Ayudando al Medio Ambiente desde Pequeños

Oficina Nacional  |  6 junio, 2022
Los voluntarios ayudan a los niños con buen apetito a llenar sus platos con comida vegetariana.

Escrito por Shuli Lo & Roger Kao
Adaptado al español por JuanMa Bonilla
Editado por M. Carolina Saheli

Temprano por la mañana del 4 de marzo, el chef del Centro Educativo de Tzu Chi en Walnut, trabaja duro preparando todo tipo de comida para el menú del día. Él corta cuidadosamente melones, brócoli, tomates y otros ingredientes frescos para crear un plato vegetariano especial para los niños y niñas del centro educativo.

Cultivando la compasión cada día

Los almuerzos vegetarianos son un acontecimiento diario en los centros educativos de Tzu Chi Da.Ai. alrededor de los Estados Unidos y se ha convertido en una característica importante de la educación escolar de Tzu Chi. Debido al creciente problema ambiental, es de mucha urgencia promover una dieta vegetariana. Siendo esta, una de las promesas de Tzu Chi para seguir con la misión de terminar con el sufrimiento de todos los seres vivos. 

Tzu Chi también fundó el Movimiento Vegetariano
para poder promover aún más el estilo de vida vegetariano. El objetivo es unir a la sociedad en torno a la causa de los derechos de los animales, la protección del medio ambiente y la salud pública.

  • Salvar millones de animales cada año.
  • Reducir el impacto medioambiental de la cría de animales.
  • Minimizar la posibilidad de un nuevo brote de enfermedades infecciosas emitidas por animales.
Cuando llegó la hora del almuerzo, las cajas de comida fueron enviadas a las aulas y al comedor donde almorzaron los estudiantes.
Los maestros de preescolar distribuyen comidas a los niños.

A las 11:30 de la mañana, los niños lavan sus manos y permanecen sentados esperando a que los maestros lleven sus platos de comida mientras ellos cantan la canción de la ofrenda. Los profesores explican a los niños el contenido nutricional de la comida y los beneficios para la salud. Los profesores también explican que la buena nutrición es esencial para su desarrollo y aprendizaje, les explican que los alimentos los hacen más fuertes, ayudan a mejorar su visión y a estar más conscientes. Por otro lado, los niños agradecen el hecho que no fue dañado ningún animal para proveer la comida de ese día.

La pasta es uno de los platos favoritos de los niños, y muchos de ellos pidieron una segunda porción.

Impulsando el estilo de vida vegetariano

Es increíble la cantidad de estudiantes que aplican para asistir a la escuela preescolar y primaria de Da.Ai., tanto así que se ha generado una lista de espera. Por otro lado, muchos padres de familia prefieren viajar largas distancias desde sus casas hasta los colegios de Tzu Chi. Una de las mayores razones por las cuales esto sucede es porque en estas escuelas se fomenta el consumo de alimentos vegetarianos y se les enseña a los estudiantes el impacto positivo ambiental que esto tiene, enseñándoles también desde pequeños a ser vegetarianos. A pesar de que no todos los estudiantes y padres de familia se apegan a la dieta vegetariana, es beneficioso que los estudiantes aprendan a cultivar el hábito de agregar vegetales a su dieta.

Los estudiantes cantaron canciones de ofrenda antes de almorzar y trataron cada comida con respeto y gratitud.
La pasta es uno de los platos favoritos de los niños, muchos niños pidieron una segunda porción.

Chet Crane, el director de la escuela primaria del centro educativo de Walnut estuvo muy de acuerdo con la idea de proveer a los estudiantes con almuerzos vegetarianos y expresó, “Los animales no deben ser nuestro alimento, la comida vegetariana es buena para la salud y protege el medio ambiente. Lo que hace este programa de nutrición único es que enseñamos a los estudiantes a cómo cuidar del medio ambiente diariamente.”

“No sólo comemos una comida vegetariana nutritiva todos los días, sino que también enseñamos a los estudiantes sobre la relación entre la dieta y el cuerpo, y cómo esos nutrientes son buenos para la salud”, dijo Chet.

“Como escuela, una de nuestras contribuciones al planeta es animar a los estudiantes a convertirse en vegetarianos. No se deben usar animales en nuestra dieta, las frutas y verduras nos mantienen saludables. Queremos desarrollar una perspectiva global en los niños, sabiendo que una persona puede impactar al mundo de diferentes maneras. Con estas perspectivas, nuestros estudiantes comienzan a comprender el entorno en el que los alimentos pueden afectar la existencia humana”.

Charles (Chet) Crane, director de la escuela primaria, enfatizó el desarrollo de las perspectivas globales de los estudiantes de que pueden aprender a proteger la tierra cuando comen.
Debbie Lee, la directora ejecutiva de la fundación, dijo: “La dieta vegetariana puede cultivar la amistad y el amor de los niños por todos los seres”.

Los estudiantes desarrollaron perspectivas globales a partir de su dieta diaria y aprenden un hecho increíble: lo que está en el plato de todos está afectando el cambio climático y podemos proteger el planeta mientras comemos.

Director Charles (Chet) Crane

La directora ejecutiva de la fundación educativa, Debbie Lee, dijo: “Promover el vegetarianismo en las escuelas puede cultivar la compasión de los niños desde una edad temprana para que puedan tener un corazón bondadoso hacia las personas, las cosas, todos los seres y saber cómo cuidar de su planeta”. Luego agregó, “Después de la pandemia, siento que las escuelas de Tzu Chi deben trabajar duro para reforzar la construcción del carácter en los niños. La promoción del vegetarianismo es para nutrir la compasión que todos tenemos. Es una muy buena educación”.

Shuyan Chen, enfermera practicante de TIMA, comenta, “El alimento básico de hoy en día es la pasta, que consiste en tomates, salsa de tomate, brócoli, y carne hecha de verduras. Este alimento contiene proteínas, vitaminas, minerales y otros ingredientes nutritivos que los niños necesitan. Las frutas como los melones son ricos en vitamina C y fibras que promueven el peristaltismo intestinal y la defecación suave, los cuales son adecuados para las necesidades de crecimiento de los niños”.

Variedad de recetas que se adaptan a las preferencias de los niños

Jiwei Sun, chef del colegio, no siempre fue vegetariano y preocupaba a sus padres debido a su dieta y hábitos. Cuando se unió a Tzu Chi, cambió su dieta de carne a vegetales, luego convirtiéndose en chef del colegio del centro educativo. Sun trabaja duro en conjunto con el nutricionista del colegio y prepara platos basados en las sugerencias de los voluntarios sobre los platillos favoritos de los estudiantes.

Él dijo: “Creo variedades basadas en un menú diseñado por el nutricionista, prestando atención al equilibrio nutricional además del sabor. Actualmente, hay dos tipos de almuerzos: occidental y chino. Los platillos chinos incluyen huevos revueltos con tomates, huevos al vapor, arroz de cerdo picado, arroz frito con jamón, fideos fritos y arroz frito con huevos. La comida al estilo occidental incluye una variedad de pasta, como pasta con salsa de tomate, pasta con salsa de champiñones, strichetti, pasta teriyaki, pizza, hamburguesas, sándwiches, tortillas mexicanas, papas fritas, etc. El menú cambia cada mes para que los niños prueben diferentes platillos, y poco a poco se enamoren de la dieta vegetariana”.

Luego agregó: “Al cocinar verduras nos esforzamos por crear variedades. A la mayoría de los niños no les gustan las verduras. Tenemos mucho cuidado con esto. Ahora, prefieren el brócoli, la coliflor y el pepino. En cuanto a otros vegetales, como el repollo y la col china, necesitamos crear variedades”.

La autoenseñanza para establecer la visión correcta sobre la comida

La maestra Calette Sinae García, quien se dio cuenta de la naturaleza transformadora de la dieta vegetariana y la salud, ha sido vegetariana durante 16 años.

La maestra de preescolar Calette Sinae García es vegetariana desde hace 16 años. Ella comenta, “Todo comenzó cuando estaba en la escuela secundaria, mi familia y yo teníamos sobrepeso, sufríamos de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y cosas así”, y dijo, “Comencé a preguntarme, ¿quiero tener los mismos problemas de salud como mi familia?, o ¿quiero hacer cambios hacia un estilo de vida saludable y mejor? Entonces, decidí hacerme vegetariana, y lo hice poco a poco. No solo bajé de peso, sino que mejoré cada vez más en cada paso.”

Ella está muy feliz de estar enseñando a los estudiantes de preescolar de Tzu Chi, y aprecia la oportunidad de ayudar a los niños a desarrollar desde una temprana edad una perspectiva positiva sobre los beneficios de una dieta vegetariana.

Establezca los hábitos alimenticios correctos para los niños, y un pequeño cambio puede cambiar por completo la vida de un niño y cambiar el mundo.

Maestra García

“A menudo animo a los niños a probar el sabor, incluso si no quieren, querrán probar”, dice García. “Y si no lo intentan, es posible que nunca sepan si les gusta o no; y pueden cambiar por completo después de unos cuantos bocados. Muchos estudiantes pasaron de rechazar los vegetales a comerlos felizmente todos los días”. La educación y el cultivo de estas ideas en los estudiantes es una labor de cada día que se puede lograr sin que ellos sientan presión. Según su experiencia, muchos niños que no prueban los vegetales empiezan a gustarles al ver que a sus compañeros de clases les gustan.

Siento que comer carne es como comerme a mí mismo porque los animales también tienen vida.

Director Charles (Chet) Crane

Ziyu Li, un niño de ocho años, dijo: “Si eres vegetariano, no matarás a los animales pequeños y pueden vivir bien”.

Ruishen Qiu, de ocho años, dijo: “Si alguien te golpea, te duele, pero si te matan, te dolerá mucho más. Entonces, si comemos carne, es como si estuviéramos matando a esos animales, se sentirían muy infelices y dolidos.”

Con estas reflexiones de los estudiantes, es posible ver cómo las semillas del vegetarianismo han sido cultivadas en sus mentes. Así, ellos pueden empatizar con el dolor de los animales que están siendo sacrificados.

Prevenir enfermedades al proteger el recurso del agua

Los voluntarios de Tzu Chi estaban cultivando verduras en el parque, las plántulas están prosperando y listas para ser trasplantadas a la huerta.
La huerta está lista para las plántulas de hortalizas, cuya futura cosecha se utilizará como ingredientes para los almuerzos de los estudiantes.

Según David Seto, un internalista, “Más del 90% de los pacientes de medicina interna sufren de presión arterial alta, diabetes y niveles altos de azúcar en la sangre. Todas estas enfermedades son el resultado de la dieta, que siempre ocurre al mismo tiempo, como un paquete. No saben por qué contraen las enfermedades y es algo que envejece, pero en realidad es tu cuerpo el que protesta”.

“Yo sigo una dieta vegetariana por tres razones: la salud, el medio ambiente y la salud mental”, agregó. “Una dieta vegetariana definitivamente puede reducir las enfermedades crónicas, disminuir el azúcar en la sangre, mejorar la diabetes, el colesterol, la presión arterial alta, reducir el estrés y reducir el potencial de cáncer, especialmente el cáncer de próstata”.

Yu Nan Liang nació en un hogar donde se le enseñó a comer de forma vegetariana y ya lleva casi 40 años siguiendo este estilo de vida. Ella siente que el vegetarianismo es un compromiso de por vida el cual promueve la buena salud y beneficia al medio ambiente. Ella ha estado enseñando a sus hijos este estilo de vida y les muestra que la ganadería perjudica el medio ambiente. Al mismo tiempo, ella les enseña compasión al llevarlos a una granja santuario para que vean que los animales son amigos que deben ser amados y cuidados.

Si se logra que los niños desde pequeños generen el conocimiento y el hábito de una dieta vegetariana, se les prepara para mantener un cuerpo sano, y a tener la consciencia para ayudar a otros a hacer lo mismo.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁