Tzu Chi Obtiene Certificación En El Programa Para La Bondad.

Oficina Nacional  | 17 mayo, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
La Fundación Educativa Tzu Chi y cinco escuelas de Tzu Chi, reciben el premio Escuela Certificada Programa de la Bondad de la organización sin fines de lucro Niños por la Paz (Kids for Peace). Foto / cortesía de Tzu Chi Education Foundation

Escrito por Phil Huang
Traducido por Diana Chang
Editado por Adriana DiBenedetto
Traducido (Español) por Gerardo Bonilla
Editado (Español) por Maribel Suárez

La Fundación Educativa Tzu Chi, tiene como objetivo fomentar una sociedad más compasiva y humanista a través de nuestras escuelas y programas distintivos que equilibran tanto el desarrollo de la mente, como la apertura del corazón. Es por esto que, la Fundación Educativa Tzu Chi en los EE.UU. abarca cinco escuelas de Tzu Chi, para promover un plan de estudios holístico que respalde el desarrollo espiritual, intelectual, social y creativo.

El 1 de febrero de 2021, la Fundación para la Educación de Tzu Chi y estas cinco escuelas de Tzu Chi, recibieron el premio “Escuela De Amabilidad Certificada” de la organización sin fines de lucro Niños Por La Paz, mejor conocida en inglés como Kids for Peace.

A lo largo de los pasillos de las escuelas de todo el país, a menudo se exhiben premios y otros honores para compartir sus maravillosos recuerdos y logros con otros, ya sean académicos, artísticos entre otros. Durante muchos años, la Fundación para la Educación ha buscado diversas formas de aumentar la conciencia sobre los estilos de enseñanza comprensivos e integrados en las escuelas de Tzu Chi, a medida que continúan cultivando programas educativos, que ayudan a construir comunidades más fuertes y amables. Después de casi seis meses de investigación y discusión sobre las diversas certificaciones aplicables, la Fundación Educativa, decidió comenzar la acreditación “Escuela Certificada de la Bondad”, que tiene como objetivo mantener una cultura bondadosa y compromiso para fomentar entornos escolares positivos, solidarios y respetuosos donde los estudiantes pueden prosperar. La organización sin fines de lucro premiada, Kids for Peace, fue fundada en 2006 en el sur de California y se expandió, para convertirse en una organización internacional. Debido a que Kids for Peace, comparte la creencia de que la compasión es una fuerza que puede mover corazones y cambiar el mundo. De hecho, la Fundación para la Educación encontró que la organización tiene una gran combinación de valores humanista.

El equipo de Fundación Educativa y los dedicados maestros se enfrentan al Gran Desafío De La Bondad (Great Kindness Challenge) con la esperanza de promover la educación integral con otras organizaciones sin fines de lucro apasionadas. Foto / Michelle Young

Cincuenta Actos de Bondad

La Acreditación por Bondad, se otorga mediante la participación en el Gran Desafío de Bondad Anual creado por Kids for Peace. Este proyecto tiene como objetivo generar un entorno universitario más amigable, prevenir el acoso escolar y enseñar respeto, amor y compasión. El programa requiere que las escuelas participantes completen 50 actos de bondad en la escuela para fines de enero y compartan esas acciones bondadosas en las redes sociales a través de historias, fotos y videos.

En el Gran Desafío De Bondad de este año, participaron un total de 115 países, más de 30,000 escuelas y más de 17 millones de estudiantes. Después de comunicarse con la organizadora del evento, Jill McManigal, la Fundación para la Educación pudo permitir la participación de cinco escuelas de Tzu Chi en California y Texas.

Después de ver el documental de Discovery Channel sobre la Maestra del Dharma, Cheng Yen, Jill McManigal expresó su sorpresa y entusiasmo y dijo: “¡No esperaba que hubiera una organización tan voluntaria!” Al confirmar la gran cantidad de misiones humanitarias, que llevan a cabo los voluntarios de Tzu Chi, en todo el mundo, McManigal, felizmente colocó a Tzu Chi, en la lista de patrocinadores del programa.

De esta manera, las personas en la industria de la educación global también pueden aprender sobre las importantes obras de caridad de Tzu Chi.

Jill McManigal, Co-Founder y Directora Ejecutiva de Kids for Peace

Iniciativa De Impulso Voluntario

La Fundación para la Educación asumió el desafío en diciembre de 2020, logrando completar los desafíos en una semana. Con los cursos de educación del carácter existentes de Tzu Chi, estas prácticas compasivas se integran naturalmente en sus estudios diarios. Durante este tiempo, los educadores y directores de Tzu Chi, llegaron a comprender la profunda importancia de defender el desafío y decidieron ir más allá.

Si los desafíos, se completan en una semana, esto se intercambia por tener la certificación. La verdadera bondad en la educación requiere hacer planes profundos. Por lo tanto, se extenderá a dos meses y se integrará verdaderamente con los cursos de educación del carácter de Tzu Chi.

Chingju Lin, Directora preescolar Great Love, Dallas

En el proceso, la directora Chingju Lin, descubrió que los maestros y los padres trabajaban juntos y fenomenalmente bien, por lo que todo el equipo estaba muy feliz de participar.

Los estudiantes de la Escuela Primaria Walnut escriben actos de compasión y bondad. Foto / Anne Wu
Regalar un ramo de flores a los maestros y voluntarios de la escuela se convierte en un acto de bondad habitual incluso después de que se haya completado el desafío en el preescolar de Tzu Chi en Houston, Texas. Foto / Kerian Lando

Durante el evento, los maestros, padres y estudiantes que participaron en el programa manejaron muchos cambios interesantes en la comunicación. Un ejemplo señalado por Christina Rodrigues, directora del preescolar Great Love de Tzu Chi en Monrovia, arroja luz sobre la forma en que los maestros y los estudiantes piensan sobre el desarrollo del carácter. Por ejemplo, cuando se le preguntaba a un estudiante: “¿Crees que esta es la forma correcta de hacer esto?” ahora se les pregunta: “¿Crees que esta es la forma amable de hacer esto?”

Kerian Lando, la directora del preescolar Great Love de Tzu Chi en Houston, Texas, se llenó de alegría cuando habló sobre el Desafío De Bondad. Los maestros estaban muy felices de encontrar nuevas formas de ayudar, incluso yendo a las páginas de Facebook de otras escuelas de Tzu Chi para incorporar sus actos de bondad en formas nuevas y creativas.

Una maestra descubrió que la publicación de Facebook del evento de Houston Great Love Preschool le gustó al organizador del Desafío De Bondad. Esto se convirtió en un evento sensacional para toda la escuela y aumentó la confianza de todo el equipo.

Kerian Lando, Directora preescolar de Great Love, Houston

Florece El Árbol De Las Buenas Obras

El evento de dos meses, movilizó a todos con sus corazones unidos para lograr una energía verdaderamente notable y positiva. El preescolar de Tzu Chi en Dallas comenzó el desafío con un ‘árbol de benevolencia’ y un ‘muro de benevolencia’. A través del desafío, los estudiantes mostraron su amor y cuidado por sus padres, maestros, personal, compañeros, voluntarios, carteros, trabajadores médicos y otros haciendo tarjetas navideñas reflexivas y sinceras. Las imágenes de estos actos se mezclan para formar un mosaico de bondad, y un maestro registra las obras de amor de los niños en una tarjeta con forma de corazón. Durante el segundo mes, el preescolar Great Love de Tzu Chi en Dallas se centró en promover el cuidado de los animales y el medio ambiente. Los niños usaron materiales reciclados, para hacer comederos para pájaros, redujeron el desperdicio de papel, aprendieron formas de ahorrar agua y más.

Los estudiantes de preescolar en Dallas usan materiales reciclados para hacer comederos para pájaros. Foto / Chingju Lin
Durante el evento de dos meses, los maestros y los estudiantes han defendido constantemente los actos de cuidado y amabilidad, con la esperanza de fomentar la atención plena y la compasión desde temprana edad. Foto / Chingju Lin

Los estudiantes del preescolar Great Love de Tzu Chi en Houston, comenzaron las actividades llevando flores a sus maestros. A lo largo del programa, los estudiantes expresaron su agradecimiento por sus maestros y voluntarios en la escuela presentándose un ramo (de flores) vibrante para alegrar su día. Después de que terminó el programa, los estudiantes continuaron regalando flores tanto a los maestros como al personal de la escuela. Además, la pandemia en curso ha presentado innumerables obstáculos nuevos para las familias de bajos ingresos y, con la esperanza de ayudar a garantizar que estas familias tengan los recursos que necesitan, los niños preparan sus comidas favoritas junto con sus padres para dárselas a estas familias.

En el preescolar de Tzu Chi en Monrovia, los estudiantes participaron en diferentes actos de bondad cada día. Para evitar el contacto físico durante la pandemia, los maestros también pidieron a los estudiantes, que se saludaran con el pie, al que se refirieron como un cinco bajo, en lugar de usar sus manos para un cinco alto. Además, se crearon tarjetas para padres y compañeros de clase, y se alentó a los niños a expresar su cuidado y gratitud a través de sus palabras y acciones reflexivas.

Hogan Tsui, un estudiante de la escuela de Monrovia, aprendió que debe ser amable con todas las criaturas. Un día, Hogan y su madre se dieron cuenta de que el gatito de su vecino estaba atrapado en un árbol, maullando y pidiendo ayuda. Hogan, estaba muy preocupado por el gatito y juntos encontraron a su vecino, quien pudo bajar al gatito de manera segura. Hogan, su madre y su vecino dieron un suspiro de alivio.

Los estudiantes se saludan alegremente durante la pandemia con un "cinco abajo" en lugar de un "cinco arriba" para reducir el contacto. Foto / Liling Huang

El Desafío De Bondad en el preescolar de Tzu Chi en Walnut, California, comenzó con un proyecto que se centró en los temas de gratitud y protección del medio ambiente. Los maestros y estudiantes construyeron una ciudad de amor ecológica hecha a mano con cajas de cartón reciclado, vasos y botellas de plástico PET. Esta mini ciudad incluye un hospital, departamento de bomberos, biblioteca, oficina de correos y estación de policía, agradeciendo a todos los que están en primera línea de riesgo por su dedicación.

La protección del medio ambiente también es una expresión de la compasión. El preescolar de Tzu Chi en Walnut utiliza recursos reciclados para crear una pequeña ciudad de amor y aprecio. Foto / Julie Wu

Los actos de amor en la escuela primaria Tzu Chi en Walnut, también llegaron a los estudiantes de México. Debido a las revisiones del plan de estudios según el Departamento de Educación de California, la Escuela Primaria Walnut de Tzu Chi, tenía casi 650 libros de texto inactivos. Por lo tanto, estudiantes, profesores y voluntarios trabajaron juntos para entregar los libros de texto al Instituto Morelos. Un terremoto mortal de magnitud 7.1 sacudió a México en 2017, causando daños generalizados y un inmenso dolor. Después de la ayuda inicial y el alcance médico de Tzu Chi, nuestro alivio a largo plazo, se inició con la reconstrucción de la escuela en Jojutla, un municipio del estado de Morelos, México.

Cuando notifiqué a las monjas, sobre la donación de libros, inmediatamente respondieron con un "sí". Tzu Chi, no solo ayudó a reconstruir la escuela, sino que también les dio libros de texto aprobados por el gobierno de los EE.UU., Y estaban muy agradecidos.

Martin Kuo, Voluntario Tzu Chi

El Viaje Continúa

Gracias a los amorosos esfuerzos del dedicado equipo de la Fundación para la Educación, el cuerpo docente, el personal, los padres y los estudiantes de la escuela, este evento de dos meses concluyó oficialmente el 29 de enero con un total de 53 actos de bondad en las escuelas de Tzu Chi. La Fundación de Educación y cinco escuelas de Tzu Chi en los EE. UU. recibieron el premio de Escuela Certificada de la Bondad.

Aunque el Gran Desafío De Bondad de este año ha llegado a su fin, Tzu Chi, continúa sembrando semillas de amor y gentil perseverancia en las comunidades a las que servimos en todo el mundo. Bajo la guía sabia y amorosa de la Maestra del Dharma Cheng Yen. A través de nuestra participación en proyectos maravillosos como el Gran Desafío de Bondad, el equipo de la Fundación de Educación de Tzu Chi, ha acumulado una experiencia excelente que promoverá el objetivo de brindar una educación integral y de alta calidad.

Un joven estudiante del preescolar de The Tzu Chi en Dallas, demuestra cómo los veterinarios ayudan cuidadosamente a los animales. Foto / Mila Chen
Los estudiantes del preescolar de Tzu Chi en Dallas aprenden sobre la filosofía compasiva detrás de comer comidas vegetarianas a través de juegos. Foto / Mila Chen

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁