Tzu Chi apoya con becas escolares para que los estudiantes cumplan sus sueños

Oficina Nacional  |  31 agosto, 2022
La directora ejecutiva de Tzu Chi USA, Debra Boudreaux (derecha), el director del Centro de Servicio - El Monte, James Chen (izquierda), presentan la beca a Aliya Roserie (centro), una estudiante que ha ganado la beca por cuatro años consecutivos. Foto/ Wesley Tsai

Escrito por Shu Li Lo
Adaptado al español por José Beltrán Contreras
Editado por M. Carolina Saheli

El pasado 9 de julio, se llevó a cabo uno de los eventos más esperados en el Centro de Servicio de El Monte: la “Ceremonia de Entrega de Becas Tzu Chi 2022”. Se trató del primer acto de este tipo desde el brote de la pandemia. La ceremonia se celebró en medio de un ambiente de gratitud, solidaridad y felicidad donde Tzu Chi USA otorgó 19 becas a 10 estudiantes universitarios y 9 graduados de secundaria de familias de bajos ingresos.

Los estudiantes que reciben las becas prestan atención a la ceremonia de entrega. Foto/ Wesley Tsai
Los estudiantes que ganaron las becas y los voluntarios de Tzu Chi en una foto juntos. Foto/ Shu Li Lo

Cada uno de los ganadores recibió 1 500 USD en becas. Este apoyo es esencial para que los estudiantes puedan continuar sus estudios, graduarse de la universidad, encontrar un trabajo y tener un futuro brillante. Muchos de los beneficiarios se unieron a la Asociación Universitaria de Tzu Chi y se sumaron a las jornadas de distribución de alimentos y clínicas gratuitas.

En estos tiempos económicos inciertos, los estudiantes recibieron el generoso dinero de la beca con amor y gratitud. Este apoyo ayuda a aliviar algunos de los problemas financieros que cada estudiante puede estar enfrentando.

Cada uno tiene su propia historia de dificultades

“La beca del año pasado me ayudó mucho, compré libros, boletos de estacionamiento y transporte. Viajo de Downey a Fullerton para ir a la escuela. Me lleva unos 60 minutos llegar al trabajo y volver, eso es mucho tiempo y dinero. Tzu Chi me ayudó, ¡muchas gracias!”, dijo Ashley González, una estudiante que recibe la beca de la Fundación por segundo año.

Ashley Gonzalez ofrece un emotivo discurso. Foto/Wesley Tsai

La historia de Angelina Quint también ejemplifica el impacto que estas becas tienen no solo en la vida de los alumnos, sino también en la de sus familias. La madre de Angelina sufre de cáncer, mientras que su hermano padece de enfermedades de salud mental, lo que hace que su familia lleve cargas financieras y de cuidado bastante complicadas. Sin embargo, esto no afecta la determinación y perseverancia de Quint para trabajar duro y ser positiva. Aunque ella tiene varios trabajos para ayudar a su familia, mantiene un excelente nivel académico.

Mi mamá y mi hermano no pueden trabajar, así que tengo que hacer varios trabajos para mantenerlos. Es muy difícil pagar mi propia educación en estas circunstancias porque mis cuotas escolares son muy caras. Puedo usar la beca Tzu Chi y pagar toda mi educación. Estoy muy agradecida de que me hayan otorgado la beca. Así puedo continuar mi educación para alcanzar mis sueños.

Angelina Quint
Beneficiaria
Angelina Quint (segunda de derecha a izquierda) vino a la ceremonia de premiación con su madre (segunda de izquierda a derecha), quien tiene cáncer. Foto/ Shu Li Lo

La estudiante también es un ejemplo de que la solidaridad es contagiosa, ya que ella dedica parte de su tiempo como voluntaria de Tzu Chi y participa en las distribuciones de alimentos en la comunidad.

Aliya Roserie ha recibido la ayuda de Tzu Chi por cuatro años consecutivos. Ella explicó que la fundación no solo le ayudó académicamente, sino que también le ofreció apoyo emocional. “Quería ir a la escuela de medicina para continuar mis estudios, [Tzu Chi] me apoyó durante los últimos cuatro años. Estoy muy agradecida con Tzu Chi y agradezco sinceramente el apoyo continuo”.

Con un fuerte abrazo, Gauri Gusain (derecha), estudiante de la India, le agradece a la directora ejecutiva de Tzu Chi USA, Debra Boudreaux. Su madre y hermano estuvieron desempleados durante la pandemia, así que la beca fue de gran ayuda para continuar con sus estudios. Foto/ Wesley Tsai

Como resultado de la pandemia, muchas escuelas cambiaron a la educación remota, y por lo tanto, los estudiantes no pudieron acceder a los tableros de anuncios escolares para aprender acerca de las becas que ofrece Tzu Chi. Sin embargo, debido al menor número de ganadores este año, los voluntarios pudieron entender los problemas de los estudiantes y dieron una atención más personalizada a cada uno de ellos.

La voluntaria Vera Yeh (derecha) intercambia información con los estudiantes premiados para mantenerse en contacto. Foto/ Shu Li Lo
Padres de familia acompañan a sus hijos en la ceremonia de premiación. Foto/ Shu Li Lo

Vera Yeh, voluntaria responsable de asuntos de caridad en la Oficina Nacional de Tzu Chi USA, explicó que la beca se otorga a estudiantes de familias de bajos ingresos que están motivados para estudiar a pesar de sus difíciles circunstancias familiares.

Entre los ganadores de este año, descubrimos que las familias de algunos estudiantes están en situaciones muy malas y transferimos el caso de varios de ellos al equipo de caridad que se encargará de entender su situación, cuidar de ellos y ayudarles.

Vera Yeh
Responsable de asuntos de caridad
Tzu Chi USA

Regresar la caridad recibida

César Pacheco fue el maestro de ceremonias e intérprete de español durante la entrega de becas el 9 de julio. La historia de César está llena de perseverancia y determinación. Después de que su familia emigrara de México a la ciudad californiana de Fresno en 2002, César recibió una beca de Tzu Chi en 2013 para ir a la prestigiosa Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

El maestro de ceremonia, César Pacheco, fue premiado con una beca de Tzu Chi para continuar con sus estudios. Foto/ Wesley Tsai

Con este apoyo, César pudo pagar una parte de su vivienda, lo que ayudó a disminuir la carga de sus gastos educativos. Después de graduarse, se puso en contacto con Ruzhen Wu, voluntario de Tzu Chi, quien lo animó a participar en la distribución de alimentos que organiza la Fundación. En ese momento César ya estaba trabajando como  gerente de una empresa de bienes raíces comerciales, pero eso no impidió que se tomara el tiempo para ser un integrante activo en la “Ceremonia de Entrega de Becas Tzu Chi 2022”.

“Estoy feliz de estar aquí para ayudar con la interpretación en español y ser el maestro de ceremonias para que los padres hispanos presentes puedan entender lo que se está diciendo. Estoy feliz por los estudiantes que van a recibir becas hoy y por los padres que están apoyando a sus hijos para que puedan tener éxito en sus estudios. ¡Gracias, Tzu Chi, gracias!”, exclamó César. 

Durante el evento, Rui Zhe Li, un estudiante de último año que se graduó de los Voluntarios Universitarios de Tzu Chi, animó a los estudiantes que recibieron las becas.

Las becas no se tratan solo de dinero, sino de la gratitud y la compasión que se recibe de parte de Tzu Chi. Espero que continúen trabajando duro y sean parte de la familia Tzu Chi en el futuro.

Rui Zhe Li
Estudiante de los Voluntarios Universitarios de Tzu Chi

La delicadeza del proceso de becas

La voluntaria a cargo del programa de becas de la Oficina Nacional de Tzu Chi USA, Vera Yeh, explicó que cuando reciben las solicitudes de becas de los estudiantes, se dan cuenta de que cada familia tiene sus propias historias de lucha.

Desde el momento en que aprendemos sobre los estudiantes, hasta el momento en que reciben sus becas, los cuidamos llamándolos por teléfono y haciéndoles visitas domiciliarias, porque lo que ofrecemos no es solo una beca, es que queremos que conozcan la gratitud y la compasión de Tzu Chi, y el amor y el cuidado entre las personas.

Vera Yeh
Voluntaria a cargo del programa de becas

Durante estos años, Vera Yeh ha mantenido un estrecho contacto con los estudiantes y ha estado disponible para apoyarlos en cualquier circunstancia. Por ejemplo, cuando Yeh se enteró que uno de los estudiantes contrajo COVID-19, le envió comida. El estudiante entonces se dio cuenta de que no estaba solo. A lo largo de los años, los voluntarios de Tzu Chi han sido testigos de la alegría que sienten los estudiantes cuando se convierten en voluntarios.

Los voluntarios preparan deliciosos alimentos para los estudiantes becados y sus familias. Foto/ Wesley Tsai

La educación es una forma de cambiar la vida de una persona. 

Tzu Chi reúne el cuidado y las bendiciones de sus voluntarios deseando a cada estudiante que gana una beca una vida segura y exitosa, y la oportunidad de lograr su sueño. Con el apoyo de Tzu Chi, esperamos capacitar a los estudiantes aún más para que puedan contribuir al mundo de una manera positiva.

Más Noticias

X
微信裡點"發現"
掃QRCode便可分享此頁
複製網址
前往微信
按"複製網址"後複製連結後,再按"前往微信"即可前往微信App分享此頁