Voluntarios de Tzu Chi Apoyan A Comunidades de Inmigrantes

Región Sur  |  10 enero, 2022
Residentes de la comunidad camboyana de Houston visitan la sede de la Región Sur de Tzu Chi el 6 de febrero del 2021 para recoger bienes donados por Tzu Chi. Foto/Jean Hsu

Escrito por Jean Hsu, Pen-Chi Liu y Jennifer Chien
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por Maribel Suárez

A pesar de las dificultades que trajo la pandemia de COVID-19, voluntarios de la Oficina Regional del Sur de Tzu Chi buscan la manera de continuar brindando apoyo a las comunidades de la zona. Las actividades de distribución más grandes que tenia previsto desarrollar la organización fueron pospuestas por la pandemia, sin embargo, el trabajo de los voluntarios no se detuvo. El 6 de febrero del 2021, ellos lograron contactar con personas que necesitaban ayuda.

Es importante mencionar que la pandemia ha afectado a todas las personas en el mundo, pero el golpe más fuerte lo han sufrido las comunidades vulnerables. Según un artículo de Noticias Telemundo, el desempleo entre personas migrantes en EE.UU. se ha duplicado desde que inició la pandemia. Estas desventajas hacen que sea más difícil para los migrantes mantener un trabajo y pagar un alquiler, por lo que muchos se ven obligados a vivir en las calles.

La comunidad de camboyanos en Houston son parte de quienes viven esa realidad. Tzu Chi se acercó a ella para conocer sus necesidades y brindar atención.

Manteniendo conexiones importantes

Como gran parte de los inmigrantes en EE.UU., los camboyanos llegaron huyendo de su país por la violencia y la desestabilidad política que marco a su nacion en los años 70. Luego de la guerra de Vietnam, Camboya se vió debilitada, y un movimiento conocido como los Jemeres Rojos llegó al poder. A raíz de esto, muchos ciudadanos buscaron nuevas oportunidades en Estados Unidos.

Los voluntarios de Tzu Chi tuvieron su primer contacto con ellos en el 2017, en las acciones humanitarias tras el huracán Harvey, que arrasó con la comunidad conocida como “pequeña Camboya”, en Houston, por ser el lugar de vivienda de muchos de estos inmigrantes. La Fundación llevó a cabo actividades de distribución de bienes en las instalaciones del Community of Faith y en un templo budista con el fin de brindar ayuda a los afectados.

Los voluntarios de la Oficina Regional del Sur de Tzu Chi ayudan a los camboyanos a cargar suministros en su camión. Foto/Jean Hsu
El representante de la comunidad camboyana, Channarith Srey (primera a la derecha), expresa su gratitud a Taishan Huang (primera a la izquierda), directora ejecutiva de la Región Sur de Tzu Chi. Foto/Jean Hsu

El auge en el desempleo durante la pandemia de COVID-19 alcanzó a la comunidad de camboyanos en Houston, causando que muchas personas perdieran sus trabajos de medio tiempo, en restaurantes y hoteles. Uno de los grupos fueron aquellos que se dedican a la agricultura, actividad que genera una de las principales fuentes de empleo entre este grupo. Ellos, además de la pausa económica por las restricciones de bioseguridad, estan sufriendo las consecuencias del cambio climático.

Tzu Chi conoció también el problema de falta de comida que estaban enfrentando los camboyanos en Houston e iniciaron planes frente a esto. Considerando que culturalmente, su dieta es alta en el consumo de arroz, la Maestra Cheng Yen coordinó para que se les enviaran contenedores de arroz Jiung Si. Los voluntarios entregaron 28 cajas de arroz y 12,000 mascarillas a los damnificados.

Una representante de la comunidad llamada Channarith Srey expresó su gratitud hacia Tzu Chi USA por preocuparse y llevar esa ayuda tan importante. Ella comentó sobre las dificultades que han enfrentado:

El año pasado, los hogares que dependen de los cultivos de hortalizas perdieron muchos ingresos... los agricultores no pudieron salir a trabajar y es difícil cultivar durante el invierno. Estoy realmente agradecida por el continuo cuidado de Tzu Chi a nuestro pueblo.

Channarith Srey

Familias unidas a través de la filantropía

El corazón de los voluntarios de Tzu Chi no termina de sorprender. Julienne Chi, una voluntaria de la organización ha llevado el mensaje humanitario de la compasión a toda su familia. Este buen ejemplo causó que su hijo, Alec Chi, se iniciara como voluntario en la Homeless Organizing Coalition (HOC), para ayudar con distribuciones de comida y bienes. Con nuevas ideas en mente, los Tzu Chi decidieron tomar la iniciativa.

El 25 de febrero del 2021, Julienne y Alec se reunieron con Soniya Koppuzhayil, cofundadora de la HOC, para compartir información sobre las actividades que Tzu Chi realizaba en la zona. Al unir fuerzas, fue posible llevar ayuda a más personas. Luego de la reunión, Tzu Chi donó 5 cajas de arroz Jing Si, 4 bolsas de productos de higiene personal y 2,000 mascarillas médicas a los necesitados.

La voluntaria Julienne Chi (derecha) y su hijo Alec Chi (izquierda) se reúnen con Soniya Koppuzhayil (centro), una de las fundadoras de Houseless Organizing Coalition, y donan suministros en nombre de Tzu Chi. Foto/ Cortesía de Julienne Chi

Soniya dijo que la fundación HOC se compone principalmente por personas provenientes de minorías, lo cual ayuda a que tengan una conexión más profunda con la misión. Que los caracteriza: proporcionar ayuda a sus vecinos más necesitados. Esto lo hacen organizando entregas de comida semanales, atendiendo a mujeres afectadas por violencia doméstica y dando carpas temporales para personas que se han quedado sin casa.

Julienne explicó que la fundación HOC no utiliza la palabra “sin hogar” (homeless en inglés) en su nombre porque la fundación en sí funciona como “hogar” para todas esas personas de la comunidad que se ven afectadas por la opresión y la marginalización. El impulso de la HOC por ayudar a sus vecinos en necesidad los convierte en una organización importante para la zona y una aliada clave para Tzu Chi.

Los actores principales de toda fundación son sus voluntarios y esas conexiones e ideas que generan unos con otros. Nuestra organización trabaja para cerrar las brechas de desigualdad que existen en el apoyo a las poblaciones vulnerables, como los inmigrantes camboyanos. La unión y los voluntarios hacen que el mensaje de compasión de la Fundación Budista Tzu Chi cobre vida, y estamos muy agradecidos de tener voluntarios que tienen los mismos sentimientos viviendo en sus corazones.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁