Tzu Chi organiza evento navideño para familias en California

Región Noroeste  |  6 enero, 2022
Cada familia recibió una invitación digital antes de acudir al evento. Foto/ Binyi Bai

Written by Chinfen Hsieh, Leslie Shieh
Adaptado al español por María Pacheco Valles
Editado por M. Carolina Saheli.

El 11 de diciembre de 2021, un grupo integrado por 30 voluntarios de Tzu Chi en Silicon Valley – al norte de California – visitó la Escuela Elementaria Costano, ubicada en Palo Alto. El objetivo principal de esta visita fue organizar un operativo de entrega de alimentos y regalos de Navidad a 50 familias a quienes Tzu Chi ha acompañado durante varios meses y que fueron impactadas por las consecuencias de la pandemia de Covid-19. Además de brindar un alivio económico a estas personas, los voluntarios de la fundación budista también ofrecieron compasión y esperanza a estas personas.

Entregando amor y esperanza durante la Navidad

La época navideña es una de las festividades más celebradas en países de América y Europa. En esta época se obsequian regalos, se brindan sonrisas, y las familias se reúnen para celebrar el amor fraternal. Sin embargo después de que el mundo entero se viera impactado por el brote de Covid-19, uno de los sectores más afectados fue el económico y millones de personas quedaron sin trabajo o con turnos más cortos, lo que se reflejó en la vida de familias que vieron una reducción drástica en sus ingresos. Por esta razón para millones de familias, la Navidad representa una fecha difícil debido a la falta de recursos.

Durante dos meses, los 30 voluntarios de Tzu Chi se encargaron de organizar lo que sería esta distribución. Consiguieron información sobre las tallas de los niños, por lo que pudieron recolectar ropa de invierno adecuada para ellos, así como suministros para las familias en necesidad. Los voluntarios elaboraron paquetes de regalos en los que habían utensilios de cocina, chocolates, caramelos, y también mascarillas para la protección contra Covid-19. Además de estos regalos, estas bolsas contenían cartas navideñas personalizadas, escritas a mano por estudiantes de Tzu Chi. Empacar estos regalos les tomó aproximadamente seis horas al grupo de voluntarios, pero quienes estaban decididos y dispuestos a brindar un poco de esperanza a estas personas.

Los voluntarios se encargaron de organizar y empacar todos los regalos hechos con amor para estas familias.. Foto/ Leslie Shieh

Trabajo preliminar: la planificación del proceso

Una de las tradiciones más conocidas y seguidas durante la Navidad, es hacer fotos de familia para regalar a los conocidos deseando una Feliz Navidad. Sin embargo, debido a la situación económica de estas familias, hacerse una foto es un lujo que – sencillamente – no pueden permitirse. Con las ganas de brindar la mayor ayuda posible, los voluntarios de Tzu Chi planificaron una sesión de fotos para estas familias. La sesión incluía fotografías impresas, enmarcadas, y listas para ser colgadas y convertirse en un buen recuerdo.

Después de distintas reuniones y pruebas, los voluntarios consiguieron la mejor manera de imprimir y colgar las fotos que las familias podrían llevar a sus casas. Photo/ Binyi Bai

Baozhu Fang, uno de los voluntarios de Tzu Chi, fue el encargado de crear el escenario donde las familias se tomaron las fotos. Estuvo trabajando en esto durante poco más de un mes. La mayoría de los ornamentos y regalos fueron hechos a mano por los voluntarios. Además de los regalos, los voluntarios prepararon un regalo muy especial, la traducción de los aforismos de Jing Si en cuatro idiomas. 

Tzu Chi ha estado pendiente de estas familias desde el primer momento en que conocieron la situación financiera por la que pasaban, razón por la cual no dudaron en donarles ayuda financiera, así como otros tipos de asistencia, y brindarles un poco de paz a pesar de las dificultades. Los voluntarios también imprimieron los Aforismos Jing Si en inglés y español y los entregaron con los regalos, ofreciendo de esta manera palabras de consuelo y amor a estas familias que han pasado por momentos difíciles y para quienes es necesario mantener la esperanza que en el futuro todo estará bien.

Baozhu Fang dedicó poco más de un mes en la construcción del escenario donde se tomaron las fotos familiares. Foto/ Binyi Bai

Aprovechar el tiempo y apreciar lo que tenemos. Tratemos el uno con el otro con amor, respeto y gratitud.

Gran Maestra Cheng Yen - AforismoJing Si
Los voluntarios imprimieron los Aforismos de Jing Si en cuatro idiomas, esto para brindarles palabras de aliento cuando más lo necesiten. Foto/Binyi Bai
Los voluntarios personalizaron una tarjeta de Aforismos Jing Si para cada familia, con un aforismo Jing Si, escrito a mano en inglés o español - No se subestime, hay posibilidades ilimitadas en todos los seres humanos - con la esperanza de que las palabras inspiradoras les traigan fuerza. Foto/Binyi Bai

Alegría y calidez durante la distribución

Los voluntarios llegaron al lugar donde se realizaría la distribución a las 7:30 de la mañana. Inmediatamente los voluntarios empezaron a organizar todos los detalles para el evento, como montar el escenario donde se tomarían las fotos, revisar las cajas de regalo y los Aforismos Jing Si que imprimieron, y de revisar las Alcancías de Bambú que también serían entregadas a las familias. Los voluntarios trabajaron siguiendo las precauciones para evitar el contagio de Covid-19, resguardando así la salud de todos los involucrados en el evento. El lugar empezó a verse navideño gracias al trabajo de los voluntarios, quienes colgaron ornamentos de Santa Claus, árboles y estrellas, dándole una atmósfera festiva al sitio donde se desarrolló esta distribución. 

Los voluntarios llegaron al lugar de la distribución a las 7:30 de la mañana. Foto/ Binyi Bai

Los representantes de Tzu Chi se encargaron de decorar todo el lugar, dándole un ambiente navideño y cálido. Foto/ Binyi Bai

Más de 30 voluntarios de Tzu Chi estuvieron dos meses planificando lo que sería este evento de ayuda. Foto/ Leslie Shieh

Además de la distribución de regalos, Tzu Chi también hizo una donación de alimentos. Un grupo de voluntarios se encargó específicamente de esta actividad.

En la Escuela Costano, mientras un grupo de voluntarios hacía entrega de los regalos navideños, otro se encargaba de la distribución de alimentos. Foto/ Binyi Bai

Los voluntarios estuvieron bastante ocupados durante la distribución. Foto/ Binyi Bai

La distribución empezó a las 9 de la mañana. Numerosas familias llegaron al lugar, y al entrar sus rostros se iluminaron. Primero se tomaron la foto navideña en el escenario construido por Baozhu Fang, donde adultos y niños mostraron sus sonrisas y alegría por el momento que estaban viviendo. Luego pasaron a la zona donde les entregaron los regalos. Muchas personas reconocieron los rostros familiares de los voluntarios de Tzu Chi.

Después de recibir los regalos, las familias fueron gratamente sorprendidas con la entrega de los Aforismos Jing Si y las palabras de la Maestra Cheng Yen, palabras que fueron traducidas al español y que transmitieron esperanza, fe, alegría y positivismo a todas estas familias. Los voluntarios también compartieron historias de cómo actuar con compasión y amor puede cambiar la forma de ver la vida. Muchas familias aceptaron las Alcancías de Bambú y se comprometieron a empezar a ahorrar dinero que luego entregarán a personas más necesitadas. 

Los voluntarios hicieron entrega de los Aforismos Jing Si a las familias, estas palabras fueron traducidas al inglés y al español con la intención de compartir el conocimiento y la sabiduría que encierran estos versos. Foto/ Binyi Bai

Tzu Chi da muestras de esperanza en medio de la adversidad

En mayo de 2020, el restaurante donde trabajaba el esposo de Lucy cerró sus puertas debido a un caso de infección, y debido a la cuarentena, la pareja (Lucy y su esposo) perdió sus empleos y su hogar. Fue difícil encontrar un lugar donde nueve personas pudieran vivir. Estos fueron momentos llenos de tristeza e impotencia para la familia. Cuando los voluntarios de Tzu Chi escucharon la historia de esta familia, inmediatamente decidieron ayudarlos con la entrega de tarjetas de débito prepagadas, y con ropa para los niños y otros suministros para ayudar a aliviar su situación financiera.

Por su parte Lucy comentó que, “en primer lugar, me gustaría agradecer a Tzu Chi por ayudarme a mí y a mi familia. Tengo siete hijos. Durante el último año, estuve en el momento más difícil en el cual mi esposo y yo perdimos nuestros trabajos. Cuando no teníamos hogar, Tzu Chi nos proporcionó agua y comida a tiempo, lo que más necesitábamos en ese momento. Siempre mantengo un pensamiento positivo y siento que todo sucede por una razón. La vida necesita seguir adelante y la familia es muy importante. Más tarde, mi esposo y yo conseguimos trabajo. Estoy muy agradecida con Tzu Chi por ayudarnos cuando estábamos en nuestro punto más bajo. Mi hija siempre recuerda la ayuda de Tzu Chi”.

Lucy se mostró feliz de ver a Yiting Liu, de Tzu Chi quien ha acompañado a la familia durante sus momentos más difíciles. Foto/ Leslie Shieh
Lucy tuvo que salir de prisa al trabajo, por lo que no pudo llevar a sus hijos a participar en la actividad. Estaba muy feliz de conocer a los familiares voluntarios de Tzu Chi. Posó tranquilamente cuando le tomaban fotos y luego las compartió con los voluntarios. Foto/ Binyi Bai

Alma es una estudiante de undécimo grado, quien trabaja como traductora de español en el Banco de Comida. Sus padres son inmigrantes guatemaltecos. Aunque su familia no cuenta con grandes recursos, siempre están dispuestos a ayudar a los demás. Usualmente recolectan ropa de segunda mano y la envían a las personas más necesitadas de su comunidad en Guatemala. En enero de 2021 el padre de Alma se contagió con Covid-19 y estuvo hospitalizado durante un mes debido a complicaciones. Su madre Lucía también estuvo hospitalizada al mismo tiempo, pero debido a una inflamación renal. Durante ese momento de gran dificultad, Tzu Chi ofreció ayuda a esta familia guatemalteca. Alma se mostró agradecida con los voluntarios y dijo: “Le pido a Dios que bendiga a Tzu Chi y agradezco por habernos ayudado”. 

Alma a menudo ayuda a los voluntarios de Tzu Chi a comunicarse con las familias mexicanas. Ha comentado que desea convertirse en arquitecta en el futuro y regresar a su ciudad natal en El Salvador para construir casas de buena calidad y bajo costo para que todos aquellos sin recursos puedan tener una vivienda digna. Los voluntarios de Tzu Chi la han estado acompañando y animando, con la esperanza de que todo salga bien con su solicitud de ingreso a la universidad y pueda empezar a cumplir su sueño. 

En diciembre de 2019 Alma ayudó a los voluntarios de Tzu Chi a traducir del inglés al español durante un operativo. Foto/ Leslie Shieh

Mientras que en febrero de 2021, Alma asistió a los voluntarios en la entrega de sobres Fuhui, a familias que sufrieron las consecuencias de Covid-19. Foto/ Leslie Shieh

Por su parte Priscilla comentó que, “Lamentablemente mi madre falleció, pero cuando estaba viva, Tzu Chi nos empezó a ayudar. Cada Navidad los voluntarios envían regalos. Todos esperamos ese momento. Ahora Tzu Chi sigue ayudándonos. Estamos muy agradecidos”. Priscilla es una estudiante de la Escuela Belle Haven, lugar donde los voluntarios de Tzu Chi conocieron su caso. La hermana de Priscilla abrió una página de GoFundMe con la intención de recolectar fondos para cubrir los gastos del funeral de su madre. Fue en ese momento cuando Tzu Chi decidió brindar ayuda a esta familia. Inmediatamente, Tzu Chi cubrió todos los gastos del funeral y también se comprometió a ayudar a estas jóvenes. Priscilla, conmovida por el acto de generosidad, quiso ofrecer su ayuda como intérprete y ser parte del voluntariado de Tzu Chi. 

Priscilla ayudó a explicar los Aforismos Jing Si a su padre. Foto/ Binyi Bai
Jaliyah fue la ganadora de la Beca Tzu Chi en 2021. Admira el espíritu desinteresado de la Maestra Cheng Yen de ayudar a los demás y tomó a la Maestra Cheng Yen como modelo a seguir, y espera poder ayudar a otros en el futuro. La voluntaria Xiuyu Weng le entregó especialmente la versión en inglés de la autobiografía de la Maestra Cheng Yen. Foto/ Leslie Shieh

La mamá de Jaliya comentó que “Mi hija recibió la beca Tzu Chi, lo que me hizo estar muy agradecida con Tzu Chi por toda la ayuda,” y no pudo ocultar su alegría y orgullo.

Por otro lado, durante el evento, los voluntarios también tuvieron la oportunidad de conocer la historia de Nakima, madre soltera con cuatro hijos. Su esposo fue asesinado siete años atrás, cuando ella estaba embarazada. Aunque los años han trascurrido, el crimen de su esposo sigue sin esclarecer. Nakima ha estado en terapia para poder superar el trauma generado por la pérdida de su esposo. Es una mujer fuerte que ha salido adelante por sus hijos En otoño de 2021, Nakima recibió un diploma de la Universidad Comunitaria y encontró un trabajo con el gobierno donde ayuda a personas sin hogar. A principios de 2021, el hijo menor de Nakima se contagió de Covid-19, y ella tuvo que estar en cuarentena con él y no pudo trabajar. La ayuda oportuna de Tzu Chi alivió su presión por la pérdida de ingresos. Su hija Jaliyah es la ganadora de la Beca Tzu Chi en 2021. Admira el espíritu desinteresado de ayudar a los demás de la Maestra Cheng Yen, toma a la Maestra Cheng Yen como modelo a seguir y espera poder ayudar a otros en el futuro.

Nakima recibió regalos por parte de los voluntarios. Foto/ Binyi Bai
Nakima mostró su alegría y entusiasmo durante el evento. Foto/ Binyi Bai

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁