Voluntarios Evalúan Daños Causados Por El Incendio Pirata En Oregon

Oficina Nacional  |  14 octubre, 2021
El Bootleg Fire de julio de 2021, reduce a cenizas la pequeña ciudad no incorporada de Bly en el condado de Klamath, Oregon. Foto / Equipo Tzu Chi Portland

Traducido por Mark Wan
Editado por Ida Eva Zielinska
Traducido (español) por Gerardo Bonilla
Editado en (español) por Maribel Suarez

La pequeña ciudad no incorporada de Bly en Oregon, era un lugar tranquilo y aislado con 161 familias que residían en el área las cuales mantenían un estilo de vida autónomo. El servicio postal de los Estados Unidos no pudo tener acceso hacia varios residentes del lugar, debido a la falta de nombres en las veredas de los bosques que hay en los alrededores.

Este verano, debido al Fuego Pirata, que se encendió el 6 de julio en la ladera de una montaña reseca, la comunidad sufrió su peor cambio de imagen , luego de que todas las casas del lugar quedaran reducidas a cenizas y sin contar con cobertura de seguro por la destrucción. El incendio y sus secuelas también contaminaron el agua de manantial de la cual dependían los clientes, por lo cual se quedaron sin agua potable.

Las cenizas tóxicas y los productos químicos de los extintores contaminan las fuentes de agua. Foto / Valerie O’Dai

Aislado Pero No Solo

Oregon sufrió una doble dosis de problemas en el verano del 2021, plagado por la propagación de la pandemia COVID-19 y los incendios forestales que ardieron simultáneamente en 20 lugares separados entre los meses de junio a agosto. El más severo de estos fuegos en los últimos 120 años recibió el nombre de el Fuego Pirata luego de desarrollarse cerca de un arroyo cercano.

El incendio consumió más de 400 mil acres de bosques, devoró más de 400 edificaciones y al tiempo que enviaba ondas de humo a la atmósfera mientras arrasaba el estado de Oregon. El fuego incluso afectó la calidad del aire en el este de los Estados Unidos, cuyo horizonte había sido “pintado“ con un extraño color naranja.

Rascacielos de árboles forestales arden en el Bootleg Fire. Foto / Equipo Tzu Chi Portland
El Fuego de Contrabando consumió más de 300 vehículos. Foto / 許坤國

La Ayuda Está En Camino

Luego de más de un mes, los bomberos apenas pudieron contener el Fuego Pirata, el cual se extendió hacia las áreas boscosas y montañosas. Sin embargo, durante ese tiempo las autoridades evaluaron los daños en el área de Bly y crearon una lista de posibles beneficiarios de ayuda por desastre. La sucursal de Oregon de Organizaciones Voluntarias Activas en Desastres (ORVOAD) compartió esa lista con el Centro de Servicio de Portland de la región noroeste de Tzu Chi USA y entre el 27 y 29 de agosto invitaron a los voluntarios a venir a un Centro de Recursos de Agencias Múltiples en la zona de desastre.

En agosto 28, un equipo de voluntarios de Tzu Chi, salió desde el Centro de Servicios de Portland, para conducir 300 millas en aproximadamente cinco horas y media y así llegar hasta el área devastada por el fuego a evaluar la situación personalmente. Cuanto más se acercaban al área devastada más accidentado, se encontraba el camino. Hasta el punto de que uno de los vehículos tuvo que retroceder, al no poder subir por un empinado sendero montañoso. Debido a esto, solo los otros dos vehículos lograron trepar por las montañas y pasar por un tramo totalmente quemado y sin rastros de vida, para entonces llegar a su destino.

Lo que vimos al ingresar al sitio de los más afectados fue una franja de fatalidad y tristeza a raíz de la destrucción de los incendios forestales. Y fue imposible hacer una evaluación y tasación de daños de una casa a la vez debido a la naturaleza remota del área y al terreno peligroso.

Voluntario Tzu Chi
Los voluntarios caminan con dificultad hasta el lugar remoto para realizar una evaluación de desastres. Foto / Equipo Tzu Chi Portland.

En este antiguo lugar tranquilo, parecido a Xanadú (provincia de Mongolia en el interior de China), donde los habitantes son en su mayoría descendientes de los fundadores del lugar y quienes todavía anhelan una vida en armonía con la naturaleza y la autosuficiencia. Es por ello que los residentes de este lugar dependían de paneles solares y pozos de agua para tener energía. Por consiguiente, tener papeleo afiliado a la civilización como son las tarjetas de identificación o facturas por servicios públicos no siempre son parte de las personas que viven en este lugar. Incluso ni el servicio postal tiene acceso al área debido a que los caminos en el bosque no están identificados. Los lotes solo cuentan con números como referencias. Desafortunadamente, esta forma de vida sencilla se ha convertido en un obstáculo que inhibe la capacidad de los residentes para solicitar ayuda en caso de desastre.

Después del incendio, los sobrevivientes del desastre ahora viven en condiciones aún más rústicas. Foto / Equipo Tzu Chi Portland

Comprar Un Seguro de Incendios No Ha Sido Una Opción

A raíz del Fuego Pirata los sobrevivientes en el área de Bly, regresaron a donde solían estar sus hogares, pero al tener sus casas quemadas, no les quedaba más remedio que conformarse con vivir en las rústicas casas rodantes cercanas al lugar. Gage Clark, un residente, se paró frente a la casa donde una vez estuvo y en la que pasó más de seis años construyendo su sistema de energía solar. El único rastro que quedaba de esas posesiones eran los desechos carbonizados y algunas piezas de metal retorcidas en los escombros. Sin seguro contra incendios, Gage no tiene los medios para reconstruir.

Muchos me preguntaron por qué no compramos un seguro contra incendios. No es que no quisiéramos comprar. Más bien, nadie nos vendería pólizas por falta de acceso de los camiones de bomberos debido a la inaccesibilidad de toda la zona que sobresale tanto.

Gage Clark
Sobreviviente del Fuego de Contrabando
Gage Clark dice que todos sus años de arduo trabajo han fracasado debido al incendio. Foto / Equipo Tzu Chi Portland

El problema no se quedó allí, estos sobrevivientes de incendios no pueden solicitar subsidios del gobierno. “No tienen direcciones y por tanto no hay confirmación oficial de donde viven exáctamente, dijo Valerie O’Dai, directora ejecutiva de Relief Angels, una pequeña organización de ayuda sin fines de lucro en casos de desastre ansiosa por ayudar a quienes no pueden ayudarse a sí mismos. “Siendo ese el caso, es casi imposible hacer una tasación precisa del número de propiedades y efectos personales dañados. Entonces, el resultado es que nadie puede obtener ayuda del gobierno del condado o del estado“, añadió O’Dai a su explicación.

La situación es realmente espantosa. En la montaña no hay asistencia urgente disponible hoy, no hay electricidad y tampoco agua por falta de una torre de agua y una tubería para obtener agua de un grifo…

Toda la región obtiene su agua del agua de manantial recolectada, que ahora está totalmente contaminada por los incendios forestales. No pueden usar el agua como lo hacían antes, por lo que tienen que conducir montaña abajo para comprar agua en la ciudad. Sin embargo, debido a la sequía de este año, el suministro de agua urbana es muy bajo, por lo que no es suficiente para la gente de la ciudad, y mucho menos para los habitantes de la zona del desastre.

Valerie O’Dai
Directora Ejecutiva de la organización
Relief Angels

Después de evaluar el desastre y tener la valoración de las necesidades de emergencia, los voluntarios de Tzu Chi comenzaron a solicitar subsidios para el suministro de agua en nombre de los sobrevivientes del Fuego Pirata, lo que viene a ser la agenda más urgente por ahora. También están preparando tarjetas de débito prepagadas para su distribución a fin de ayudar a las 161 familias afectadas por esta catástrofe de incendios forestales.

 

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁