Tzu Chi Brinda Chequeos Dentales a Refugiados Afganos en Los Ángeles

Oficina Nacional  |  10 mayo, 2022
Como parte de su misión médica, Tzu Chi conjuntamente con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, ofrece tres semanas de chequeo dental gratuito para refugiados afganos que se establecieron en Los Ángeles. Imagen: Noticias DaAi.

Adaptado al Español por María Pacheco Valles
Editado por M. Carolina Saheli

Desde el 11 de abril hasta el 30 del mismo mes la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), organizó un evento para ayudar a los refugiados afganos, que se han establecido en Los Ángeles, a adaptarse a sus nuevas vidas y hacer el proceso un poco más fácil. Tzu Chi recibió una invitación por parte de FEMA para participar en dicho evento con su Clínica Dental Móvil. Todos los días durante tres semanas, los voluntarios de Tzu Chi trabajaron, en diferentes locaciones, entre 10 de la mañana y 5 de la tarde atendiendo a todos estos nuevos pacientes.

El fin de un largo viaje

Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi USA, comenta que para la fundación es un honor poder ayudar a los refugiados afganos. Imagen /Daai News
La Dr. Shirley Chen (izquierda), Directora del Servicio Médico de Tzu Chi, junto con los voluntarios preparan todo lo necesario en la Clínica Dental Móvil para atender a los nuevos pacientes. Imagen: DaAi News

A finales de agosto de 2021, el Gobierno de los Estados Unidos decidió retirar sus tropas militares de Afganistán. Tras esta retirada el Talibán tomó el control de Kabul, la capital del país, lo que generó que cientos de miles de personas huyeran aterrorizadas. Por esta razón el Gobierno estadounidense elaboró un plan de ayuda para refugiados que incluye resolución de necesidades urgentes e inesperadas de refugiados e inmigrantes, considerados migrantes especiales por ser víctimas de conflictos militares.

De acuerdo con las estadísticas, aproximadamente 16,000 afganos emigraron a la ciudad estadounidense de Los Ángeles. Las personas que llegan como refugiados a un nuevo país lo hacen sin nada más que su voluntad y sus ganas de salir adelante, por eso al establecerse en lo que será su nuevo hogar deben buscar vivienda, comida, educación y, por supuesto, chequeos de salud. Es por esto que Tzu Chi junto a FEMA ha decidido prestar sus servicios de la Clínica Dental Móvil para proporcionarle cuidados dentales a los refugiados afganos.

Servicios dentales y atención para los refugiados

Steven Voon, subdirector general del Departamento de Desarrollo Médico de Tzu Chi USA, condujo el vehículo de la Clínica Dental Móvil desde el Condado de Fresno, en el centro de California, hasta la parte Sur, un día antes del evento. La Clínica fue estacionada en la Universidad Comunitaria de Los Ángeles, para empezar a ofrecer los servicios el 11 de abril en la mañana.

Steven Voon (izquierda) se encargó de conducir la Clínica hasta Los Ángeles donde se le proporcionará atención a los refugiados afganos. Imagen /DaAi News

Debra Boudreaux, directora ejecutiva de Tzu Chi USA, quien estuvo en el lugar, expresó, “estamos encantados de ayudar a los nuevos residentes. En las próximas tres semanas, además de las clínicas dentales gratuitas, utilizaremos nuestra propia experiencia como inmigrantes para empatizar con estos nuevos inmigrantes. Además de dar la bienvenida a su llegada, espero que puedan volver a ponerse de pie y establecer una nueva y mejor vida”.

Somos la única organización budista en todo el sitio y también una organización no gubernamental sin fines de lucro. Estar aquí es una huella importante que quedará en la comunidad a lo largo de los años

Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi Estados Unidos

Por su parte la Dra. Shirley Chen, directora del Departamento de Desarrollo Médico de Tzu Chi USA, fue la encargada de organizar esta clínica gratuita, de la planificación y de buscar el personal para garantizar el buen funcionamiento durante las semanas de trabajo. 

La Dra. Shirley Chen revisa la dentadura de un refugiado afgano. Imagen /DaAi News

“Me alegro de que muchos médicos voluntarios hayan venido a participar en la clínica gratuita. En el primer día atendimos a algunos pacientes. Además de la extracción, limpieza y obturación de dientes, también hablamos con ellos sobre la prevención y el cuidado regular de acuerdo a sus condiciones, ofreciéndoles la ayuda que necesitaban y esperando que sus condiciones dentales mejoren”, comentó la Dra. Chen.

Además agregó, “Muchos de los refugiados afganos nunca han tenido la oportunidad de acceder a un servicio de salud dental, por lo que presentan distintos problemas. Después de llegar a los Estados Unidos, sus vidas han sido un poco más estables; pero debido a la barrera del idioma, es posible que no puedan expresar plenamente sus necesidades diarias. Es un honor para nosotros tener la oportunidad de ayudarlos”.

Pacientes reciben tratamiento dental por parte de la Clínica gratuita de Tzu Chi. Imagen /DaAi News

Con permiso, tiempo y lugar, haremos todo lo posible para resolver los problemas dentales de los nuevos residentes de Afganistán. Algunos de ellos necesitan tratamiento adicional, y esperamos continuar atendiéndolos a través de los Centros Médicos Tzu Chi en el futuro

Dra. Shirley Chen, Director Departamento de Desarrollo Médico de Tzu Chi USA
Los voluntarios de Tzu Chi están dedicados a ayudar a todo aquel que lo necesite. Imagen /DaAi News
Debra Boudreaux, Directora Ejecutiva de Tzu Chi, (derecha) participó en este evento de ayuda para los refugiados afganos, compartiendo historias sobre Tzu Chi, así como los programas de ayuda desarrollados por la fundación. Imagen /DaAi News

Todos somos familia

Haber sido desplazados por una guerra, vivir y sufrir el caos generado por estos conflictos armados ha sometido a los refugiados a traumas físicos y psicológicos que son muy difíciles de entender para alguien que no ha vivido lo mismo. Aunque este grupo tuvo la oportunidad de huir hacia Estados Unidos, aún tienen muchos retos a los que enfrentarse al empezar una nueva vida en un lugar completamente desconocido y diferente a lo que estaban acostumbrados.

Para todas estas personas sus pasados fueron borrados y todos han tenido que comenzar de nuevo. Estos cambios pueden sentirse como una serie de problemas, que se ven amplificados por las barreras del idioma y que a su vez complica la integración en la comunidad, las habilidades de subsistencia futuras y los problemas de educación de los niños. Muchas cosas con las que deben lidiar y aprender a superar.

Durante esta jornada de servicio de tres semanas para ayudar a los refugiados afganos a hacer la transición a su nueva vida en Los Ángeles, FEMA hizo arreglos para que varias agencias de bienestar social instalaran puestos y brindaran asistencia de acuerdo con sus necesidades. También contaron con intérpretes en el sitio para traducirles. Además de brindar clínicas dentales gratuitas, Tzu Chi instaló puestos en el Centro de Bienvenida para presentar historias de Tzu Chi y ayudar a levantar el ánimo de los refugiados.

Para la Doctora Shen, estas personas que se vieron obligadas a huir de sus país para salvar sus vidas no son refugiados. “Evitamos llamarlos refugiados; los llamamos amigos, familia. Para tratar de que no se sientan mal por los desafíos que se avecinan, ya que todos somos amigos; todos somos uno.”

Comenzar una nueva vida en una tierra extranjera no es fácil para la gente común, y mucho menos para aquellos que huyeron a toda prisa debido a la guerra. Un recién llegado que acompañó a sus padres a la clínica mantiene su confianza con respecto a los desafíos que enfrenta la familia:

Algunos de nosotros no entendemos o no hablamos inglés. Es difícil comunicarse, por lo que no podemos comprar lo que necesitamos. Algunos de nosotros ni siquiera podemos encontrar una vivienda. Ha sido muy difícil.

Refugiado afgano

Algunos voluntarios de Tzu Chi, quienes también son inmigrantes, hablaron de corazón a corazón con los refugiados y compartieron su experiencia de mudarse a los Estados Unidos, ofrecieron testimonios de cómo aceptar una nueva cultura y aprender un idioma extranjero. Los voluntarios también presentaron los Aforismos de Jing Si y otras obras notables de la Maestra de Dharma Cheng Yen, con el objetivo de ofrecer apoyo espiritual durante la transición de las familias a una nueva vida en un país extranjero.

Tzu Chi siempre ha tratado de ayudar a los refugiados. Así lo hace con los refugiados sirios que pasan por Europa y también continúa apoyando a los que se establecieron en Turquía a través de varios programas. Ahora la fundación budista está aumentando la ayuda para los refugiados ucranianos.

Únase a nosotros para ayudar a estas familias a encontrar un poco de alivio de su sufrimiento y trauma extendiendo nuestro amor hacia ellos.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁