Tzu Chi Inicia Visitas Domiciliarias Y Entrega De Medicamentos A Los Beneficiarios De Las Ayudas

Oficina Nacional  | 31 Marzo, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Voluntarios del equipo médico visitan a los pacientes de alcance médico de Tzu Chi USA para entregar sus medicamentos y ofrecer un poco de arroz instantáneo Jing Si, con amor desde Taiwán. Foto Mandy Lo.

Escrito por Su Jen Li, Shirley Chen
Traducido (Inglés) por Diana Chang
Editado por Ida Eva Zielinska
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

Desde hace mucho tiempo, los médicos de la Asociación Médica Internacional de Tzu Chi (TIMA) han realizado un evento de divulgación médica mensual, con regularidad en áreas rurales remotas o comunidades empobrecidas, donde brindan servicios médicos gratuitos para los residentes del área. Sin embargo, a principios de 2020, se vieron obligados a suspender los servicios médicos gratuitos debido al brote de COVID-19.

Los médicos de TIMA estaban preocupados de que muchos pacientes con enfermedades crónicas, que estaban bajo su cuidado médico, ya no pudieran recibir su medicación por lo que su estado de salud podría empeorar. Por lo tanto, un equipo de médicos voluntarios de Tzu Chi en California, puso en marcha la misión de entregar las recetas por ellos mismos, por correo o haciendo visitas domiciliarias.

Enviando Recetas Por Correo

Tina Hsieh, una voluntaria de Tzu Chi de habla hispana, llamó a José Castro, un beneficiario habitual de atención de Tzu Chi USA. José y su esposa Micahelina Castro son pacientes y viejos amigos de los voluntarios de Tzu Chi que participaban en las brigadas médicas médicas de Tzu Chi USA en San Bernardino. Además de conocer sus condiciones de salud, la llamada de Tina sirvió para otro propósito vital. Tina le preguntó a José si tenía tiempo para recibir una visita de uno de los médicos de Tzu Chi.

Tzu Chi USA ha realizado brigadas médicas en San Bernardino, Bakersfield y el condado de Orange durante mucho tiempo. Sin embargo, la Dra. Shirley Chen, una voluntaria a cargo del Departamento de Desarrollo Médico (MDD) en la Sede Nacional de Tzu Chi USA, explicó que Tzu Chi había suspendido la mayoría de las actividades médicas comunitarias durante la pandemia. Al mismo tiempo, muchas clínicas y hospitales dejaron de atender pacientes, sin cita previa, para evitar infecciones. En consecuencia, la salud de los pacientes que necesitan tomar medicamentos a diario, se convirtió en motivo de preocupación.

Cuando la pandemia estalló en marzo, los médicos y voluntarios de TIMA enumeraron a los pacientes con enfermedades crónicas de sus registros médicos. Luego, voluntarios bilingües ayudaron a llamarlos uno por uno para conocer sus necesidades médicas. Inmediatamente, los voluntarios les enviaron por correo un suministro de sus recetas médicas para tres meses e indicando que continuarán tomando sus medicamentos para estabilizar su estado de salud.

A mediados de diciembre de 2020, los voluntarios de TDM de Tzu Chi habían enviado tres paquetes de medicamentos a estos pacientes, que cubrían el valor de nueve meses de sus recetas. El Dr. Chen explicó por qué este seguimiento y la entrega de medicamentos son fundamentales:

Esto es más importante porque no tienen seguro, dinero ni trabajos estables. Si no hay medicamentos, será un desastre. Muchos pacientes aprecian lo que nosotros (Tzu Chi) hacemos y [cómo] seguimos cuidándolos. Esto no es solo apoyo espiritual, sino que, lo que es más importante, les hemos estado dando medicamentos recetados durante un año para que puedan mantener un cuerpo sano y continuar cuidando a sus familias.

Dr. Shirley Chen, Voluntario Tzu Chi Volunteer & Miembro de TIMA

Visitas Domiciliarias Completan La Atención Médica De Tzu Chi Durante La Pandemia

Sin embargo, los médicos de TIMA que enviaron el medicamento a los pacientes sintieron que todavía no es suficiente. Por lo tanto, los voluntarios y médicos de Tzu Chi decidieron visitarlos en persona para comprender mejor su condición. Si bien podrían haberlos contactado a través de una videollamada, tales comunicaciones no pueden determinar el estado físico real de un paciente, ni pueden reemplazar la interacción entre las personas cuando se conocen en persona.

Suministros para regalar durante las visitas domiciliarias a los pacientes. Foto Mandy Lo.

El Dr. Chen y la voluntaria de Tzu Chi, Sylvia Wihardjo, estaban preocupados por los pacientes que conocieron en San Bernardino, una de las ciudades más pobres de los Estados Unidos. Por lo tanto, prepararon medicinas, obsequios y revistas de Tzu Chi USA para entregar a los pacientes. Luego, el 13 de diciembre, partieron conduciendo por casi una hora desde la sede de Tzu Chi USA en San Dimas, para visitar a dos familias en San Bernardino.

Al llegar a la ciudad, lo que se observaba en las calles confirmaban las luchas en curso de la población aquí. En el camino, el equipo pudo ver a muchas personas sin hogar envueltas en mantas; algunos rebuscaban en los botes de basura en busca de materiales reciclables para venderlos, mientras que otros descansaban en los bancos de las paradas de autobús. La necesidad de ayuda continua es evidente en San Bernardino, donde Tzu Chi USA brinda una variedad de cuidados.

La primera parada del equipo de Tzu Chi, fue la casa de José y Micahelina Castro, donde la pareja esperaba a los voluntarios en la acera cercana a su casa. Micahelina les agradeció profusamente diciendo: “Recibí su llamada diciendo que me enviarán medicinas. Estaba tan sorprendida y feliz. No tenemos seguro. No tengo dinero y recibir estos medicamentos que salvan vidas es un milagro. Realmente no sé qué decir”.

Los voluntarios Dr. Chen y Sylvia Wihardjo conversan con los beneficiarios de los cuidados, José Castro y su esposa Micahelina. Foto Mandy Lo.

José, quien trabaja en una fábrica de reciclaje, es el único que mantiene a la familia. Sin embargo, tiene problemas médicos a largo plazo debido a su peso y necesita medicamentos para controlar su condición.

Estoy muy agradecido con Tzu Chi,por enviarme medicamentos para que mi condición física no continúe deteriorándose porque soy la única fuente de ingresos para mi familia y es extremadamente importante para mí mantener un cuerpo sano.

Jose Castro, Residente de San Bernardino

Al ver que el Dr. Chen había venido, José inmediatamente le compartió que había aceptado la sugerencia de cambiar sus hábitos alimenticios y se hizo vegetariano. Perdió 45 libras desde entonces, redescubriendo sus habilidades físicas con un peso corporal más ligero. Su mundo se ha vuelto muy diferente y promete seguir siendo vegetariano.

Micahelina no puede trabajar debido a lesiones en la cintura y la rodilla a causa de un accidente automovilístico. Además, también tiene problemas de tiroides. Cuando sus vidas se estancaron debido a la pandemia, se sintió muy ansiosa porque solo le quedaba una semana de medicina. La pareja tiene dos adolescentes que cuidar y si sus problemas de salud se interponen, las consecuencias serían desastrosas. Afortunadamente, este no fue el caso.

El Dr. Chen (izquierda) presenta las misiones de Tzu Chi a Micahelina Castro durante la visita domiciliaria. Foto Mandy Lo.

Su siguiente parada, fue para visitar a Yadira Araba, quien trabaja en la lavandería de un hotel local y quien es madre soltera criando a su hijo de nueve años. Como resultado de la pandemia, el hotel redujo sus horas de trabajo, por lo que sus ingresos cayeron drásticamente. Después de pagar el alquiler y otros gastos fijos, esta mujer ahora enfrenta una escasez regular de alimentos.

Yadira no tiene seguro médico y se perdió los servicios proporcionados por los eventos de extensión médica de Tzu Chi USA. Por eso, se alegró de ver a los voluntarios por lo que les dió la bienvenida a su casa. Ella compartió que las frutas y verduras proporcionadas por Tzu Chi la ayudan mucho y la medicación le permite controlar su nivel de azúcar en sangre así como su presión arterial.

Yadira Araba, residente de San Bernardino, da la bienvenida a los voluntarios a su casa. Foto Mandy Lo.

Los voluntarios estaban muy agradecidos cuando se marcharon ya que habían satisfecho las necesidades de estos residentes de San Bernardino y desde ya pensaban en la próxima vez que se encontrarán con estas personas necesitadas.

La sinceridad en las relaciones comienza con respeto y gratitud.

Aforismo Jing Si por la Maestra del Dharma Cheng Yen

Las necesidades de muchos se han intensificado durante la pandemia. Sin embargo, los voluntarios de Tzu Chi han mantenido a sus pacientes cerca de su corazón. Es por eso que iniciaron nuevas formas de brindar atención según sea necesario. Recuerde que su apoyo puede mantener en marcha misiones como esta y permitir la creación de nuevos programas.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁