#MiMascarillaMiHistoria: “Siempre nos preocupa tener lo suficiente para sobrevivir”

Región del Medio Oeste  | 4 septiembre, 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Parte de nuestra campaña Unidos en la Distancia, #MiMascarillaMiHistoria incluye una colección de historias de personas, que de alguna manera han sido impactadas muy de cerca por la pandemia del COVID-19. Las vivencias contadas por quienes las experimentaron. Los que se ofrecieron como voluntarios, los que donaron y los que recibieron ayuda de parte de Tzu Chi. Los que se ofrecieron como voluntarios, los que donaron y los que recibieron ayuda de parte de Tzu Chi.

Traducido por Hernán Goicochea
Editado por Maribel Suárez

“La pandemia realmente ha afectado mucho a los adultos mayores en  hogares de ancianos. Nos afectó mucho, es realmente muy triste. Sin embargo, estamos aquí para cuidar y brindar consuelo a estos residentes, pase lo que pase. Los hemos acompañado a través de su enfermedad y algunos, hasta la puerta del cielo para ayudarlos a llegar a los brazos de Dios. Algunos de los ancianos se han recuperado y continúan viviendo una vida feliz”.

“Todavía permanecemos en cuarentena. No podemos dejar que los residentes salgan de sus habitaciones y necesitamos utilizar equipos de protección personal cuando alguien da positivo. Necesitamos todas las mascarillas, batas y más [una y otra vez]. Por eso, siempre nos preocupa tener lo suficiente para hacerlo. Pero Dios nos envió buenas personas como [los voluntarios de Tzu Chi]”.

“Me sentí muy emocionada al escuchar que iban a donar EPP porque estamos realmente preocupadas por [conseguir] el suministro. Sabemos que supuestamente vendrá otra ola de coronavirus. Sabemos que las personas de tercera edad son muy frágiles y vulnerables. Nuestro que trabaja con nosotros, van y vienen en transporte público y es muy fácil que los gérmenes se propaguen. Así que esta es una gran bendición y ustedes son solo instrumentos de Dios. Sabemos que él siempre nos envía buenas personas en tiempos de necesidad”.

“Nosotras, las Hermanitas de los Pobres, tenemos hogares en todo el mundo. Estamos en 32 países, y apreciamos todas las diferentes culturas que forman parte de nuestro trabajo. Es algo que resalta la belleza y bondad de todos los que se unen para ser instrumentos del amor y la ayuda de Dios para los demás”.

La hermana Carolyn Martin es la administradora de la Casa St. Mary ‘s-Hermanitas de los Pobres, un asilo para jubilados ancianos ubicado en Chicago, Illinois. Durante las fechas 30 de abril y 10 de julio, ella recibió donaciones por parte de la oficina Tzu Chi Medio Oeste. Las donaciones incluyeron 4.300 mascarillas quirúrgicas, 600 batas de aislamiento, 500 mascarillas de tela, 200 gafas protectoras y 10 bolsas de arroz instantáneo que vienen del Adobe Jing Si en Taiwán. Póngase al día con toda la colección #MiMascarillaMiHistoria aquí.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁