San Dimas: Reconocimiento De Una Asociación Basada En El Cuidado

Región Oeste  |  14 septiembre, 2020
Un representante de la oficina del senador del estado de California Anthony Portantino otorga un premio a los voluntarios de Tzu Chi USA en reconocimiento a su dedicación a la comunidad. Foto: Sharon Chu.

Escrito por Jennifer Chien
Traducido (Inglés) por  Diana Chang​
Traducido (Español) por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

Durante la mañana del 16 de abril, los voluntarios de Tzu Chi USA se reunieron en el centro comunitario ubicado a lado de la Municipalidad de San Dimas, para empacar víveres como de costumbre, con el fin de entregarlas a los adultos mayores, que residen en el área. Sin embargo, en esta ocasión en particular, estuvieron presentes algunos representantes de la oficina del senador estatal de California Anthony J. Portantino y de la municipalidad.

Los funcionarios del gobierno estatal y de la ciudad reunieron a los voluntarios para entregarles un Certificado de Reconocimiento en nombre del Senado del Estado de California por su liderazgo, junto con una carta de agradecimiento escrita en nombre de la Municipalidad de San Dimas.

El Certificado de Reconocimiento otorgado a la Fundación Budista Tzu Chi por el Senador de California Anthony J. Portantion por su liderazgo.
La carta de agradecimiento escrita en nombre de la Municipalidad de San Dimas para los voluntarios de Tzu Chi, reconociendo su “generosidad altruista y filantrópica” hacia la comunidad.

Además, la ciudad de San Dimas otorgó una placa de cristal a la Fundación Tzu Chi en reconocimiento a sus contribuciones extraordinarias, tiempo y esfuerzo en apoyo del Proyecto San Dimas Cares y a Los residentes de tercera edad durante las órdenes de quedarse en casa.

Desde mediados de abril, los voluntarios han estado apoyando al personal de la Ciudad de San Dimas en la entrega de víveres a las personas de tercera edad como parte del Proyecto San Dimas Cares iniciado por el Departamento de Parques y Recreación. Preparando de 50 a 100 bolsas llenas de alimentos todos los jueves, para que no tuvieran que ir ellos mismos al lugar designado de la ciudad para recoger la comida.

La placa de cristal que entregó la Ciudad de San Dimas a Tzu Chi en julio de 2020. Foto: Jennifer Chien.

Los voluntarios de Tzu Chi nunca han esperado nada a cambio de su servicio comunitario. Aun así, apreciaron el reconocimiento por parte del Senado del Estado de California y de la Municipalidad de San Dimas.

Una colaboración firmemente arraigada en el cuidado de la comunidad

Timothy Pagano, quien trabaja como Gerente de Recreación para la Ciudad de San Dimas, presentó el certificado de reconocimiento a los voluntarios de Tzu Chi en nombre de la ciudad y expresó su gratitud.

Pagano dijo, que después de que el Gobernador de California anunció el cierre a finales de marzo, los Concejales de la ciudad de San Dimas propusieron un proyecto de atención a principios de abril. Esperaban cuidar a las personas de tercera edad, que viven en la comunidad al evitar que salieran a buscar alimentos, lo que aumentaría su riesgo de infectarse por COVID-19.

Dio la casualidad de que Jackson Chen, director ejecutivo de Tzu Chi USA, y el Dr. Han Huang, Director Ejecutivo adjunto, habían estado entregando equipos de protección personal (EPP), para la ciudad de San Dimas el 10 de abril. Cuando se enteraron de que en el Cabildo se estaba debatiendo cómo implementar un “proyecto de atención”, los voluntarios inmediatamente expresaron su voluntad en ayudar.

La oferta de colaboración fue bienvenida por todos, dado que, Pagano compartió que Tzu Chi USA tiene una amplia experiencia en actividades de distribución de viveres. Con el apoyo de los voluntarios de Tzu Chi, el Proyecto San Dimas Cares se lanzó el 16 de abril y continúa hasta el día de hoy.

Desde el lanzamiento del Proyecto San Dimas Cares, se han distribuido casi 1.000 bolsas de alimentos y más de 10.000 platos de comidas. Los residentes y la comunidad de San Dimas agradecen a los voluntarios de Tzu Chi por su apoyo oportuno, para que los adultos mayores, se queden en casa de manera segura.

Timothy Pagano Gerente de Recreación, Ciudad de San Dimas
Los voluntarios cargan bolsas con despensa de alimentos básicos a sus vehículos, preparándose para entregar amor y caridad a las personas de tercera edad que viven en la comunidad. Foto: Jennifer Chien.

El Proyecto San Dimas Cares obtuvo la lista de las personas de tercera edad con dificultades de un centro comunitario que presta servicios a hogares de bajos ingresos. Inicialmente, brindaban atención a 50 personas. Pero, debido al impacto económico causado por la pandemia, el proyecto extendió su atención a más de 150 personas en tres meses.

Timothy agregó, que las visitas que cada semana realizan los voluntarios de Tzu Chi a los adultos mayores en la comunidad, han ayudado a garantizar su salud y seguridad. Durante estas visitas domiciliarias, los voluntarios de Tzu Chi también reconocen si algún adulto mayor puede necesitar más apoyo adicional.

Un esfuerzo conjunto para brindar tranquilidad a las personas de tercera edad

Los voluntarios Tzu Chi del área East Los Angeles, son los que están a cargo de entregar las bolsas de alimentos a las personas de la tercera edad. El voluntario Michael Tseng explica que se dividen en cinco grupos cada semana, y son responsables de llevar alimentos entre 8 y 15 hogares, lo cual depende de la ruta de entrega.

Después de tres meses de servicios, más y más residentes abrirán sus puertas para interactuar con los voluntarios. Foto: Paokuei Lee.
Beneficiarios solían esconderse detrás de sus puertas, pero ahora salen a recibir a los voluntarios mostrando una cálida sonrisa. Foto: Cortesía de Jenny Chang.

El 22 de julio, la voluntaria Hsiumei Chen y su esposo se unieron a la entrega de alimentos, luego de ver como sus compañeros han estado muy activos en participar en el Proyecto San Dimas Cares. Se ha registrado varias veces y finalmente ha llegado su turno de servir a la comunidad. Esta vez, invitó a su esposo, y juntos estuvieron sirviendo a las personas de tercera edad que viven en la comunidad. “Esperamos ayudar a más personas necesitadas durante este tiempo y continuar ayudando a la comunidad «, dijo Chen.

Las sonrisas genuinas que muestran las personas de tercera edad al recibir los platos de comida son el regalo más significativo, para los voluntarios de Tzu Chi. Es una prueba de la sensación de alivio y seguridad que sienten estos residentes vulnerables al saber, que gracias a este programa, han podido quedarse en casa y evitar el riesgo de contraer el virus.

Sara Nino se alegró de ver a los voluntarios acercarse a su puerta y los saludó con una cálida sonrisa. Les informo, que tiene diabetes y después de la orden estatal de quedarse en casa, ha sido cautelosa protegiéndose. Por eso, rara vez sale. Esta entrega de comida le estaba permitiendo a ella, y a su esposo, evitar salir por necesidad.

Sara Nino se encuentra feliz de ver a los voluntarios llegar con una entrega de bolsas llenas de alimentos para ella y su esposo mientras se refugian en casa. Foto: Jennifer Chien.

Carla Altman se encontraba esperando la llegada de los voluntarios en la acera fuera de su casa, preparada para transportar los suministros con un carrito. Ella compartió que aunque el virus continúa propagándose, todavía trata de mantener el hábito de salir a caminar, manteniéndose alejada de la multitud. Ayudar a Carla a evitar la necesidad de ir de compras, a supermercados posiblemente abarrotados de personas es un claro beneficio de este programa.

Carla Altman siempre espera en la acera para saludar a los voluntarios cuando vienen a su domicilio para entregarle comida. Foto: Jennifer Chien.
Una residente está feliz de ver a la voluntaria, Hsiumei Chen, entregar frutas y verduras frescas a su casa. Foto: Cortesía de Hsiumei Chen.

Como parte de esta iniciativa, algunos residentes de San Dimas vienen a recoger la comida gratuita. Rubén García, un residente que vive con seis personas en una misma casa.

García comparte, que lleva muchos años jubilado. Sin embargo, la pandemia ha afectado a toda su familia, y tuvieron que quedarse en casa. Afortunadamente, su familia está sana y salva, pero las fuentes de ingresos del hogar se han visto gravemente afectadas, porque todos han experimentado jornadas laborales más cortas o se encuentran desempleados. Por lo tanto, está contento de que la ciudad esté brindando asistencia alimentaria a tiempo, para ayudar a su familia.

Por razones de seguridad, el personal de la Ciudad de San Dimas mantiene una conversación breve cuando Rubén García (derecha), un residente en la lista para recibir alimentos gratuitos, llega a recogerlos. Foto: Jennifer Chien.

Robert Jackson tiene 80 años de edad. El y su esposa condujeron hasta la Municipalidad de San Dimas, para recoger alimentos gratuitos. Jackson compartió que la pandemia ha cambiado drásticamente su estilo de vida. Antes solía dar un paseo por la comunidad todos los días, pero ahora solo puede quedarse en el patio trasero y charlar con su vecino de 85 años. No se atreve a ir a ningún lado, mucho menos a hacer compras en un supermercado abarrotado.

Robert Jackson, un residente de San Dimas, dijo que él y sus vecinos tienen miedo de salir. Por eso se ha quedado en casa todo este tiempo. Foto: Jennifer Chien.

Robert Jackson dijo que estaba agradecido con los voluntarios por ayudar a la ciudad con la distribución de alimentos, y que se sentía seguro cuando vino a recoger la comida.

Lanzamiento de ayuda benéfica para casos individuales

Han Huang, director ejecutivo adjunto quien aceptó la placa del premio de la Ciudad de San Dimas en nombre de Tzu Chi USA, compartió que mientras los voluntarios participan en las distribuciones de alimentos y los entregan a las personas de tercera edad, también buscan ofrecer atención adicional si es necesario.

A medida que avanzaba el programa, los voluntarios descubrieron que algunas de las personas de tercera edad que requerían la entrega de alimentos también padecían problemas de salud. Debido a esto, se benefician enormemente de más atención y ayuda.

Por ejemplo, algunos pueden tener movilidad limitada debido a una condición de salud, mientras que otros requieren equipo médico especializado, como un tanque de oxígeno. Y en el caso de los que viven solos, no hay ayuda disponible.

Habiendo aprendido de sus necesidades, estas personas ahora pueden solicitar ayuda adicional a través del programa de ayuda benéfica para casos individuales iniciado por Tzu Chi USA. Además de la asistencia alimentaria, los voluntarios les brindarán el apoyo que necesitan.

Ambos, el personal de la Ciudad de San Dimas y los voluntarios de la Oficina Nacional Tzu Chi USA, continúan explorando formas adicionales de colaborar juntos y ayudar a estos casos individuales.

Timothy Pagano (izquierda), Gerente de Recreación para la Ciudad de San Dimas, y el Dr. Han Huang (derecha), Director Ejecutivo Adjunto de la Oficina Nacional Tzu Chi USA, discuten posibles proyectos en el futuro.[Foto: Jennifer Chien.

Mientras participan en el Proyecto San Dimas Cares, los voluntarios de Tzu Chi también aprovechan esta oportunidad para crear conciencia sobre la importancia del vegetarianismo al presentar la campaña Nuestro Movimiento Vegetariano y promoverlo. Además, para entregar a los beneficiarios y al personal de la ciudad una carta escrita por la Maestra Cheng Yen, expresando su amor y preocupación, y marcadores con Aforismos Jing Si que fomentan el vegetarianismo.

Volunteers give a letter from Dharma Master Cheng Yen to each care recipient while they deliver food. Photo / Jenny Chang.

A finales de julio, ocurrió una segunda ola de COVID-19 en los Estado Unidos, y California se convirtió en uno de los nuevos epicentros de la pandemia. La tasa de mortalidad para las personas de tercera edad a causa de este virus es mucho más alta,  que la de otros grupos de edad. Así que, debemos seguir cuidando a estas personas en nuestras comunidades y construir una red de medidas de protección para garantizar su salud y seguridad, que, como podemos ver en San Dimas, se puede fortalecer a través de colaboraciones como esta.

Usted puede colaborar  apoyando iniciativas de este tipo, agregando su amor y ayudando a apoyar las misiones y actividades de Tzu Chi USA. Solo trabajando juntos y protegiéndonos unos a otros podremos sobrevivir a esta pandemia.

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁