Brindando Amor Y Cuidado Después De Los Incendios De La Costa Oeste

Región Noroeste  | 17 noviembre, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
El incendio Malden cambió todo, para una pequeña ciudad ubicada en el este del estado de Washington, y los graves daños, fueron un suceso aterrador, para la comunidad en medio de la pandemia de COVID-19. El 26 de septiembre, comenzó el registro para los sobrevivientes de incendios forestales en un evento al aire libre. Foto de Fandy Tsai.

Escrito por Lily Tai
Traducido (Inglés) por Diana Chang
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado por Maribel Suárez

En agosto y septiembre de 2020, el oeste de Estados Unidos reportó devastadores incendios forestales, lo que marcó la peor temporada de incendios en la costa oeste, en al menos 70 años. Incluso el estado de Washington, con su clima fresco y lluvioso, no se libró de las brutales llamas. El 7 de septiembre, el llamado Incendio Babb comenzó a arder en el este del estado de Washington, aproximadamente a 457 kilómetros de Seattle. Debido a los fuertes vientos, el incendio ahora conocido, como el incendio Babb-Malden arrasó la pequeña ciudad de Malden y Pine City, dejando 121 casas en completa devastación, y afectó a ocho negocios y 94 edificios más. Solo en Malden, el 80% de los edificios fueron trágicamente destruidos, incluido el de la histórica oficina de correos, el ayuntamiento, la biblioteca y la estación de bomberos.

Anterior
Next
Eighty percent of the buildings in the small town of Malden were destroyed by a wildfire.
Foto de Mingchih Lan.

Incendios Forestales devastan a Tiny Malden

A las cuatro de la mañana del 26 de septiembre de 2020, cuando todavía estaba oscuro afuera, los voluntarios se reunieron, para partir juntos y dirigirse a Malden, para un evento organizado por el Centro de Recursos de Agencias Múltiples (MARC), para sobrevivientes. Las organizaciones incluyen la Cruz Roja Americana y el gobierno local, para brindar ayuda de emergencia. Tzu Chi se ha asociado con la Cruz Roja Americana durante muchos años, y fue invitado a participar juntos en este esfuerzo de ayuda. Aunque se necesitaría conducir durante más de cuatro horas durante la pandemia, en una dirección, los voluntarios de Tzu Chi se han esforzado por mantener la misión de ‘trabajar en beneficio de todos los seres vivos’. Y así, a las nueve de la mañana, los voluntarios llegaron a la escena para montar la caseta. Los sobrevivientes del incendio de Babb, vinieron a preguntar, cómo solicitar ayuda financiera. Al final del evento, catorce residentes se habían postulado.

Una Línea Fina Entre El Fuego Y El Hogar

Cuando Royle, un residente de Malden, vino a llenar una solicitud, lucía desesperado.

Se ha ido todo …”, había dicho. “Compré esta casa con todos mis ahorros – $35,000 – hace seis años, y ahora no solo se quemó la casa, sino que se quemó el auto, también se quemaron todos los documentos y fotos”.

Los voluntarios fueron a la casa de Royle, para evaluar los daños a su hogar. Cuando vieron, que su casa se había reducido a cenizas, se quedaron sin habla. También había varias casas y automóviles más en los alrededores, que habían sido quemados, destrozados por las llamas hasta quedar irreconocibles.

Sin embargo, los voluntarios se sorprendieron, al ver que tanto la parte izquierda, como la parte derecha de la casa de Royle seguían en pie. El vecino de la derecha estaba limpiando el patio. Luego los voluntarios saludaron cortésmente a la mujer, y se presentaron como voluntarios de Tzu Chi. Durante la entrevista, los voluntarios se enteraron de que ella no se encontraba en la propiedad cuando estalló el fuego, pero esta mujer regresó a casa rápidamente porque le preocupaba, que su madre estuviera sola en casa. Un bombero la acompañó a su casa y descubrió que su madre no estaba en casa en ese momento, pero el fuego se acercaba al balcón del segundo piso. Afortunadamente, el bombero y el vecino pudieron salvar la casa. El vecino de la izquierda también había evacuado como Royle, pero de alguna manera, el fuego no había logrado destruir la casa.

Royle, señala el camino hacia su casa destruida. Foto de Mingchih Lan.
Solo queda en pie la chimenea. Foto de Mingchih Lan.

Acelerando El Tiempo De Procesamiento

Presenciar la angustia, de los sobrevivientes de los incendios forestales, les había dado a los voluntarios el impulso, para agilizar  el tiempo del proceso y prepararse para la distribución de socorro lo antes posible.

En la mesa de la Cruz Roja Americana (CRA), una voluntaria llamada Laura, expresó, que 23 residentes ya habían completado la solicitud el día anterior. Laura ha sido voluntaria de CRA, durante más de veinte años y está programada para viajar a Louisiana próximamente para el trabajo de socorro por huracanes. Debido a que han ocurrido varios desastres en los Estados Unidos al mismo tiempo, los miembros del personal de la Cruz Roja Americana están agotados, especialmente con la pandemia aún en curso. Con su apretada agenda, solo pueden pedirles a los sobrevivientes de incendios forestales, que presenten su solicitud con su información de contacto. Después de sus reuniones y discusiones internas, la Cruz Roja Americana llamará a cada solicitante, para una entrevista, y comprender mejor su situación y sus necesidades individuales.

Laura, se ha reunido con voluntarios de Tzu Chi en varios eventos de auxilio y en casos de desastre, por lo que está familiarizada con los voluntarios de Tzu Chi y sus característicos uniformes azules y blancos. Durante su conversación, mencionó, que una mujer que llenó su solicitud en la caseta de Tzu Chi, había venido el día anterior para obtener asistencia financiera y luego regresó con la esperanza de obtener recursos adicionales. Ambos recordaron que cuando la mujer llenó el formulario de solicitud en la mesa de Tzu Chi, mencionó que acababa de someterse a una operación de hombro y que ahora su casa había sido incendiada. Fue un gran golpe para ella.

De hecho, los voluntarios de Tzu Chi, conocen las dificultades, que tiene que soportar una familia después de un desastre. Al realizar visitas domiciliarias a los residentes afectados, hemos escuchado atentamente sus relatos y sabemos cuánto les duele en el corazón. El deseo de buscar ayuda, es un instinto humano natural, al igual, que nuestro deseo de ayudar a aliviar el sufrimiento de los demás. Los voluntarios de Tzu Chi recopilaron la información recopilada en el lugar y la enviaron a la Cruz Roja Estadounidense, para su verificación para que así entonces Tzu Chi pueda brindar alivio a los sobrevivientes de incendios forestales de manera efectiva y eficiente.

Los voluntarios hablan con Laura de la Cruz Roja Americana para aprender más sobre las áreas afectadas. Foto de Fandy Tsai.

Michelle, profesora de español en una escuela secundaria local, fue una de las sobrevivientes que llenó un formulario de solicitud. Sabiendo cómo los maestros siembran las semillas de la sabiduría en sus comunidades, rápidamente me vinieron a la mente los Aforismos Jing Si de la Venerable Maestra del Dharma, Cheng Yen. Los voluntarios le dieron a Michelle un libro de aforismos en cuatro idiomas. Su voz se ahogó, por la emoción al leerlos en voz alta.

Apreciaré este libro y enseñaré estos buenos pensamientos a los estudiantes.

Michelle, Maestra de Secundaria de español

Poco después, Michelle regresó y les dio a los voluntarios una tarjeta de agradecimiento escrita a mano. Los voluntarios, pudieron sentir su calidez a través de las amables palabras, y se sintieron tranquilos de que los estudiantes, tienen una maestra maravillosamente atenta.

Michelle, una maestra de escuela secundaria local, se conmueve con los Aforismos Jing Si de la Venerable Maestra Cheng Yen. Foto de Fandy Tsai.

Otra residente, Laura R., vio una de las alcancías de bambú de Tzu Chi mientras llenaba el formulario. “¿Es una lata de té?” preguntó con curiosidad. Un voluntario llamado Fandy Tsai, explicó la historia de las alcancías de bambú y cómo los usamos, para acumular amor de todo el mundo. Laura estaba tan conmovida después de enterarse de la historia, que preguntó: “¿Puedo llevarme una a casa?” Laura, les dijo a los voluntarios, que con amor invertiría una moneda cada día con la esperanza de ayudar a otros en el futuro.

Laura R. pide una alcancía de bambú para llevar a casa. Foto de Fandy Tsai.

Ante la dificultad, simplemente nuestro mejor esfuerzo con todo el corazón y con todas nuestras fuerzas

Jing Si Aforismo, Venerable Maestra Cheng Yen

Aunque este evento, solo puede ayudar a los residentes a registrarse, para más citas de evaluación, los voluntarios, saben cuánto puede ayudar un oído atento en tiempos de desastre, y además prepararon mascarillas de tela hechas a mano, para los residentes y voluntarios de otras organizaciones.

Desde El Corazón

Los cuatro voluntarios manejaron una gran distancia hasta las áreas afectadas por el fuego. El propósito del evento era dar esperanza y ayudar a los afectados, pero los voluntarios de Tzu Chi, también sintieron que ellos también  habían recibido algo. En el camino de regreso, todos compartieron sus pensamientos y sentimientos.

Durante el terremoto del 921 en Taiwán, cuando regresé a casa, vi las expresiones de impotencia de mis padres, por lo que pude entender, cómo se sienten los sobrevivientes de incendios forestales esta vez, y sus ojos mostraban la misma impotencia.

Fandy Tsai, Voluntario de Tzu Chi

Haochieh Hsueh y Mingchih Lan vieron con sus propios ojos, que el incendio forestal parecía haber quemado casi selectivamente las casas; cómo una sola casa puede estar todavía en pie, pero las casas circundantes fueron completamente arrasadas. Ellos contemplaron el poder de la Madre Naturaleza, prometiendo esforzarse siempre, por tener buenos pensamientos, hacer buenas obras y seguir las enseñanzas de la Venerable Maestra, Cheng Yen, de respetar a todos los seres sintientes.

Mientras se tomaban un descanso en un área junto al río Columbia, aproximadamente a la mitad del viaje, los voluntarios contemplaron la belleza del río, apreciaron lo que tienen y decidieron agradecer cada momento.

Los árboles aquí alguna vez fueron verdes y hermosos. Foto de Fandy Tsai.
Debemos aprovechar el momento presente y ayudarnos unos a otros.
Foto de Fandy Tsai.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁