Brindando Atención Sincera A Los Trabajadores De Salud En California

Oficina Nacional  |  18 junio, 2020
Voluntarios de Tzu Chi fueron recibidos con aclamaciones, y una cálida bienvenida por los trabajadores de salud justo antes de entregar mascarillas médicas y pan al Centro de Rehabilitación y Cuidado Upland. [Foto: Jennifer Chien]

Escrito por Jennifer Chien
Traducido por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

“La sinceridad es el camino hacia al cielo” es un dicho atribuido a Mencio, un filósofo chino y el más eminente seguidor del confucianismo que nació hace 2.4000 años. Para los voluntarios Tzu Chi, esta sabiduría antigua es tan relevante hoy como lo fue haces miles de años, especialmente en un momento trascendental como este, cuando en que el mundo enfrenta una pandemia de proporciones mundiales sin precedentes.

A medida que la fundación Tzu Chi USA continúa donando suministros médicos a distintos hospitales y funcionarios gubernamentales, sus voluntarios lo hacen con fin de brindarles seguridad a los trabajadores de salud y primeros socorristas quienes se encuentran en las primeras filas del COVID-19. Sobre todo, para que puedan atender con tranquilidad a las personas directamente afectadas.

Regalo De Pan Fresco Para Los Trabajadores De Salud

Los esfuerzos sinceros de los voluntarios Tzu Chi en el área de Los Ángeles atrajeron la atención del 85°C Bakery Cafe, una cadena internacional taiwanesa que vende repostería. Los gerentes de la franquicia en la ciudad de Fullerton, queriendo contribuir con  Tzu Chi USA, decidieron donar 1.600 panes de molde recién horneados a la Academia Tzu Chi. La entrega se llevó a cabo el 15 de abril, en la ciudad de Walnut, para luego distribuirlos por todo California.

Los voluntarios descargan el pan fresco donado por 85°C Bakery Cafe. [Foto: Sharon Chu]
La generosa donación de 1.600 moldes de pan recién horneados alegraron a los voluntarios que aceptan la entrega, que están ansiosos por comenzar a distribuir. [Foto: James Wu]

Dave Lázaro, Gerente de Marketing para la cadena de pastelerías, compartió que, al igual como muchos negocios en Fullerton, 85°C Bakery Cafe también se vio gravemente afectado por la pandemia. De hecho, desde que el nuevo coronavirus llegó a California, sus ventas  disminuyeron de manera sustancial.  Sin embargo, la compañía, expresando un espíritu de solidaridad ante la comunidad, había estado entregando productos recién horneados a la Universidad de California, el Hospital Comunitario de Los Ángeles, los Centros Médicos LAC y USC (Condado de Los Ángeles, Universidad del Sur de California), entre otros institutos médicos.

La donación que hizo 85°C Bakery Cafe para Tzu Chi USA llegó a realizarse cuando, como explicó Lázaro, un representante de la compañía se encontraba trayendo pan fresco a uno de los hospitales. Por casualidad, una de las personas a quien el representante entregó el pan era voluntario de la fundación. Y fue a través de esa persona que se enteró sobre  Tzu Chi y sus actividades durante la pandemia. Deseando la empresa incrementar  sus de sus donaciones y confiando que los voluntarios distribuirán los productos horneados a los trabajadores de salud, 85°C Bakery Cafe decidió colaborar con Tzu Chi USA.

Dave Lázaro (segundo a la izquierda), gerente de Marketing para 85°C Bakery Cafe, dona productos horneados a Tzu Chi USA. [Foto: James Wu]

Voluntarios Tzu Chi en la región de Inland Empire, adyacente a Los Ángeles, formularon un plan para entregar al día siguiente productos horneados a cuatro hospitales junto con los suministros médicos. Todos estaban entusiasmados por aquel viaje que los llevaría desde Loma Linda hacia el oeste, hasta Whittier, y de regreso. Y mientras hacían el viaje, sus corazones se centraron en cómo los trabajadores de salud recibían con alegría los suministros donados. Las entregas se realizaron el 16 de abril.

El Centro Medico del Hospital Whittier

Primero, fue el Centro Médico del Hospital Whittier, un instituto de salud que se dedica a brindar atención médica a los residentes del sureste del Valle San Gabriel. Debido a la afluencia de pacientes diagnosticados con COVID-19, el hospital Whittier había convertido un piso completo para acomodarlos y tratarlos. De hecho, aquella parada fue la más remota del viaje. 

Rick Castro, Director Ejecutivo del Hospital, dirigió un equipo de trabajadores de salud para aceptar la entrega de pan y suministros médicos. Durante la entrega, le complació decir que Tzu Chi fue la primera organización benéfica en donar al centro. Lo que demuestra ante él y al resto del personal una maravillosa iniciativa de ayuda directa a los trabajadores de salud durante la pandemia.

Castro además compartió que algunas personas del área habían estado también entregando desayuno, almuerzo y bocadillos al hospital, con fin de consolar al personal. La propagación del COVID-19 ha ejercido una presión extrema sobre los trabajadores de salud. Aun así, según lo que opina el director Castro, sus excelentes desempeños y respuestas adecuadas a la situación son inseparables del apoyo de la comunidad.

Los voluntarios de Tzu Chi USA entregan pan y suministros médicos al Centro Médico del Hospital Whittier. [Foto: Jennifer Chien]
Rick Castro (derecha), director ejecutivo del Centro Médico del Hospital Whittier, junto al Dr. Chin Seang Lim (izquierda) aceptan la donación en nombre del hospital. [Foto: Jennifer Chien]

El personal del hospital quienes se encontraban disponibles reveló que aunque el inventario de equipos para la protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) se ha mantenido a niveles seguros, la instalación hace un conteo de la cantidad diariamente, con fin de estar pendientes de la situación por si acaso se tenga que re-utilizar aquellos equipos en algún momento. Sin embargo, el estrés continúa, extendiéndose más allá de los hospitales:

Durante la pandemia, mientras continúo trabajando en el hospital, tengo miedo de [contraer] una posible infección a mi familia. Cuando llego a casa, como solo, duermo en la habitación de invitados y mantengo una distancia social con mi esposa y mis hijos.

Dr. Chin Seang Lim Anestesiólogo, Centro Medico del Hospital Whittier
Steve Sarmatian (primera izquierda), director ejecutivo del Centro de Rehabilitación y Cuidado Inland y la administradora Brenda Awe-Ruble (segunda izquierda) aceptan la donación de Tzu Chi USA en nombre del centro. [Foto: Jennifer Chien]

Centro De Rehabilitación y Cuidado Inland Valley

La segunda parada fue en el Centro de Rehabilitación y Cuidado Inland Valley. Allí, la necesidades del personal se conocieron gracias a los esfuerzos de la Asociación Juvenil de Tzu Chi (Tzu Shao), cuyos jóvenes voluntarios visitan a las personas de tercera edad regularmente. Steve Sarmatian, director ejecutivo del centro, junto a la administradora Brenda Awe-Ruble les dieron la bienvenida a los voluntarios quienes traían con ellos mascarillas médicas y panes recién horneados. Ambos expresaron su gratitud por el apoyo a largo plazo que la fundación les ha brindado.   

Centro De Rehabilitación y Cuidado Upland

La siguiente parada fue en el Centro de Rehabilitación y Cuidado Upland. Allí, el administrador asistente Hazel Cohen se encontraba esperando la llegada de los voluntarios en la entrada. No solamente él, al ver que llegaban con las donaciones de mascarillas y cajas de pan, abrió la puerta e invitó a sus colegas a que también salieran a darles la bienvenida.

El administrador asistente Hazel Cohen (izquierda), la directora de enfermería Ria Ginting (segunda izquierda) y el Dr. Ted Chen (centro) aceptan la donación de suministros médicos y pan en nombre del Centro de Rehabilitación y Cuidado Upland. [Foto: Jennifer Chien]
Los voluntarios también entregaron tarjetas de agradecimiento dibujadas por niños involucrados con Tzu Shao (La Asociación de Jóvenes Tzu Chi) a los trabajadores de salud. [Foto: Jennifer Chien]

Ria Ginting, directora de enfermería en el centro, expresó su gratitud y dijo que alentaría a los trabajadores de salud para que apoyen a Tzu Chi USA durante sus eventos de brigada médica en el futuro. Al mismo tiempo, compartió que también donaría personalmente vía página web.

Ese mismo día el Dr. Ted Chen, un médico chino-estadounidense afiliado al Centro Médico Kaiser Permanente Downey, se encontraba atendiendo a pacientes dentro del centro. Él cree que las medidas de prevención que se toman en los centros para ancianos son esenciales, y espera que las familias entiendan la intención detrás de las restricciones implementadas en este momento.

El Centro De Salud Heritage

La última parada donde los voluntarios Tzu Chi completaron su viaje fue en el Centro de Salud Heritage, ubicado en Loma Linda.

 

Allí, la necesidades del personal se conocieron gracias a una enfermera que trabaja dentro y llamó directamente a Tzu Chi para informarles que necesitaban equipos PPE, ya que se habían quedado sin mascarillas. Durante la entrega Ellyse Pandjaitan, la directora de enfermería, había dirigido un equipo de enfermeras para darles, a los voluntarios, la bienvenida. Después de que entregaron el equipo PPE que tanto necesitaban, Pandjaitan exclamó con una amplia sonrisa: «¡No puedo creer que realmente estén aquí con los suministros!»

Voluntarios entregan suministros médicos y pan fresco al Centro de Salud Heritage Gardens. [Foto: Jennifer Chien]
Los voluntarios James Wu (centro) y Suong Chang (derecha) comparten la misión de Tzu Chi con Ellyse Pandjaitan, Directora de Enfermeria, mientras acepta la donación. [Foto: Jennifer Chien]

Sus Esperanzas De Ser Parte De Esta Ayuda Se Cumplieron

Durante el viaje de entrega, cada voluntario se mostró agradecido y satisfecho al ver que los trabajadores de salud sintieron alivio al recibir los suministros médicos que estaban proporcionando. Por lo que, ahora podrán protegerse mejor mientras cuidan de sus pacientes durante la pandemia.

Mientras entregaban los suministros, los voluntarios Tzu Chi se inclinan, mostrando su respeto por aquellos quienes sirven a la comunidad. [Foto: Jennifer Chien]
Durante la entrega, la voluntaria Jenny Lo (derecha) estaba cumpliendo con su promesa de servir a la comunidad el día de su cumpleaños. [Foto: Jennifer Chien]

Suong Chang, quien coordinó la ruta, estaba encantada de que el pan recién horneado de 85°C Bakery Cafe fuera parte de la distribución ese día, lo que hizo que la ayuda fuera más abundante, ¡e incluso deliciosa! El voluntario James Wu compartió que todos estaban felices de ser parte de la misión, haciendo su parte, junto con otros miembros de la comunidad, para apoyar a los trabajadores de salud.

Para Jenny Lo, quien se ofreció como voluntaria para unirse a la misión en su cumpleaños, valió la pena. Aquella participación la hizo recordar sobre uno de los Aforismos Jing Si que dijo la Maestra Cheng Yen: «Las enseñanzas del Buda no solo deben estudiarse, sino que se materializan a través de la práctica real y los actos compasivos de dar».

A medida que este viaje de entrega llegaba a su fin, cada voluntario ya estaba pensando en el futuro, aspirando a servir en una próxima misión, manteniendo el amor y la atención fluyendo sin interrupción. Puedes unirte al esfuerzo también.

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁