Estudiantes en California comienzan el colegio con nuevos útiles escolares

Oficina Nacional  |  2 octubre, 2022
Estudiantes y padres recogen mochilas juntos. Foto/Shuli Lo

Escrito por Shuli Lo & Roger Kao
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

Voluntarios de la Oficina Nacional de Tzu Chi USA realizaron el Programa de Regreso a Clases con un evento en Alhambra High al sur de California donde distribuyeron mochilas, útiles y tarjetas prepagadas. La iniciativa comenzó en 2016 y ha funcionado durante 7 años consecutivos.

Antes de iniciar el año escolar, los voluntarios de Tzu Chi en el centro y oeste de los Ángeles trabajaron con el Distrito Escolar Alhambra Unified para preparar este evento y distribuir útiles, mochilas y tarjetas prepagadas de $50 a estudiantes de bajos recursos de la comunidad. El programa ayuda a los niños a preparse para el inicio de clases. Un total de 230 estudiantes de 19 escuelas se beneficiaron este año.

Tarjetas prepagadas se ajustan a la inflación

Los voluntarios de la Fundación han servido a la comunidad de Alhambra desde 1989, buscando entender las necesidades principales de sus residentes. Este programa de Regreso a Clases realizado cada agosto, es uno de los proyectos más importantes de la Fundación. Los beneficiarios son las familias vulnerables identificadas por el distrito escolar de 19 escuelas; incluidos hogares de bajos ingresos, personas sin hogar, familias de acogida y otras familias en riesgo.

Los padres y los estudiantes hacen fila afuera del sitio de distribución. Foto/Shuli Lo
Los voluntarios utilizan medidas de bioseguridad durante la distribución. Foto/Shuli

En la distribución, Tzu Chi brindó mochilas nuevas y útiles escolares a 230 estudiantes desde preescolar hasta bachillerato, ajustando cada paquete a sus necesidades académicas. De igual forma, debido a la pandemia que aún no termina, se entregaron mascarillas y pruebas de COVID-19. Finalmente, debido a la inflación, Tzu Chi aumentó el monto original de las tarjetas prepagadas de 30 USD a 50 USD.

La pandemia y la inflación han traído restricciones financieras a muchas familias. A través de nuestro pequeño esfuerzo, esperamos brindar algunos subsidios a los niños necesitados. Nuestro mayor deseo es animarlos a cambiar su futuro a través del estudio.

Ruzhen Wu
Voluntario Tzu Chi

El equipo de la Oficina Nacional de Tzu Chi hizo varios cambios para hacerle la vida más fácil a los beneficiarios. Flora Yeh, encargada de la distribución dijo, “Este es nuestro primer intento de distribuir de 5 a 7 p.m. un viernes, ya que antes las distribuciones se realizaban sábado o domingo y muchos padres de familia no podían asistir por su horario laboral y por ir a misa los domingos.

Estudiantes que acaban de recibir sus mochilas escuchan emocionados los buenos deseos de los voluntarios. Foto/Shuli Lo

Empatizando con las dificultades de los padres

La inflación agota los recursos de muchos hogares vulnerables; es posible que deban considerar alimentos y ropa antes de comprar otros artículos no esenciales. Nuestra distribución ha ayudado mucho a los niños de estas familias. La situación actual es que estas familias necesitan más ayuda, pero los recursos y las organizaciones que pueden brindarla se han reducido relativamente. Las mochilas, artículos de papelería y tarjetas prepagadas son solo para ayudarlos un poco. Estamos muy agradecidos de tener esta plataforma de distribución para poder contribuir juntos.

James Chen
Director del Centro de Servicio del Valle de San Gabriel
Los estudiantes o los padres reciben las mochilas una por una. Foto/Shuli Lo
Un padre trae a sus hijos para recoger mochilas. Foto/Shuli Lo

Los padres que llegaron a la distribución estaban muy agradecidos por la ayuda de Tzu Chi. Rosa Rodriguez dijo, “Estos obsequios son realmente útiles, especialmente después de la pandemia, cuando muchos padres tienen dificultades para comprar los materiales escolares para sus hijos. Esto ha sido muy útil para nosotros, es una bendición y quiero agradecerles por este regalo. La tarjeta de efectivo se usará para comprar algo que mi hijo necesite, como zapatos u otra cosa”.

Los estudiantes también se emocionaron al recibir estos regalos, algunos, como el hijo menor de Rosa, Aron Santos, que está a punto de entrar al tercer grado, aún estaban enfocados en disfrutar de sus vacaciones.

Estoy emocionado de estar en tercer grado y espero con ansias crecer e ir a la universidad. No quiero abrir este regalo porque lo acabo de recibir y es demasiado pronto para abrirlo.

Aron Santos
Alumno

Violeta, otra estudiante, emigró a los Estados Unidos hace dos años y ya habla inglés con fluidez. Vino a recolectar mochilas con su tía y su prima menor y estaba particularmente emocionada con los mini crayones en el interior, ya que le encanta dibujar. “¡Son tan lindos! Mi deseo es ser artista”, exclamó.

Ayudar a los estudiantes ayuda a toda su familia

Stacy Ruiz, una de las madres en la distribución, se convirtió en madre adoptiva de 5 niños después de que sus propios hijos crecieron.“Esta es mi bendición”, dijo ella, “Estoy muy agradecida por estos regalos, estas mochilas son muy útiles para mis hijos”.

Stacy contó un poco sobre su experiencia siendo madre adoptiva y comentó que ella adoptó inicialmente sólo a una hija, pero luego descubrió que ella tenía varios hermanos a quienes iban a separar. Stacy no lo permitió, y explica, “No creí que fuera bueno separarlos. Quiero que crezcan juntos; también tienen derecho de disfrutar la vida juntos. Quiero ayudarlos a que continúen con sus estudios y a convertirse en mejores personas.

Stacy Ruiz, una madre adoptiva, recibe útiles escolares para sus hijos adoptivos. Foto/Shuli Lo

Cada familia compartió su situación de vida con los voluntarios y cómo esta ayuda era muy importante para ellos. Juan Candray llegó a recibir las mochilas con su hijo y su hija. Su familia acababa de recibir a un bebé recién nacido y, aunque los padres están felices, también están preocupados por el aumento de los gastos.

Realmente aprecio todo lo que han hecho para darles a los niños los útiles escolares y los uniformes que necesitan, especialmente porque no tenemos suficiente dinero para comprarlos. Muchas gracias por todo lo que ha hecho Tzu Chi.

Juan Candrag
Padre de familia

La hija de Juan, Hazel, ha estado preocupada por no tener los útiles escolares que necesita para cuando comience el colegio. Cuando ella vió todo lo que traía la mochila, se sorprendió y dijo, “Hay tantas cosas aquí para prepararme para el cuarto grado. ¡Ya no tendré que preocuparme!”.

Una niña pequeña se enfoca de todo corazón al leer la publicación de Tzu Chi “Inspirando un gran amor alrededor del mundo”, mientras su hermano pequeño estudia un folleto sobre Tzu Chi. Foto/Shuli Lo

La distribución fue un gran éxito y muy valorada en la comunidad.

Este evento es fantástico, apoya a las familias necesitadas y ayuda a los estudiantes brindándoles todo lo que necesitan para seguir adelante. Tzu Chi siempre ha proporcionado alimentos a familias desfavorecidas y se ha ocupado de sus estudios. Ahora hay más y más familias que necesitan ayuda; poder trabajar con Tzu Chi para ayudar a nuestros estudiantes y familias se siente maravilloso.

Michele Yamarone
Directora de Educación
Especial Distrito Escolar Alhambra Unified
Todo el equipo de voluntarios se toma una foto grupal para conmemorar el evento de distribución. Foto/Shuli Lo

Detrás de los 230 estudiantes que se beneficiaron del Programa de Regreso a Clases 2022 en Alhambra High, hay diferentes historias y expectativas para la vida y el futuro. Tzu Chi se ocupó de cada pequeño detalle en el proceso de distribución, con la esperanza de ayudar a los niños en su camino hacia el éxito.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁