¡La Clínica Gratuita de Tzu Chi en Bakersfield Abre sus Puertas Nuevamente!

Oficina Nacional  |  15 junio, 2022
El equipo médico de la Oficina Nacional de Tzu Chi USA regresó a Bakersfield, California, el 15 de mayo para reanudar la clínica gratuita para la comunidad. Foto/ Shuli Lo

Escrito por Shuli Lo & Roger Kao
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

El 15 de mayo de este año se reanudó el servicio de la clínica gratuita en Bakersfield, California. Esta clínica había permanecido cerrada debido a la pandemia, sin embargo, con los contagios y las restricciones cesando, la clínica se llenó de voluntarios, doctores y pacientes contentos por poder volver a verse.

La clínica gratuita llena de amor

Voluntarios, médicos y personal hicieron fila para ingresar al sitio de la clínica gratuita que trajo esperanza a los residentes locales. Foto/ Shuli Lo
Ocupados pero organizados, los voluntarios completaron rápidamente la organización de los accesorios, las salas de la clínica y la farmacia. Foto/ Shuli Lo

La pandemia causó que muchos de los servicios de Tzu Chi tuvieran que reinventarse y muchas clínicas gratuitas tuvieron que detener sus servicios. Sin embargo, era necesario mantener varios servicios clínicos activos a distancia ya que muchos de los pacientes sufren de enfermedades crónicas. Los voluntarios y médicos tomaron consultas por teléfono y enviaron los medicamentos por correo a los pacientes que los necesitaban.

Bakersfield se encuentra en el centro de California, y la mayoría de los residentes locales son trabajadores agrícolas y trabajadores agrícolas migrantes de bajos ingresos y no cuentan con seguro médico. La Oficina Nacional de Tzu Chi USA y su equipo médico ya lleva alrededor de 25 años proporcionando servicios médicos a las familias de los agricultores.

Se arma una simple carpa, y con un suave giro, se convierte en una sala de consulta. Foto/ Shuli Lo

El día de la reapertura muchos voluntarios madrugaron para llegar a las 5 de la mañana al Centro Médico de South El Monte de Tzu Chi. El sol no había salido aún, pero las sonrisas y el entusiasmo de los voluntarios que viajaron por más de una hora y media para llegar al centro iluminaban los pasillos desde temprano. La dedicación de las personas que dan estos servicios médicos con amor se puede ver en su voluntad y calidez.

El grupo de voluntarios que llegaron temprano en la mañana no perdieron tiempo y comenzaron a llenar el papeleo de los pacientes que llegarían ese día. De igual forma, utilizaron bien su tiempo y cada quien preparó su espacio de trabajo. Rápidamente, entre todos, montaron los tres departamentos de la clínica gratuita: odontología, medicina occidental y medicina china. Los voluntarios que llegaban se llenaban de emoción y se sentían preparados para el día que les esperaba. Un bus lleno de gente llegó a la clínica a las 8:00 AM con más voluntarios y residentes. Por salud y seguridad, se tomó la temperatura de los residentes y se administraron las pruebas rápidas de COVID.

Los voluntarios recién llegados quedaron impresionados por las luces y la hermosa carpa. Foto/ Shuli Lo

Fue como una reunión de viejos amigos

Muchos de los pacientes que llegan a la clínica han perdido su trabajo a causa de la pandemia lo cual les trae dificultades adicionales a las que ya tienen, pero siempre recuerdan con mucho amor y agradecimiento el apoyo que Tzu Chi les da. Muchos de los residentes que llegaron ese día utilizaron esa oportunidad para devolver alcancías de bambú llenas de monedas y para reencontrarse con el personal de la clínica quien los ha atendido durante mucho tiempo. Fue como una reunión de viejos amigos. Algunos de los pacientes que llegaron solo hablaban español, pero a pesar que no podían comunicarse verbalmente con los voluntarios, sus corazones se conectan creando vínculos amistosos entre ellos.

Dr. Stephen Denq en consulta. Foto/ Shuli Lo

El Dr. Stephen Denq, Director Ejecutivo de la fundación Médica de Tzu Chi, se ha apegado mucho a la idea de estar al frente de la actividad liderando y participando en todas las clínicas gratuitas y comentó ese día, “vimos algunas caras conocidas de los pacientes que estaban muy contentos de vernos. Algunos vinieron a vernos inmediatamente al ver nuestro mensaje en Facebook. Estamos conscientes que todavía nos encontramos en pandemia, después de todo, siempre tenemos cuidado. Algunas personas que fueron a ver al dentista, tuvieron una temperatura de 99 grados, aunque el resultado de la prueba rápida fue negativo, para confirmar, fueron enviados a consulta de medicina occidental, debemos garantizar la seguridad de todos”.

La Dra. Shirley Chen (primera fila, segunda desde la derecha) intenta reorganizar los accesorios dentales con la esperanza de hacer lo máximo posible con la menor cantidad de mano de obra. Foto/ Shuli Lo

Durante los dos años de pandemia, la fundación médica de Tzu Chi continuó brindando los servicios de la clínica gratuita, pero por teléfono. El Dr. Denq dijo, “hacíamos consultas telefónicas regulares, enfocándonos en los pacientes existentes y brindando los medicamentos necesarios a aquellos que estaban bajo atención continua. Empacamos los medicamentos junto con algunos suministros, como máscaras y desinfectante para manos, y los enviamos por correo a nuestros pacientes. Ha sido hasta hoy que tuvimos la oportunidad de verlos de nuevo en persona.”

La Dra. Shirley Chen, directora de la Oficina de Desarrollo Médico de la Oficina Nacional de Tzu Chi USA, dijo: “Esta es la primera vez que regresamos a esta clínica gratuita en dos años después de que estalló la pandemia. Muchos pacientes esperan con ansias y nuestros voluntarios y médicos están muy entusiasmados por participar. Muchos de los pacientes tenían condiciones dentales urgentes, y muchas familias llevaron a sus hijos a ver al médico. Por lo tanto, esta vez la clínica dental se centró más en la salud y la higiene. Fue también la primera vez que tratamos de reorganizar los accesorios dentales, esperando hacer más con menos. Hay una persona responsable y una ventanilla en cada estación de la clínica, lo cual agiliza todo el proceso”.

El numeroso y solemne equipo de voluntarios de Tzu Chi provocó la admiración de los residentes locales; reiniciamos la clínica gratuita y todos los médicos invitados estuvieron presentes, gracias al total apoyo y cooperación de cada médico y voluntario.

Minyuan Lv, Tzu Chi Voluntario

Colaborando con organizaciones sin fines de lucro médicas locales

Los voluntarios tomaron la temperatura de las personas para garantizar su salud y seguridad. Foto/ Shuli Lo
Todos los médicos invitados estuvieron presentes y participaron en la clínica gratuita. Foto/ Shuli Lo

“Hoy estamos trabajando con la fundación médica sin fines de lucro local CSF (CSF, por sus siglas en inglés)”, dijo el Dr. Stephen Denq. “Esta organización, podrá brindar servicios médicos especializados, incluida la cirugía, a los pacientes en el futuro. Esta es una muy buena noticia, hoy es el primer contacto, todavía estamos aprendiendo unos de otros y esperamos tener una mayor cooperación”.

El día de la apertura de la clínica gratuita, el personal de la fundación médica sin fines de lucro CSF también se presentó. Ellos ayudaron a proveer atención médica especializada de seguimiento, atención que complementa la falta de personal especializado que tiene Tzu Chi. A través de esta alianza y cooperación, Tzu Chi va a poder referir pacientes que necesitan una atención más especializada con el fin de brindar una experiencia más completa.

El Dr. Denq trajo un regalo de la Maestra Cheng Yen a los voluntarios que asistieron a la clínica por primera vez. Estamos especialmente agradecidos con el Dr. Phu Truong y su familia, por cada clínica gratuita, toda la familia se moviliza y está presente.

Jorge Álvarez, residente de California

Al fin llega el equipo de la clínica gratuita

La mayoría de los residentes locales trabajan en la agricultura, tienen bajos ingresos y no tienen seguro médico. Foto/ Shuli Lo
Residentes esperando ver a un médico. Foto/ Shuli Lo

Jorge Álvarez no cuenta con seguro de salud, pero necesita un medicamento diario debido a su enfermedad crónica. Tzu Chi logró brindarle ayuda durante 5 años previos a la pandemia y dice, “durante la pandemia, cuando me estaba quedando sin medicamentos, recibí una llamada de un voluntario de Tzu Chi y me alivió de la preocupación. A partir de ahí, después de que el médico llamara y confirmara si los datos eran correctos, recibí regularmente el medicamento necesario”.

No sé cómo habría superado este momento difícil sin la ayuda continua de la clínica gratuita de Tzu Chi a través de llamadas telefónicas.

Minyuan Lv, Voluntaria

Lorena Sánchez, una residente que vive en una pensión, ha tenido problemas dentales durante dos años. Ahora que la clínica ha vuelto a abrir sus puertas, ella aprovechó el momento para ver a un médico. Finalmente recibió su tratamiento y medicamentos y comentó, “Tuve la suerte de conocer el programa de la clínica gratuita y tener la oportunidad de venir a recibir tratamiento. De hecho, todos los servicios fueron algo que no esperaba. El médico fue muy atento y estoy muy agradecida por todo, Tzu Chi me ha ayudado mucho.”

Todos los voluntarios, médicos y personal se tomaron una foto grupal al final de la jornada. Foto/ Shuli Lo

Paulina Ramirez, una paciente y voluntaria de la clínica, cuenta que muchos de sus vecinos y conocidos le preguntaban cuándo iba a abrir de nuevo la clínica. Los residentes necesitaban asistencia por enfermedades diversas y problemas dentales. El día de la reapertura, todos pudieron aliviar sus preocupaciones y obtener la atención que necesitaban. Paulina expresó con una gran sonrisa, “los extrañé mucho a todos, y todos estamos muy agradecidos de que hayan regresado”.

Con los efectos de la pandemia disminuyendo, todos esperan poder volver a la normalidad pronto. El largo tiempo de espera y la gran cantidad de citas médicas que ha tenido la clínica últimamente, demuestra la urgencia y necesidad de mantener la clínica abierta y presencial cada cierto tiempo. Es por esto que se trabaja duro para mantener la clínica gratuita de Tzu Chi operando y sirviendo a las personas que más lo necesitan.

Los voluntarios trabajan juntos para preparar el almuerzo para todos. Foto/ Shuli Lo

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁