Empoderando a las Mujeres

Oficina Nacional  | 11 agosto, 2015
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Empoderando a las Mujeres

“Las mujeres son agentes del progreso y cambio” – Ban Ki-Moon, Secretario General ONU, Marzo 2015

Para realizar el cambio dentro de una nación, región o comunidad, nosotros en Tzu Chi creemos que es importante apoyar al género femenino. Muchas de las veces, son las mujeres quienes se ocupan de la carga familiar cuando sus familias, o comunidades, enfrentan desafíos grandes como la pobreza o cada vez que ocurre un desastre natural. Ya sea preparar los alimentos, ir a trabajar, operar negocios, educar a los niños. Además, las mujeres saben llevar a cabo estas tareas. No importa la dificultad. A la vez, sin embargo, les pagan menos, a menudo son víctimas de abuso, no reciben el mismo nivel de educación que los hombres y, en muchos lugares, sus derechos legales son limitados.

Para realizar aquellos cambios en el mundo, debemos prestar atención especial a nuestras madres, hermanas e hijas. Ayudarlas en alcanzar sus objetivos. Hoy en día, el mundo se está volviendo consciente sobre la igualdad entre los dos géneros. Al estar nosotros mismos conscientes, no solo beneficia a las mujeres, sino al resto del mundo.

Aquí hay algunos breves ejemplos de cómo Tzu Chi ha contribuido al movimiento femenino en varios países. Ayudándoles a enfrentar sus desafíos para que iluminen un sendero brillante para ellas mismas y sus hijos.

Haiti

Tras el terremoto en 2010, Tzu Chi inmediatamente envió ayuda a Haití. Parte de estos esfuerzos incluyeron la reconstrucción del Colegio Marie-Anne y la Escuela de formacion Secretarial Christ the King. Ambos institutos abrieron sus puertas nuevamente el 17 de mayo 2013.

Ermionne Simeon, recién graduada de la escuela secretarial, está muy agradecida por la educación que ha podido obtener, y por aquellos quienes la ayudaron en conseguir un préstamo para terminar sus estudios. Su carácter está llena de optimismo y solo mira hacia adelante.

Ahora que he terminado, solicitare un trabajo y luego regresaré a la universidad para estudiar administración [de empresas], tal como planeé. Creo que estoy lista para empezar a trabajar y tener éxito

Ermionne Simeon
Play Video

Guatemala

Tzu Chi comenzó a brindar ayuda en Guatemala al final de los noventas, en 1998, después de los huracanes Mitch y George. En el 2010, la nueva Escuela Tzu Chi abrió sus puertas en la ciudad de Palencia.

“He estado trabajando aquí desde el 2009”, dice Vilma Quiroz, directora de la escuela. “Pero en el 2009, este edifício no existía. En esa época, trabajamos dentro de un cobertizo hecho de planchas de zinc. Ahí, era donde solíamos dar clases”.

Guadalupe Herrera Reyes es madre soltera cuyo hijo, Jeremy, es estudiante en el cuarto grado.

En esta comunidad, hay muchas madres solteras, porque sus padres se han ido del hogar. Han pasado 10 años. [Mi hijo] Tenía solo 2 meses cuando su padre fue asesinado. Para mí esta escuela es de gran ayuda. Estoy feliz de que [mi hijo] esté estudiando mucho para el momento en que no esté aquí, para que pueda tener un futuro.

Guadalupe Herrera Reyes
Play Video

REPÚBLICA DOMINICANA

Tzu Chi inició sus pasos dentro de la República Dominicana en 1998, tras los huracanes Mitch y George. En el 2000, la Escuela Tzu Chi fue construida en La Romana para servir a los estudiantes, desde el jardín de infantes hasta el octavo grado.

Felicia, ahora una adolescente, ex alumna de la escuela. Ella, su hermana, y su madre se han inspirado en sus experiencias con Tzu Chi. Debido a esa experiencia, han comenzado a trabajar como voluntarias, y ayudar a otras personas.

Me siento contenta porque no mucha gente tiene esta oportunidad. No mucha gente tiene su manera de pensar, y el deseo de ayudar a tanta gente. Por supuesto que necesito ayuda, todos aquí necesitamos ayuda. Pero sé que siempre hay personas con necesidades más grandes que las mías, y en ese caso, tengo que ayudarlos. Se siente realmente bien al hacerlo.

Felicia
Play Video

Honduras

En 2011, el pueblo de Monjaras sufrió una serie de 14 inundaciones, las cuales destruyeron muchos hogares. Un grupo de voluntarios locales, dirigidos por Jorge Chang, lograron construir 160 casas, para los residentes. Además, Tzu Chi construyó una fábrica para hacer bloques de cemento, estableciendo nuevas oportunidades de empleo. Los mismo que fueron utilizados para construir las casas.

Yessenia Nuñez, una de los residentes, nos contó sobre los cambios en su vida causadas por la llegada de Tzu Chi.

Me ayudaron y sé lo que se siente al no tener un techo bajo el cual puedas dormir. Sé que todavía hay personas que viven como yo solía vivir. He recibido, y ahora tengo que dar. No tengo dinero, pero ayudo a las personas necesitadas con mi trabajo.

Yessenia Nunez
Play Video

Ayude a empoderar a las mujeres de todo el mundo prestando su voz, su mente y sus manos a los esfuerzos de Tzu Chi.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁