Lu.

“Cuando se convirtió en mi administradora de caso, redujo el tiempo [que tenía que gastar] a la mitad”, dijo Zangrilli. “Dediqué mi tiempo a llenar la solicitud y a comunicarme con ella en lugar de simplemente buscarlos, ayudándome a obtener más recursos, arreglar mi auto para poder ganar más dinero para mantener mi negocio y mi familia”. Sin embargo, hubo muchos obstáculos antes de que Zangrilli, finalmente, pudiera ver la casa.

Inicialmente, se planeó la entrega de la casa en marzo de 2020, pero la pandemia de COVID-19 estalló en todo el país, lo que detuvo el progreso, para conseguir su nuevo hogar. Luego, la entrega se reprogramó para agosto. Desafortunadamente, los incendios forestales que ardían en California detuvieron el progreso una vez más.

“Se necesita mucho para que una familia pueda cumplir con todos los pequeños pasos para conseguir una casa como esta. Muchos de nuestros trabajos son simplemente estar allí y ser alentadores y solidarios ”, dijo Bobbie Rae Jones.

Cuando finalmente se colocó la nueva casa prefabricada en su propiedad en Concow, Zangrilli sintió un inmenso alivio y corrió hacia la casa alegremente, y le echó un vistazo al interior a través de la ventana. “¡Exaltada!” así fue como describió su reacción. “Como un refresco burbujeante que se derrama”.

Entrega de la casa prefabricada nueva en la propiedad de Samantha Zangrilli en Concow, CA, el 13 de octubre de 2020. Foto de Kitty Lu.
Después de perder su hogar durante el incendio Camp Fire en 2018, Samantha Zangrilli finalmente obtuvo una vivienda segura y estable nuevamente. Foto de Kitty Lu.
Samantha y su suegra se asoman a la ventana para echar un vistazo al interior de la casa. Foto de Huan Xun Chan.

Durante más de un año, Zangrilli y su esposo, Cheetah, habían vivido en una carpa domo. En septiembre, cuando estalló el enorme incendio del Complejo Norte en el condado de Butte, tuvieron que mudarse a la casa de su suegro debido a las peligrosas condiciones de humo en el área.

En los 20 meses antes de que ocurriera el incendio del Complejo Norte en septiembre de 2020, Samantha Zangrilli y su esposo habían estado viviendo en una carpa domo. Foto de Huan Xun Chan.

Jones hizo esfuerzos considerables para estar con la familia durante estos tiempos profundamente desafiantes. “Realmente me sentí atraído por ayudarlos aún más, especialmente porque era un desastre tras otro. Hemos tenido tres desastres en este condado. Las personas en las áreas con baja representación y que están un poco más marginadas, necesitan más ayuda”.

Samatha Zangrilli planta diferentes flores y elabora aceites esenciales para vender. Foto de Huan Xun Chan.

El esposo de Samantha Zangrilli se dedica a investigar el cultivo de hongos en invernadero. Foto de Huan Xun Chan.

La instalación final de la casa prefabricada se realizó seis semanas después de su colocación, por lo que la siguiente tarea en su lista es comenzar a buscar muebles para que su nueva casa sea más cómoda.

“Nuestro siguiente paso es que deseamos seguir cultivando alimentos. El Camp Fire nos detuvo tanto”, dijo Zangrilli. Gran parte del tiempo de la pareja se había dedicado a restablecer la estabilidad en sus vidas. “[La nueva casa] nos ayudará a alcanzar y ayudar a más personas. Ese ha sido todo nuestro objetivo, alimentar al condado de Butte, encontrar nuestro nicho, ser sostenible, cuidar esta tierra en particular porque hay mucha historia aquí “.

Samantha corre alegremente para abrazar su nuevo hogar. Foto de Huan Xun Chan.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁