Enviando Deseos Para Un Futuro Brillante: La Academia Tzu Chi Realiza Su Ceremonia De Graduación En Nueva Jersey

Región del Medio Atlántico  | 23 diciembre, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Padres de familia, realizan la ceremonia de cambio de borla. Foto: Wankang Wang.

Escrito por Jenny Sun
Traducido (Inglés) por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

En los Estados Unidos, junio es el mes donde muchas instituciones educativas llevan a cabo sus ceremonias de graduación. Con el sonido de canciones de despedida de los estudiantes, llenando el aire, al culminar una etapa de sus vidas y comenzar otra, se crea una sensación de entusiasmo ante las nuevas posibilidades que se avecinan. Este año, las celebraciones se realizaron de una manera un poco diferente, debido a la pandemia de COVID-19. Dos Academias Tzu Chi en Nueva Jersey organizaron una ceremonia conjunta por videoconferencia el 28 de junio, para todos los graduados y sus familiares.

Los maestros, estudiantes graduados, padres y el equipo administrativo de la escuela asistieron a la ceremonia desde sus casas, los estudiantes graduados sentían el amor ilimitado y los buenos deseos de todos quienes estuvieron presentes por videoconferencia. Gracias a la tecnología de gran alcance disponible para los estudiantes, parientes y otros miembros de la familia Tzu Chi, pudieron participar en el alegre evento sin perder el ritmo.

La ceremonia se inauguró con las bendiciones de la Venerable Maestra Cheng Yen, fundadora de la Fundación Budista Tzu Chi. La Maestra expresó su gratitud por los padres de la Academia y su dedicación a la educación de sus hijos. Además, envió su deseo de un futuro brillante para todos los graduados. Tina Lee, la Directora de la Oficina Tzu Chi en Nueva Jersey, también extendió sus bendiciones desde Taiwán, instando a los graduados a recordar las bendiciones de la Maestra Cheng Yen, cultivar la gratitud por los esfuerzos de sus padres y aplicar lo que aprendieron en la escuela en sus vidas diarias.

La Venerable Maestra Cheng Yen está agradecida por la dedicación, que los padres exhiben en la educación de sus hijos y desea a los estudiantes graduados un futuro brillante.
Foto: Jenny Sun.
Tina Lee, directora de la Oficina Tzu Chi Nueva Jersey, extendió sus bendiciones desde Taiwán e instó a los estudiantes que se gradúan a aplicar lo aprendido en la escuela en su vida diaria. Foto: Wankang Wang.

Once estudiantes graduados de la Academia Tzu Chi, en el centro de Nueva Jersey estuvieron presentes en linea. La instructora Shuhui Chiu ha enseñado aquella clase durante dos años, forjando fuertes lazos con sus alumnos, por lo que compartió con orgullo sus mejores bendiciones con ellos. En el video, presentó a los graduados uno por uno. Cada graduado expresó su sincero agradecimiento a sus padres, maestros y voluntarios. Shuhui Chiu, recordó que cuando una estudiante llamada Anne Xu llegó a la academia el primer día, había sido muy tímida. Pero ahora, se ha vuelto confiada y amable.

Además del idioma chino mandarín, la lección más importante, que se enseña en la Academia Tzu Chi es la cultura humanística. Desde pequeña, a la estudiante Lea Sheng siempre le han encantado las lecciones de lenguaje de señas y va a extrañar pasar tiempo con sus compañeros de clase. Pero regresará a la academia para ser una voluntaria “hermana mayor” y está entusiasmada por llevar a cabo el servicio comunitario.

Otro estudiante llamado Eric Hu, es un verdadero bodhisattva de Tzu Chi. Cuando su madre estaba embarazada de él, ella se ofreció como voluntaria en la Academia. La cultura humanista de Tzu Chi lo ha influenciado desde su nacimiento. Cuando aprendió a caminar por primera vez, siguió a su padre por la escuela, y estaba a cargo de tocar la campana de la escuela para indicar el comienzo o el final de la clase. Los voluntarios lo llamaron el “pequeño director”. Ahora, habiendo crecido, se encuentra entre los estudiantes más brillantes de su año. Siempre llega temprano a la escuela para revisar la tarea con los hermanos y hermanas menores, como si el espíritu de voluntariado se hubiera convertido en un hábito.

Desde que era pequeña, a la estudiante Lea Sheng siempre le han encantado las lecciones de lenguaje de señas y va a extrañar pasar tiempo con sus compañeros de clase. Pero regresará a la academia para ser voluntaria "hermana mayor" y está entusiasmada por llevar a cabo el servicio comunitario. Foto: Jenny Sun.
La cultura humanista de Tzu Chi ha influido en Eric Hu desde su nacimiento. Ahora, se encuentra entre los estudiantes más brillantes de su año y siempre llegaba temprano a la escuela para revisar la tarea junto con sus compañeros menores. Foto: Jenny Sun.

La Sra. Lai de la Academia Tzu Chi en el norte de Nueva Jersey estuvo agradecida de haber tenido seis estudiantes maravillosos y presentó a cada uno de sus graduados. La estudiante Isabel Lin expresó su gratitud por haber aprendido a amar a los demás en la escuela, por haber comprendido las dificultades de los demás y por estar agradecida por las bendiciones, que le brinda la vida. Ian Day siente que los aforismos Jing Si le han resultado especialmente útiles. Él aprecia especialmente el aforismo, “Habla buenas palabras, piensa bien y haz buenas obras”.

Aunque no puedo volver a Taiwán con frecuencia, he aprendido chino mandarín aquí, puedo conversar con mis abuelos y también he aprendido sobre la cultura china.

Kaitlyn Lin, Estudiante Graduada

Desde el jardín de infancia hasta el décimo grado, son doce años de aprendizaje, y cada estudiante graduado está agradecido con todos y cada uno de los maestros, que les han enseñado durante este tiempo. Al mirar los rostros familiares de los profesores en las fotos, los recuerdos del pasado volvieron a florecer. Cada maestro ha tenido una influencia significativa en sus vidas.

En los EE.UU., sólo la Academia Tzu Chi enseña educación moral, como parte central de su plan de estudios y, por lo tanto, es un factor importante para muchos de los padres que eligen llevar a sus hijos a la escuela. Algunos padres conducen un viaje de dos horas – ida y vuelta – a la academia para que asistan sus hijos, y lo hicieron continuamente durante 12 años. Todo, con el fin de que sus hijos tuvieran la oportunidad de cultivar una fuerza de carácter consciente y humanista. Los padres estaban agradecidos más allá de las palabras. El representante de padres, Li-Wen Tsao, comenzó como voluntario y finalmente, se convirtió en maestro. Agradece sinceramente a los maestros y voluntarios, ya que actuaron más como padres, acompañando a los estudiantes, creando una cuna segura llena de compasión y tolerancia, y permitiendo que los niños crezcan a su propio ritmo. “Les debo mucha gratitud a los maestros”, dijo. “Las palabras no son suficientes para expresar mi agradecimiento”.

El momento que todos esperaban era el giro de la borla, que simbolizaba la finalización de una fase de la vida y el comienzo de un nuevo viaje por delante. Este año, los padres realizaron la ceremonia de cambio de borlas. Los pocos segundos de giro incluyeron las infinitas bendiciones de maestros y padres en línea. Los estudiantes saludaron y agradecieron a la Venerable Maestra Cheng Yen por crear el mundo de Tzu Chi.

Hui-Yuan Cheng sintió la calidez de la ceremonia y agradeció a los maestros y al equipo administrativo de la academia. Foto: cortesía de un padre de la Academia Tzu Chi.

Hui-Yuan Cheng, quien había sido profesor en la Academia y también se convirtió en comisionado de Tzu Chi, se sintió conmovido sinceramente por la ceremonia de graduación. Aunque se llevó a cabo en línea, pudo sentir la calidez afectiva, que se transmitió durante la ceremonia. Agradeció a todos los maestros y al equipo administrativo de la academia.

Chi-Yuan Lee tiene tres hijos que asisten a la Academia y se siente segura de la educación de sus hijos con Tzu Chi. Foto: Wankang Wang

Otra madre, Anita Chuang, expresó, que debido a que su hija, Alyssa Yin, realmente se ha nutrido de la cultura humanista y que sinceramente le gusta ayudar a la gente. También se ha unido a Tzu Shao, el grupo juvenil de la Fundación Tzu Chi. Durante la pandemia, ella y algunos buenos amigos fabricaron mascarillas de tela para ayudar a otros necesitados. El amor y la bondad que los niños aprendieron en la academia son tesoros duraderos.

Anita Chuang está agradecida de que su hija, Alyssa Yin, haya aprendido cultura humanística en la Academia Tzu Chi; el amor y la bondad que aprendió son tesoros duraderos. Foto: cortesía de un padre de la Academia Tzu Chi.

Dado que era la primera vez que organizaron una ceremonia de graduación en línea en la que se iban a unir muchos participantes, el equipo trabajó arduamente para asegurarse de que todos los detalles fueran atendidos con anticipación. La maestra I-Hui Chang de la Academia Tzu Chi del norte de Nueva Jersey fue el maestro de ceremonias durante el evento. Ella sintió que era un poco como montar en una montaña rusa, y estaba muy nerviosa pero también emocionada. Aprendió muchas cosas y estaba muy agradecida con el equipo que hizo que todo funcionara bien. El productor del video, Wayne Wu, agradeció la cooperación de los maestros y estudiantes que pre grabaron el evento. Este fue un esfuerzo de equipo. Jason Chen, quien actuó como director de la ceremonia de graduación, también asumió esto con un corazón agradecido. Recordando las enseñanzas de la Maestra Cheng Yen de tratar a cada niño como si fuera suyo, todos esperaban que a través de este evento, ese mismo amor todavía pudiera sentirse.

Dado que era la primera vez que los voluntarios organizaron una ceremonia de graduación en línea, el equipo trabajó arduamente para asegurarse de que todos los detalles fueran atendidos con anticipación. Foto: Wayne Wu.
Como maestra de ceremonias durante la graduación en línea, I-Hui Chang aprendió muchas cosas nuevas y estaba agradecida con el equipo que hizo que todo funcionara bien. Foto: Wayne Wu.

Belinda Liu, del Departamento de Educación del estado de Nueva Jersey, fue la coordinadora principal de la ceremonia de graduación. Dijo que el mayor desafío, era que los niños sintieran las bendiciones en un entorno virtual y que se requería un poco más de imaginación. Esta vez se hizo un esfuerzo adicional en la selección de la música y los elementos visuales, con la esperanza de transmitir el crecimiento y el viaje de los niños durante los 12 años en la Academia. Se espera que todos los estudiantes graduados mantengan el amor y la calidez de su familia Tzu Chi global en sus corazones y se embarquen en su nuevo viaje con el carácter y la confianza en sí mismos aprendidos en la academia. A pesar de que fue una ceremonia de graduación en línea, todos estuvieron de acuerdo en que el cuidado que sentían era tan fuerte como si estuvieran físicamente sentados uno al lado del otro.

A pesar de que fue una ceremonia de graduación en línea, todos estuvieron de acuerdo en que la caridad que sentían era tan fuerte como si estuvieran físicamente sentados uno al lado del otro. Foto: Wankang Wang.

Puede ayudar a los voluntarios de Tzu Chi mientras ayudan a las familias con dificultades en todo el país. Pedimos 500.000 donantes para ayudarnos a recaudar USD $5 millones de dólares  en donaciones caritativas. Cada dólar cuenta, y en estos tiempos desafiantes, su donación desinteresada de USD $10 dólares puede ayudarnos a brindar esperanza a aquellos que no pueden permitirse alimentar a sus familias, o proporcionar equipos de protección personal (EPP) esencial para las personas, que se encuentran en primera línea. Si podemos inspirar a 500.000 personas a participar, ¡podemos alcanzar los USD $5.000.000 de ayuda!

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁