Fortaleza Colectiva

Oficina Nacional  | 11 August, 2015

FORTALEZA COLECTIVA

EL SECRETO DETRÁS DEL ÉXITO DE TZU CHI SON MILES DE VOLUNTARIOS DEDICADOS.

En los talleres de capacitación hay un juego recreativo que incentiva el desarrollo del trabajo en equipo. Le entrega un lápiz a alguien y le pide que lo parta en dos. Aquella persona podrá romperlo sin necesidad de utilizar mucho esfuerzo. Después, le entrega seis lápices amarrados con una banda elástica, y le pide que lo intente de nuevo. Esta vez, no podrán lograrlo. Ese principio se aplica tanto a las personas como a los lápices; la capacidad de la unión grupal en los equipos de trabajo es necesaria orientando sus esfuerzos a un mismo fin.
Desde 1998, la Asociación Médica Internacional Tzu Chi (TIMA, por sus siglas en inglés) ha confiado en sus voluntarios para brindar servicios médicos y dentales gratuitos a más de 2 millones de pacientes en 48 países, a través de sus clínicas gratuitas comunitaria. Entre la multitud de pacientes que TIMA ha servido a través de los años, incluyen poblaciones desamparadas y desfavorecidas alrededor de los seis continentes. Incluso, víctimas de desastres naturales.

En 2014, las misiones llevadas a cabo por TIMA atendieron a casi 20.000 pacientes en los EE.UU. y Haití, de forma gratuita. Otra misión importante internacional se ha estado llevando a cabo desde el 2013 en Las Filipinas, donde varios equipos de Taiwán han acudido para atender las necesidades de miles de personas después un devastador tifón.

Se aproxima el 22 avo aniversario de la Fundación Médica Tzu Chi, y sus miembros alrededor del mundo se reúnen para asistir a la conferencia en San Dimas, California. Los participantes vienen a intercambiar información sobre sus operaciones, como identificar y perfeccionar sus mejores prácticas, también planear el futuro de la asociación. Mientras que cada representante viene a la conferencia para aportar su propio conocimiento y experiencia, tienen un nexo en común: su voluntariado es su mayor fortaleza.

RESPONDIENDO AL LLAMADO - DIFUNDIENDO LA RIQUEZA DE LA SALUD

Entonces, ¿quiénes son estos voluntarios? Muchos de ellos son médicos, dentistas, enfermeras, estudiantes de medicina, asistentes y técnicos. Pero a la vez, también hay personas comunes sin habilidades específicas. De hecho, más de la mitad de los voluntarios consisten de ellos.

Sus filas incluyen miembros de distintas religiones, incluso personas que no lo son. La mayoría son mujeres, y la edad promedia es de 60 años. No importa la edad, su género o nivel de experiencia, cada voluntario tiene algo que aportar, cada participante contribuye en fortalecer la organización y la misión.

Mi experiencia es en finanzas, no tengo ninguna experiencia médica en absoluto. Pero creemos en lo que estamos haciendo

Steve Voon, vicepresidente ejecutivo Fundación Médica Tzu Chi

Voon comenzó a ofrecerse como voluntario en 2002, y ayudó a establecer servicios médicos para la comunidad de trabajadores agrícolas en el Valle Central de California. Su esposa, Olivia Chung, junto a sus dos hijas también son voluntarias. Para ellos, se ha convertido en un asunto familiar. También, en una tradición de dar, la cual se sienten orgullosos de transmitir.

La buena salud muchas de las veces se describe como un regalo que te otorga la vida, y compartirlo significa tanto para los que dan como para los que reciben. El Dr. Walter Fung ha sido voluntario en la clínica de Fresno durante los últimos tres años. Hoy, nos comparte sus razones de tomar en parte la misión de Tzu Chi.

Yo amo la medicina porque amo la vida. Y descubrí que, al igual que todos los demás, pueden ser afectados por el cáncer. Lo tuve dos veces. Eso es lo que me trajo aquí, la sensación de que tengo que hacer algo por otras personas.

Dr. Walter Fung, médico voluntario

Entre la comunidad de voluntarios, también se encuentran algunos ex pacientes.

Después de recibir atención por uno de los médicos voluntarios, Delia Esqueda, una residente del valle, se sintió conmovida al ser testigo de la manera que ellos se preocupaban por las personas. “Eso me tocó el corazón. Por eso, quiero ser voluntario, quiero ser parte de lo que está haciendo la organización”, dijo.

Richard Furze, otro de los médicos voluntarios, se expresó sucintamente, “Es un placer dar, y Tzu Chi me ofreció la oportunidad de hacerlo. Nuestras diferencias culturales no significan nada, es el corazón [lo que importa]”.

CREAR CAPACIDAD Y DIFUNDIR LA PALABRA

Steve Voon se siente orgulloso de lo que él junto a otros voluntarios han logrado hacer en Fresno, pero siempre está mirando hacia adelante.

Actualmente están ampliando su alcance a más comunidades cercanas, digitalizando los 15.000 archivos de pacientes y actualizando los sistemas informáticos para poder procesar sus registros en segundos. Con todo eso, dedicarle más tiempo a la prestación de servicios médicos.Siempre se necesitan más voluntarios, son bienvenidos.

Si tienes conocimientos informáticos, sería genial. ¡Venga! O si puedes crear animales usando globos para entretener a los niños mientras sus padres esperan recibir tratamientos, también sería genial. Siempre podemos usar más manos, para ayudar a cargar y descargar los camiones, configurar y desglosar las clínicas temporales. Lo único que necesitas, para unirte al movimiento, es el deseo de ayudar.

Play Video

Inscribite hoy y conviértete en voluntario de Tzu Chi para servir en tu área. Puede llegar a ser lo más gratificante que hagas.

Más Noticias

Mantente Conectado

Reciba las últimas historias y actualizaciones.

Conéctate con nosotros

T: +1 (909) 447.7799

¿Buscando una forma alternativa de dar?

Dona tu vehículo no deseado

Tzu Chi USA recibirá los ingresos de su donación deducible de impuestos.

Buddhist Tzu Chi Foundation is a 501(c)(3). Copyright © Buddhist Tzu Chi Foundation, 2020. Políticas de Privacidad | Términos y Condiciones

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁