Modelo y Emprendedora Ucraniana Oksana Kononets Persigue su Sueño Junto a Tzu Chi y sus Amigos

Oficina Nacional  |  22 Marzo, 2022
Oksana Kononets, conocida modelo ucraniana, junto a su madre, Maryna Kononets (sentada a la derecha), visitaron las oficinas centrales de Tzu Chi, el pasado 19 de marzo y se reunieron con Debra Boudreaux, CEO de Tzu Chi. Foto/ Shu Li Lo

Adaptado al español por María Pacheco Valles
Editado por Maribel Suárez

Oksana Kononets, es una bella joven ucraniana, quien sufre de tetraplejia, aunque su condición no le ha impedido a convertirse en una modelo y empresaria, quien representó a Ucrania en el certamen Miss Mundo en Silla de Ruedas en 2017.
La modelo visitó la Oficina Nacional de la Fundación Tzu Chi USA en compañía de su madre y de su amigo chino Johnathan Chuang. Su intención con este encuentro, es compartir su experiencia personal al haber huido de la guerra y buscar ayuda en Tzu Chi para todos sus compatriotas que ahora están en la frontera con Polonia.

Oksana cumple sus sueños

Johnathan Chuang (a la izquierda) y Oksana (sentada a la derecha) han sido amigos desde hace cinco años, cuando se conocieron en París. Foto/ Meizhen Qian\
Johnathan Chuang y también su abuela Jenny Su, acompañaron a Oksana y a su madre a la visita a la Oficina Nacional de Tzu Chi, donde conocieron de cerca la misión de esta organización. Foto/ Meizhen Qian.

El pasado 7 de marzo, la estación de televisión local KTLA presentó un reportaje sobre la participación de la modelo ucraniana Oksana, de 29 años, quien participó en el evento de moda de la Fundación Runway Dreams, fue la invitada de honor, pero para cumplir el sueño de estar en Los Ángeles, Oksana viajó desde Kiev hasta Polonia. Después de cinco días llenos de terror en los que viajó por tierra hasta llegar a la frontera, pudo tomar un avión y volar hasta Estados Unidos para estar en el evento.

Lo que pocos sabían es que Oksana y su madre pudieron dejar Kiev, gracias a la ayuda de su amigo Jhonathan Chuan, un joven, descendiente chino que forma parte de la familia de Tzu Chi.

“Conocí a Oksana hace cinco años, cuando estudiaba pastelería en París, Francia. Ella asistió a un gran desfile de modas en ese momento. Teníamos mucho en común y nos mantuvimos en contacto desde entonces”, contó Jhonathan 

Tanto la abuela de él, como su madre, Sharon Chu, son voluntarias veteranas de Tzu Chi. Este joven quien ha sido influenciado por la filosofía de Tzu Chi desde la infancia, describe la historia de Oksana de la siguiente manera: “Me enteré de que ella siempre había querido venir a Hollywood, con la esperanza de inspirar a más personas necesitadas, como modelo con discapacidad. La ayudé a contactar y enviar su currículum a agencias y organizaciones de eventos en los Estados Unidos, para que así pudiera tener oportunidades de participar en estos eventos” explicó él.

Mi discapacidad no es un obstáculo

Cuando tenía 19 años Oksana sufrió un accidente al caer de un quinto piso, sobrevivió, pero su espina dorsal quedó gravemente afectada, por lo que, desde entonces, la joven está paralizada desde el cuello hasta sus pies. Antes del accidente Oksana practicaba gimnasia, sin embargo, luego de lo sucedido, no se dio por vencida. Cumplió con su rehabilitación y regresó a la universidad donde obtuvo la licenciatura en Educación y una maestría en Trabajo Social.

Luego, en 2015, Oksana decidió compartir su experiencia tras el accidente, para así animar a más personas con discapacidad a dejar de pensar en sus limitaciones, por lo que aceptó el trabajo de modelo. Un año después, en 2016, ganó el concurso “Miss silla de ruedas Ucrania”; lo que la llevó a representar a su país en la competencia internacional en 2017. Así se convirtió en la primera portavoz discapacitada de una famosa marca de lencería ucraniana.Oksana fue ganando más oportunidades para presentaciones y desfiles de moda en el mismo año, fue nombrada una de las 100 mujeres más exitosas del año por la revista ucraniana People, y en 2018 y 2019, continuó desfilando en París y también recibió el título de Mujer del Tercer Milenio.

La experiencia de Oksana como modelo en Ucrania y Europa, y su forma de ver la vida, se alinearon con la filosofía de la Fundación “Runaway of Dreams”, organización que lucha porque la industria de la moda sea más consciente sobre las necesidades de las personas con discapacidad.

Esa organización invitó a Oksana a asistir a un evento a principios de marzo. Cuando Oksana y su madre fueron a la Embajada de EE. UU. en Ucrania para solicitar una visa, inmediatamente Johnathan Chuang les consiguió un vuelo y alojamiento en el país de destino. Sin embargo, inició el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, el 24 de febrero, y puso en riesgo los planes de la joven modelo. Oksana quería quedarse con su padre. quien no podía salir del país. Oksana contactó a Johnathan Chuang de inmediato, pidiéndole que cancelara los boletos.

Un viaje aterrador de cinco días

La voluntaria Sharon Chu (en el centro) le presenta Oksana (derecha) a Debra Boudreaux (izquierda), CEO de Tzu Chi USA, en las oficinas centrales de la fundación. Foto/ Meizhen Qian

La modelo y su madre, Maryna, acompañadas por Johnathan Chuang, la madre y la abuela de él, llegaron a la sede de Tzu Chi USA el 19 de marzo y se reunieron con Debra Boudreaux, directora ejecutiva de la organización.
“Mi padre, mi hermana, mi abuela, de 80 años, y el gato de la familia todavía están en Kiev. Mi padre insistió en que mi madre y yo nos fuéramos de Kiev, quería que no renunciara a mi sueño”, dijo Oksana. “Todos los días hablo por videollamada con mi familia que está allá. Espero volver pronto a casa con ellos”, agregó la joven.

Dejar un país en guerra no es fácil para nadie, ni física, ni mentalmente. Es una odisea difícil de describir. Y aún más para una persona con discapacidades como Oksana. Vuelos cancelados, carreteras llenas de barricadas, personas huyendo de los ataques. Oksana y su madre decidieron viajar en tren y autobús hasta Polonia en una maleta liviana.
El viaje de Kiev a Varsovia, la capital de Polonia, en un día normal, antes de la guerra, habría tomado un poco más de 10 horas en tren o automóvil, pero a Oksana y a su madre les tomó cinco días. Días en los que sufrieron la amenaza de bombardeos con misiles. “Dado que muchas mujeres y niños ucranianos viajaban a la frontera polaca, la gente se ofreció como voluntaria en el camino para ayudarlas”, dijo Oksana. Ella y su madre tuvieron que esconderse en refugios subterráneos con la multitud en el camino, para resguardarse de los bombardeos. Pero no todo fue malo, admite, que recibió mucha ayuda e hizo muchos amigos nuevos.

Los mejores amigos

El Dr. William Keh, Director de la Fundación Médica de Tzu Chi acompañado de algunos voluntarios se harán cargo de Oksana y de su madre. Foto/ Meizhen Qian
Debra Boudreaux, directora ejecutiva de Tzu Chi, le explica a Oksana el uso de la tarjeta de débito prepagada. Foto/ Meizhen Qian

Cuando Johnathan Chuang recibió la noticia de que Oksana y su madre habían llegado sanas y salvas a la frontera polaca, inmediatamente costeó los gastos de viaje de su amiga. También habló con su madre Sharon Chu, para que consiguiera una familia que las pudiera recibir. Oksana y su madre, llegaron a Los Ángeles antes del evento del 5 de marzo y pudieron asistir al desfile de modas y así cumplir el sueño de la modelo ucraniana. Durante la estancia temporal en Los Ángeles, de estas mujeres, Johnathan Chuang se ha encargado de todo el transporte y de la compra de artículos personales que Oksana y su madre han necesitado.

Estoy muy agradecida con Johnathan Chuang por ayudarme a lograr mi sueño, es mi mejor amigo.

Oksana, modelo ucraniana

Debra Boudreaux, CEO de Tzu Chi USA se mostró muy preocupada por la situación de Oksana y de su madre. Durante la visita las ucranianas no se sentían bien aunque recibieron sus dosis de la vacuna contra el COVID -19debido a estos síntomas de cansancio Debra Boudreaux, se comunicó de inmediato con el director ejecutivo de la Fundación Médica Tzu Chi, el Dr. William Keh, para hacer una cita de un chequeo ambulatorio. Además, se les entregó una tarjeta de ayuda de emergencia con 600 USD, con la esperanza de ayudarlas con las compras necesarias durante su estadía en Los Ángeles.

Johnathan Chuang, que creció en una familia Tzu Chi, apoyó incondicionalmente a Oksana, para que cumpliera su sueño. Los voluntarios de la fundación están haciendo lo mismo por otros ucranianos que huyen de la guerra. Los equipos de Tzu Chi han ido a los campos de refugiados en la frontera europea, utilizando acciones prácticas para ayudar a los ucranianos en el exilio a aliviar la angustia de la guerra y continuar enfrentando su futuro con coraje y determinación.

La Fundación Budista Tzu Chi está recaudando fondos para ayudar a aquellos que ahora buscan refugio en Polonia desde Ucrania.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁