Estudiantes de la Fundación Educativa de Tzu Chi plantan semillas de compasión

Oficina Nacional  |  17 Marzo, 2022
La Fundación Educativa de Tzu Chi realizó un mercado en Walnut Farm para promover el vegetarianismo y recaudar fondos para las vacunas taiwanesas. La imagen muestra a los voluntarios presentando las plantas de la finca a los invitados. Foto/Yung Chung Tseng

Escrito por Lu Tzu Li y Chien Chun Li
Adaptado por Juan Manuel Bonilla
Editado por Maribel Suárez

La Granja de Ciencias de la Vida en el Campus Educativo de Tzu Chi es conocido como un lugar para encontrar la belleza y la serenidad de la naturaleza. Pero el 26 de octubre del 2021 la granja se llenó de movimiento con las risas, pláticas y voces de los visitantes que atienden una venta benéfica organizada por los voluntarios de la Fundación Educativa de Tzu Chi. Este evento cumplió con dos objetivos muy importantes para la fundación: dar a conocer los beneficios de un estilo de vida vegetariana; y recaudar fondos para comprar vacunas para la gente de Taiwán. Todos los involucrados se unieron para aprender y brindar ayuda al mismo tiempo.

Los voluntarios presentaron las frutas y verduras de la granja a los padres y estudiantes. Foto/Yung Chung Tseng

Carpas azules rodeaban los alrededores de la granja y albergaban una variedad de vegetales y frutas exóticas, para que los visitantes hallaran algo de su interés.Se podían encontrar enormes calabazas blancas, lufa esponjosa, plátanos, jugosas granadas, crisantemo, col china, rábano y otras plantas únicas. La finca también produce retoños de árboles frutales de maracuyá, guayaba y granada. Esto permite que los visitantes puedan llevar un pedacito de la naturaleza a sus casas y crear su propio huerto casero.

Por otro lado, se encontraban varios puestos de suculentas que fueron donadas por los voluntarios para vender. Estas plantas fueron una buena opción para los visitantes, ya que se encuentran de moda  para adornar el interior de los hogares.

La finca provee multitud de frutas y verduras frescas. Foto/Yung Chung Tseng

Consumo consciente y compasión

Los voluntarios de Tzu Chi se enfocaron mucho en enseñar a los visitantes sobre el estilo de vida vegetariano y los beneficios físicos y espirituales que brinda. Ellos comunicaron con gran amor la misión de la Fundación de dar fin al sufrimiento en el mundo y el vegetarianismo es una forma de hacerlo, pues se busca no dañar a otros seres vivos y crear hábitos que permitan una conexión balanceada entre la mente y el corazón.

Durante los últimos años, ha habido un aumento significativo de personas que hacen conciencia y han optado por el vegetarianismo. Otro beneficio importante de esta práctica es que genera menos emisiones de carbono, convirtiéndose así en una alternativa realmente eficaz frente al cambio climático.

Las Naciones Unidas ha pedido una dieta vegetariana para proteger el medio ambiente, y Tzu Chi ofrece una comida vegetariana una vez al día para que los niños al menos puedan experimentar el estilo de vida.

Chun Chu Chang, Parent

El equipo de voluntarios también aprovechó el momento para dar a conocer la dinámica de las Alcancías de Bambú. Estas forman una parte importante de muchos eventos de distribución que realiza Tzu Chi. Se explicó que estas alcancías funcionan como otras alcancías para guardar dinero, con la diferencia de que, cuando se llena, se debe llevar de regreso a la fundación para que esos ahorros lleguen a una persona que las necesita. Entre más personas formen parte de la dinámica, más ayuda se le podrá dar a otros seres humanos.

Pequeños maestros, grandes lecciones

Los pequeños voluntarios ayudaron a promover la comida vegetariana y la recaudación de fondos del Banco de Bambú. Foto/Yung Chung Tseng

Diez estudiantes de la escuela primaria y de la guardería de DA.AI se convirtieron en pequeños maestros ese día. Ellos enseñaron a los visitantes la importancia de las Alcancías de Bambú y cómo un gesto tan pequeño como este puede ser de gran ayuda para otros. Llenos de alegría, recomendaron también consumir platos de comida vegetariana. Ayudaron mucho a recaudar fondos durante el evento.

Los profesores de la escuela primaria y la guardería enseñan a los niños sobre la importancia de comer vegetales y les dan una comida de este tipo al día. Estos platos muchas veces traen ingredientes cosechados en la granja de las instalaciones para que los estudiantes sientan la gratificación que viene con plantar y cosechar sus propios alimentos. Es por esto que el colegio cuenta con lecciones extracurriculares en este ámbito.

Los niños se llenaron de alegría al saber que el evento de ese día fue un éxito rotundo gracias a ellos. Más de 100 personas compraron un total de 12,900 platos vegetarianos. Las lecciones de vida que los estudiantes trasladaron a los visitantes, son importantes semillas de conocimiento que pueden plantar, cosechar y transmitir a los demás.

La finca también provee semillas de plantas para que los clientes puedan trasplantarlas a sus propios jardines. Foto/Yung Chung Tseng

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁