Familiares De Tzu Chi Reciben Ayuda Ante Las Inundaciones Causadas Por El Huracán Ida En NY

Región Noreste  |  9 diciembre, 2021
El 4 de septiembre de 2021, alrededor de 20 voluntarios de Tzu Chi de Nueva York, se dispusieron a ayudar con los esfuerzos de limpieza después de que el remitente del huracán Ida inundara las casas severamente. Foto / Dun Lin

Escrito por Yourong Liu
Traducido por Mark Wan
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado por Adriana DiBenedetto
Editado (Español) por Maribel Suárez

Los muebles se volvieron muy pesados y a menudo emitían un olor a aguas residuales, luego de haber estado sumergido en el agua por las inundaciones que azotaron a la ciudad de Nueva York por el remanente de lluvias, que dejó el paso del huracán Ida. Fue así entonces que, el 4 de septiembre del 2021, los voluntarios de Tzu Chi, se dispusieron a ayudar a los miembros de su familia de Tzu Chi, cuyas casas se vieron afectadas. Según Yan He, un voluntario local de Tzu Chi en Nueva York, quien el 3 de septiembre había visitado la casa de un voluntario senior de Tzu Chi llamado Chunzi Zhong para brindarle atención y consuelo, descubrió que la magnitud de daños eran demasiados para arreglarlos por sí mismo. Por tal motivo, los voluntarios decidieron reclutar manos adicionales para ayudar a limpiar de manera más eficiente. “No tenía paz en mi corazón al ver a los miembros de nuestra familia del Dharma, afectados por el desastre, y sentimos que era nuestro deber poner nuestro granito de arena, físicamente o de cualquier otra manera.”

Voluntarios limpian cuidadosamente la casa de Chunzi Zhong. Foto / Huirong Li
Voluntarios cargan los escombros del sótano hacia afuera para facilitar la remoción con un camión de saneamiento. Foto / Huirong Li

Los voluntarios trabajaron en equipo para limpiar la casa de Chunzi Zhong desde las 8:00 a.m. hasta el mediodía. Junto con los muebles dañados y los escombros, también lavaron el lodo restante del piso y trasladaron los elementos que podrían guardarse al patio trasero para ventilarlos. Casualmente, la casa de Sumen Zhoe, otro voluntario, estaba localizada a solo tres cuadras de distancia. El 2 de septiembre Zhou fue a la casa de Zhong para ayudar un poco todos los días y en ocasiones hasta trajo comida.

La familia Dharma, es como tu familia. Aunque limitados en fondos, el apoyo moral les hace compañía en espíritu. Duramente golpeada por la inundación, la vida también podría ser mucho más simple, ya que se limpió para estar más refrescante eademás de deshacerse de materiales innecesarios.

Sumen Zhou, voluntario Tzu Chi

Debido a la rápida movilización de voluntarios, todo se puso en orden rápidamente. “No había habido un solo día de descanso en los últimos días. Pero esa tarde pude disfrutar de una muy buena siesta. Es realmente útil movilizarse colectivamente“, dijo Chunzi Zhong con profundo agradecimiento. Luego del almuerzo, los voluntarios siguieron adelante para ayudar a limpiar la casa de Yugi Wu, otro voluntario de Tzu Chi.

La casa de Chunzi Zhong, se ha vuelto a poner en orden después de los esfuerzos unidos de los voluntarios. Foto / Lijuan Zheng

Voluntarios ayudan a limpiar la casa de Yugui Wu. Foto / Dun Lin
Voluntarios clasifican los artículos en diferentes categorías frente a una casa llena de escombros saturados con agua. Foto / Dun Lin

Entre los voluntarios que participaron en la limpieza se encontraba, Yafei Yang. Ella sabía que la casa de su propio hijo se encontraba parcialmente inundada y el resto de la familia estaba ayudando con la limpieza para luego secar el piso.  Yang dijo que toda su familia pasó por toda clase de trastornos durante la pandemia, y ahora, este desastre natural representa otra prueba para superar. Sin embargo, Yang todavía animaba a su hijos a considerar la situación desde otra perspectiva, para que así las cosas sean vistas con gratitud.

Se tarda casi media hora en cargar todas las bolsas en el camión de saneamiento. Foto / Dun Lin

Durante los días posteriores a la inundación, los voluntarios se turnaron para ayudar a las familias a limpiar sus hogares, mientras que otros voluntarios de Tzu Chi NY, prepararon aproximadamente 20 comidas diarias para enviarlas a los hogares de los voluntarios afectados por el desastre. Los voluntarios Huirong Li y Yafei Yang visitaron áreas inundadas y más familias de Tzu Chi, que se vieron afectadas negativamente. Los voluntarios se comunicaban de inmediato por teléfono con los voluntarios afectados tan pronto se enteraban que la casa de algún voluntario se había inundado para luego seguir, con otras formas de asistencia.

Muchos jóvenes voluntarios también deseaban ayudar a su comunidad. Tal fue el caso de Ruoyi Chen, un voluntario de los jóvenes de Tzu Chi quien se unió a los esfuerzos de limpieza mientras cumplía con sus responsabilidades como voluntario.

Me siento una persona de fortuna por ser capaz de aportar mi granito de arena para ayudar a los sobrevivientes y las familias de Dharma.

Yafei Yang, , voluntario de Tzu Chi
Yafei Yang, voluntario de Tzu Chi, se une a los esfuerzos para ayudar a limpiar las casas inundadas de los voluntarios.

Cuando los poderosos restos del huracán Ida llegaron durante la noche del 1 de septiembre de 2021, las áreas del noreste experimentaron lluvias torrenciales e inundaciones devastadoras.

Al día siguiente, los voluntarios regionales del noreste de Tzu Chi llegaron al lugar. Se movilizaron rápidamente a las áreas más afectadas ofreciendo alimentos, suministros, apoyo emocional y se unieron para limpiar los escombros de las casas y las calles cercanas, mientras se preparaban para brindar más alivio.

El 2 de septiembre, Tse Jen Chu, una trabajadora social de Tzu Chi, también llamó a varios beneficiarios que vivían en apartamentos en el sótano. Una beneficiaria quien es madre soltera y que vive en el bajo vecindario e Kissena Park, se había mudado temporalmente al apartamento del propietario en el piso de arriba, luego de que el sótano se inundó de agua hasta su cintura, dejando así colchones y estantes dañados y empapados. Los voluntarios rápidamente le llevaron colchones y armarios usados y luego le brindaron suministros adicionales. Según un voluntario de Tzu Chi llamado SanSan Chiang, la mayoría de los sótanos residenciales en las cercanías del área local de Kissena Park sufrieron inundaciones.

El 3 de septiembre, Tzu Chi estableció el Centro de Ayuda de Emergencia de la Tormenta Tropical Ida de la ciudad de Nueva York para llegar a la comunidad y distribuir ayuda de emergencia sin demora.

Los inquilinos eran personas a las que Tzu Chi trató de ayudar porque sus propiedades estaban empapadas y dañadas, con muchas de sus pertenencias no rescatadas a tiempo y sin tener un lugar donde vivir. Por lo tanto, necesitarían un refugio temporal. Tzu Chi les proporcionará fondos de emergencia.

SanSan Chiang, voluntaria de Tzu Chi

Los informes revelaron que un número sustancial de las viviendas con sótano gravemente inundadas por la tormenta eran el hogar de residentes de ascendencia asiática. Y así, trabajando junto con “World Journal”, un medio de comunicación chino, para generar una mayor conciencia sobre el próximo evento de ayuda, el 4 de septiembre Tzu Chi anunció que organizaría su primer evento de ayuda por inundaciones para el 8 de septiembre.

La primera distribución de ayuda tuvo lugar el 8 de septiembre, en la oficina regional de Tzu Chi en Flushing, NY, ayudando a 26 familias. Una segunda distribución siguió de cerca el 11 de septiembre, que ayudó a 61 familias, y una tercera se llevó a cabo el 18 de septiembre, la cual ayudó a 61 hogares afectados. Juntos, 36 voluntarios en las distribuciones ayudaron a 134 hogares gravemente afectados, proporcionando 127 mantas ecológicas, 124 cajas de mascarillas desechables, 124 cajas de galletas multicereales, 124 cajas de mezcla multigrano instantánea y una cantidad combinada de $101,300 en tarjetas de débito prepagadas.

El voluntario de Tzu Chi SanSan Chiang visita a Yi Bao, un ex maestro de Tzu Chi cuyos muebles del sótano, lavadora, calentador de agua y vehículo fueron destruidos. Foto / SanSan Chiang
El Sr. Wang, un conductor de entregas, salió del trabajo a las 10:30 p.m. el 1 de septiembre cuando azotó la tormenta. Con la creciente inundación llegando por encima de sus rodillas, Wang no podía bajar al sótano y se fue a la casa de su hijo a pasar la noche. En ese momento, no sabía que esto probablemente le salvó la vida. Poco después, los voluntarios de Tzu Chi realizaron visitas domiciliarias y brindaron asistencia de emergencia. Foto / SanSan Chiang

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁