Voluntarios de Tzu Chi, se unen para una segunda distribución de alimentos en San Gabriel

Oficina Nacional  | 25 febrero, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Voluntarios de la Sede Nacional de Tzu Chi, realizan una distribución de alimentos en San Gabriel el 7 de noviembre. Foto de Mandy Lo.

Escrito por Mandy Lo
Traducido por Diana Chang
Editado por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

La nación ha experimentado profundos impactos económicos debido a la pandemia en curso, y en septiembre, la Sede Nacional de Tzu Chi USA celebró un evento de distribución de alimentos por primera vez en San Gabriel, una comunidad principalmente china en el sur de California. La respuesta de la comunidad fue excelente y después de colaborar con la ciudad de San Gabriel y el distrito escolar afiliado, los voluntarios regresaron a la escuela secundaria Gabrielino, para otra distribución el 7 de noviembre, beneficiando a 300 hogares.

De Regreso Para Una Segunda Distribución

La temporada de lluvias del sur de California, comenzó a principios de noviembre. Hubo una ligera llovizna en la madrugada, que pronto se convirtió en lluvia, y los voluntarios vieron que la temperatura descendía a 15 grados centígrados. Sin embargo, los voluntarios de la Sede Nacional habían planeado realizar una distribución de alimentos en la ciudad de San Gabriel y no querían decepcionar a las personas que necesitaban ayuda. Por tal razón, decidieron mantener la distribución según lo programado a pesar de la lluvia.

Los voluntarios deben controlar su temperatura antes de que pueda llevarse a cabo la distribución. Foto de Wesley Tsai.
Se informa al grupo para que proporcione toda la información necesaria antes de que comience la actividad. Foto de Wesley Tsai.

En la mañana de la distribución, los voluntarios se reunieron en el lugar, todos trabajaron juntos y con cuidado para organizar 300 bolsas de suministros. La alcaldesa Denise Menchaca, Valarie Gómez, directora ejecutiva de YMCA del oeste de San Gabriel Valley y miembros del Departamento de Policía de la Ciudad de San Gabriel, así como del Distrito Escolar de Alhambra, vinieron para ayudar en la distribución.

La distribución comenzó a las 9:00 a.m., utilizando un método de acceso directo, para garantizar la seguridad de la comunidad. Los vehículos que esperaban, entraron lentamente en el estacionamiento de la escuela, mientras voluntarios guiaban el flujo del tráfico. Los voluntarios saludaron a las familias con genuino entusiasmo a pesar del clima. Gracias al excelente trabajo en equipo de todos los involucrados, los beneficiarios recibieron una caja de alimento seco y una caja de comida fresca de manera ordenada. El contenido incluía alimentos enlatados, arroz, fideos, frijoles, manzanas, papas, cebollas entre otros alimentos.

Los voluntarios preparan varias revistas de Tzu Chi para la distribución. Foto de Wesley Tsai.
Los voluntarios adjuntan un marcador de aforismo Jing Si en la página de instrucciones. Foto de Wesley Tsai.

YMCA del oeste de San Gabriel Valley, es una organización regional que colabora con Tzu Chi en San Gabriel, CA. Después de nuestras recientes actividades de distribución, aprendieron más sobre el trabajo de caridad de Tzu Chi y descubrieron las misiones que cubren nuestras huellas de ayuda humanitaria, la cual van más allá de la distribución de alimentos, y comenzaron a ayudar a los voluntarios de Tzu Chi, que sirven a la comunidad a través de referencias de familias que necesitan ayuda urgente.

Una Familia Con Urgentes Necesidades

Después de recibir una solicitud urgente de ayuda, Valarie, refirió Yvette Niz y su familia, con los voluntarios de  Tzu Chi. Yvette,había dado a luz a su tercera hija hace tres meses, perdió su trabajo debido a la pandemia. Al no tener ingresos, Yvette y su esposo no podían pagar el alquiler, y fueron desalojados. La pareja y sus tres hijas, durmieron en su automóvil. Recientemente, el esposo de Yvette encontró un trabajo temporal y alquiló un apartamento. Sin embargo, sólo tenían un pequeño refrigerador.

Yvette Niz (segunda a la izquierda) acudió a la distribución en busca de ayuda y aceptó agradecida una manta, guantes y suministros esenciales para ella y su hijas. Foto de Mandy Lo.
Valerie Gómez (derecha), directora ejecutiva de West San Gabriel Valley YMCA, presenta a las familias necesitadas a los voluntarios de Tzu Chi. Foto de Mandy Lo.

Cuando Yvette llegó al lugar de distribución con sus hijos, temblaba debido al frío. Ella compartió que, al ser desalojados de su casa, alquilaron una bodega para mantener seguros sus muebles y algunos de sus objetos de necesidades diarias, pero no pudieron pagar el almacenaje, y la empresa subastó todos sus artículos. Es por esto, que la familia necesita de mesas, sillas y camas. Yvette habló sobre las dificultades que enfrentan sus hijas: lo difícil que es para sus tres hijas dormir y hacer la tarea en el suelo frío. No hay duda de que esperaba que Tzu Chi y la YMCA pudieran ayudarlos.

Las voluntarias de Tzu Chi de la Sede Nacional USA, Flora Yeh y Ping Mee Tam, discutieron el caso en el lugar y entendiendo las necesidades específicas de Yvette. Les entregaron más frutas y verduras a esta familia, Tam regresó al Centro de Servicio de San Gabriel de Tzu Chi, para comprar ropa de invierno y conseguir también una tarjeta de efectivo. Cuando James Chen, la persona a cargo del Centro de Servicio de San Gabriel de Tzu Chi, le dio seis mantas ecológicas a Yvette, y los voluntarios le dieron la tarjeta de efectivo y le explicaron cómo usarla, Yvette sintió que se quitaba un gran peso de encima. “¡Gracias!” dijo con emoción. “¡Muchas gracias!”

Yvette Niz (izquierda) abraza a los voluntarios después de aprender a usar la tarjeta de efectivo de Tzu Chi. Foto de Mandy Lo.

Muchas gracias por todo. No solo me diste comida, sino que también nos animaste a seguir intentándolo; porque si estamos dispuestos a buscar ayuda, alguien puede ayudarnos.

Yvette Niz, Residente de San Gabriel

“Los miembros de mi familia están todos desempleados”, dijo Cindy Bradshaw, otra residente que vino con la remisión de Valarie. “Esta distribución es de gran ayuda para nosotros, se lo agradezco mucho”.

Juntos Ayudando A La Comunidad

Al ver cómo los voluntarios de Tzu Chi, ayudaron a Yvette y Cindy que presentaban una necesidad urgente, Valarie se conmovió desde el fondo de su corazón. “He estado preocupada por la situación de Yvette y Cindy durante muchos días. Cuando vi la capacidad de Tzu Chi, para resolver sus problemas de inmediato, mis preocupaciones finalmente se aliviaron”. Más tarde, ambos enviaron correos electrónicos a Valerie y a los voluntarios para expresarles nuevamente su gratitud.

El Departamento de Policía de San Gabriel toma la iniciativa de atender a las familias necesitadas en la distribución. Foto de Mandy Lo.
El Capitán Fabián Valdéz, del Departamento de Policía de San Gabriel (izquierda), conduce a los oficiales de policía a entregar alimentos a los residentes necesitados. Foto de Mandy Lo.

El Departamento de Policía de San Gabriel no solo envió vehículos policiales para hacerse cargo del trabajo de seguridad en el lugar. El Capitán Fabián Valdéz también entregó diez juegos de alimentos de la distribución de Tzu Chi a los hogares necesitados. Los agentes de policía condujeron dos coches de la policía para distribuir lo esencial y tocaron puertas para pedir a los miembros de la comunidad que pasaban apuros a que salieran a buscar comida fresca. Los vecinos quedaron gratamente sorprendidos al ver el noble gesto de los agentes al traer un regalo.

“Los oficiales de policía de San Gabriel son muy cariñosos y entusiastas para ayudar a los residentes cuando hay dificultades”, dijo Jumei Lin, un beneficiario local. “Toda la ayuda es realmente excelente y apreciada”.

Tzu Chi colabora con el Departamento de Policía de San Gabriel para entregar alimentos a las familias locales necesitadas. Foto de Mandy Lo.

“Creo que la gente de la comunidad puede entender que la policía que protege la comunidad es muy importante. Esta es también nuestra asociación con Tzu Chi. Nos tomó mucho tiempo demostrar nuestro cuidado por la comunidad, así que queremos agradecerle, [Tzu Chi].

Capitán Fabian Valdéz, del Departamento de la Policía de San Gabriel

Contento Por Ser Un Voluntario

Steven Haro, quien trabaja en una empresa de manejo de desechos, también trabaja como voluntario en sus días libres. Dijo que a menudo es voluntario en actividades de caridad en la comunidad. Esta vez, él y algunos colegas ayudaron a Tzu Chi con la distribución. Al ver tanta gente necesitada, no pudo evitar sentirse agradecido por todo lo que tenía. Haro se sintió muy agradecido, luego de pensar en cómo tiene comida y trabajo, especialmente durante la pandemia, que su familia está segura y saludable y que tienen la energía para ayudar a los demás.

(De izquierda a derecha) El capitán del departamento de policía de San Gabriel, Fabián Valdéz, la alcaldesa Denise Manchaca, el voluntario de Tzu Chi Steven Haro y el miembro de la junta Wing Ho, de la Junta de Educación del Distrito Escolar de Alhambra vinieron para ayudar con la distribución. Foto de Mandy Lo.
Zoe Suzuki y su mamá ayudan con la distribución. Foto de Wesley Tsai.

Una voluntaria de la empresa de manejo de desperdicios trajo a su hijo para ayudar a servir a la comunidad. La joven, Zoe Suzuki, compartió que su madre la animó a unirse a la distribución de alimentos para ayudar al vecindario.

Pensando en las personas mayores de la comunidad que tienen movilidad limitada, el voluntario Kevin Hsu realizó una visita especial a una familia después de la distribución. A sus 80 años, el Sr. Liang no puede conducir y tiene una familia de siete. Debido al impacto de la pandemia, sus ingresos se han reducido considerablemente y no puede cubrir sus gastos en casa. Los voluntarios cuidan de la familia cada vez que hubo una distribución local de alimentos y entregaron suministros para ayudar a aliviar su carga financiera.

Luego de la distribución, el voluntario Keven Hsu entrega suministros a una familia que los necesita. Foto de Mandy Lo.
Luego de una distribución exitosa, los voluntarios se unen para orar por el fin de la pandemia. Foto de Mandy Lo.

Aunque la pandemia ha hecho necesario mantener la distancia para salvaguardar la salud de las comunidades, la cuidadosa distribución de Tzu Chi logró unir de manera segura los corazones de quienes deseaban ayudar, para que las poblaciones desatendidas puedan recibir el apoyo que necesitan. Durante la pandemia, la energía positiva entregada junto con los suministros también puede ser extremadamente importante, y los voluntarios de Tzu Chi continuarán sirviendo a las comunidades con amor.

Fomentar las buenas obras es un medio para despertar nuestro corazón amoroso puro y genuino

Ayúdanos a empoderarnos de recursos para hacer más.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁